5 ene. 2011

Fringe: Con un pie aquí y otro allá

Mucho he tardado en terminar la segunda temporada de Fringe, y no porque no me estuviera gustando (me sucedia todo lo contrario), sino porque en ocasiones seguir una serie con alguién trae estas consecuencias (pero bueno, mientras me siga regalando series como Carnivale se lo iré perdonando :p). Pero como todos sabeis el parón navideño siempre es buena ocasión para poner remedio a estos retrasos así que en este post podreis disfrutar de una breve reseña de lo que ha dado de si esta segunda e intensa temporada.

Por lo tanto, si no has tenido ocasión de ver el Teatro de la Ópera de Vancouver en Fringe, mejor no sigas leyendo tras estas líneas.

Una de las cosas que más se le había criticado a Fringe hasta ahora ha sido su lado procedimental, y aunque no quiero entrar en ese debate, nadie puede afirmar que la serie jugara al engaño, ya que ha sido así desde el principio. Si bien es cierto que la primera temporada se hizo mucho más disfrutable cuando entraron en materia y exploraron el patrón, las implicaciones de Walter en los sucesos y la realidad alternativa. Es por esto que una vez demostrado de lo que es capaz puedo llegar a entender que existan voces que critiquen los capítulos más procedimentales. O podía entenderlo, porque en esta segunda temporada se han currado particularmente este aspecto regalándonos capítulos muy grandes a pesar de estar centrados en un "caso del capítulo" como el 2x11 "Unearthed" en el que la División Fringe investiga un pueblo con malformaciones, o el 2x17 "White tulip" en el que los pasajeros de un tren aparecen muertos, sin energía, al igual que sus aparatos eléctricos.
Y es que no solo han mejorado los casos, sino que le han añadido un componente sentimental o una mayor implicación de los personajes por lo que las repercusiones del caso son mayores (afectan al desarrollo de los personajes y/o de la trama general).

Pero vamos al meollo de la cuestión, que no es otro que el tema del otro universo y de la guerra que entre ambos se avecina. En esta segunda temporada se avanzado mucho en este sentido, haciendo subir a Fringe un par de peldaños en calidad e intensidad, teniendo su punto culmen en la gran season finale que nos brindaron.
Poco a poco hemos ido avanzando desde el inicio en las que creíamos las intenciones del otro universo, de una guerra entre ambos mundos, a la par que ibamos conociendo más el pasado de los tres pilares de la serie: los experimentos de Walter y sus descubrimientos, las fortalezas de Olivia tras las pruebas a las que fue sometida en su infancia, y cómo se produjo el secuestro de Peter. Es precisamente este secuestro el motor de la rivalidad entre ambos universos ya que como descubrimos en los dos últimos capítulos, todo lo que hace Walterative lo hace para recuperar a su hijo y gracias a él poder destruir el otro universo que tanto daño le ha causado. Todavía nos falta saber porqué Peter es tan especial para ser el único capaz de activar el mecanismo que destruya la realidad que conocemos (supongo que será por vivir tanto tiempo en los dos mundos).


A la par que ibamos profundizando en la trama general, también conocíamos más a los personajes y cada vez éstos iban encajando más entre si, estrechando sus lazos y potenciando su química. No solo me refiero a Peter y Olivia (ainsss), sino también a Olivia y Walter, y a este último con Astrid (se de alguién que incluso ve ahi un interés romántico xDD).
Muchos llevabamos esperando este acercamiento entre Olivia y Peter mucho tiempo y es algo que se ha llevado muy bien, lento pero seguro, con Olivia controlando sus sentimientos a pesar de todo lo que sabía. Pero todo tenía que explotar y lo hace a lo grande en la season finale cuandoésta le cuenta el plan de Walternative.

Ciñiéndonos a la season finale, ésta ha sido de órdago con la Walter, Olivia y los otros 3 "niños prodigio" de misión en el otro mundo al encuentro con William Bell (a.k.a el señor con las orejas más grandes del mundo, por encima del padre de Sydney Bristow) para poder traer a Peter de vuelta y de paso impedir la destrucción del mundo. Todo un acierto la forma en que estuvo contada (desde el medio y volviendo atrás), cargada de acción e intensidad, y con una trama prfctamente llevaba.
Asunto a parte fue la emoción de conocer a los dobles de los protagonistas y sus funciones en el otro universo. Y mucho más tras ver cómo terminó todo, con Olivia siendo retenida y suplantada por la del otro universo. Veremos cuales son las intenciones de la Olivia infiltrada, de cómo se las apaña nuestra Olivia para escapar de ese mundo y de los planes de Walterative, porque está claro que por su hijo MA-TA.

Fringe ha dado el salto de calidad para convertirse en uan de las grandes, y lo que es mejor, por lo que he podido leer por ahi la cosa no ha hecho más que comenzar.

5 comentarios:

manganxet dijo...

Creo que hemos terminado la segunda Fringe al mismo tiempo más o menos xD

A mí la primera temporada no me gustó nada, no sé ni como la terminé y mucho menos como me puse con la segunda (supongo que por el cliffhanguer), pero no me arrepiento para nada. Fringe es mi nueva obsesión.

5 de enero de 2011, 18:16
satrian dijo...

El final de la segunda fue una maravilla que nos dejó a todos alucinados.

5 de enero de 2011, 19:33
Oscar dijo...

Pues yo disfruté como un enano con la primera temporada, es verdad que hay capítulos pero infumables e insoportables que pensaba que nunca iban a terminar, pero en conjunto el recuerdo que tengo de la primera temporada (la ví allá por septiembre del 2009) es muy bueno, y qué decir de la segunda, la calidad de los "supuestos" capitulos autoconclusivos subieron como la espuma y bueno en el 2x04 ya teníamos respuestas de lo que hizo Olivia en el otro universo, se agradece una bestialidad que los misterios se vayan solucionando y renovando cada cierto tiempo. ¡Disfruta la tercera temporada! Porque de 9 capitulos emitidos todos son sobresalientes.
UN SALUDO!:D

6 de enero de 2011, 11:09
WATANABE dijo...

Una de mis series favoritas del momento. Disfruto tanto o más de los episodios autoconclusivos como de los serializados. Los primeros muchas veces sirven para desarrollar a los personajes principales. Rezo todos los días al dios de las series para que no la cancelen.

6 de enero de 2011, 14:51
minuto47 dijo...

Creo (y espero) que la serie dé el salto en su tercera temporada y dejen un poco de lado el procedimentalismo. Con la pedazo de historia que tienen para contarnos ahi, no sé por qué se andan con chiquitas, creo que la historia les da para mucho más de lo que están haciendo.

Pero bueno, si no me equivoco en la T3 parece que ésto se va a hacer realidad y la voy a disfrutar más aun que ésta recta final de la 2ª.

Por cierto, creo que el tema del tren es el capítulo "White Tulip", no el de "Olivia".

Y con respecto a ese final... no quiero decir nada sobre la serie porque sé que la estás viendo ahora, pero es un final Alias total, quien diga que no está influenciado o se parece es que alaba demasiado Fringe, sin duda.

Creo que no podré esperar mucho para ponerme con la 3 ^^

6 de enero de 2011, 22:59