8 ene. 2011

Disfrutando de las lágrimas

En las series, como en la vida, todo es cuestión de expectativas, las dichosas expectativas que tanto influencia tiene a la hora de que una serie nos guste o no, o de que una temporada esté a la altura de lo deseado o se quede a medio gas.
Esto viene hoy a colación fruto de la cuarta temporada de Brothers & Sisters, una temporada de la que no esperaba nada del otro mundo viendo como se había desarrollado la tercera (que para nada fue mala, pero tampoco nos trajo nada especial), pero que ha conseguido tenerme encantado e incluso enganchado a lo largo de toda la temporada. Y es que mira que pido poco, dame un buen drama con el que llorar junto a los Walker y seré feliz. Y vaya si me lo han dado en esta cuarta temporada.

Si no conoces todavía lo que me ha hecho llorar tanto, te aconsejo que no sigas leyendo ya que multitud de spoilers poblarán el texto.


La temporada ya comenzó fuerte, los Walker no son una familia que se ande por las ramas, asi que ya desde el principio se nos presenta la difícil situación que vivirán en estos 24 capítulos que comprondrán la temporada: el primero y más importante es el que le toca vivir a Kitty cuando le diagnostican un cáncer. Katty siempre ha sido mi personaje favorito (no solo por Ally, sino también por mi interés por la política) por lo que todavía disfrutaba más pasandolo mal junto a ella.
Este ha sido sin duda el drama de la temporada, pero no el único, ya que Justin no ha pasado su mejor temporada (¿cuándo le tocará una en la que sea feliz verdaderamnete?) con el agua al cuello en la carrera de medicina y con Rebecca esperando un hijo que no desea, y por si fuera poco, sin saber qué quiere hacer con su vida.
Y hablando de no saber qué hacer con su vida, nos hemos encontrado con Kevin quien cansado de la política decide dar un cambio en su vida...¿destino? Ni él ni nosotros lo sabemos todavía...lo que si sabemos es que está decidido a ser padre junto a Scotty, trama ue aunque no gran cosa ha servido para tenerlos/nos entretenidos.

Pero los problemas no terminan aqui, ya que Comidas Ojai atraviesa por su peor momento económico y se encuentra con el enemigo en casa ya que Ryan, aliado con el enemigo, se dedica a pasar información y a boicotear las intalaciones cuando estaban saliendo a flote. Sarah es la que se toma la situación de forma más personal, implicándose al máximo para salvar la empresa mientras que en su casa vive una complicada situación fruto del vencimiento de la permanencia en territorio estadounidense de su nuevo novio frandes: el hasta ahora perfecto Luke (aunque no tanto para el hijo menor de Sarah).


Y cuando ya creíamos que teníamos suficiente drama se nos sacan de la manga una trama del pasado en un fántastico episodio doble en el que descubrimos que tras una desafortunada pelea Kevin deja en silla de ruedas a un amigo que solo intentaba besarle. Esto es mantenido en secreto por sus padres lo que nos lleva al enfado de Kevin con Nora (como si ella no tuviera bastante con intentar ser estafada por su último ligue). Gracias a esta trama podemos ver momentaneamente como eran las relaciones (y los físicos!) de todos por aquel entonces, loq ue hace que sea un capítulo doble muy entretenido, además de poder ver como fue la salida del armario de Kevin (al menos con Kitty).

Pero no todo han sido lágrimas en esta cuarta temporada ya que como es propio en los Walker no han faltado las reuniones familiares rodeadas de vino (divertidísimo el momento baile junto a Luke), las bodas (hasta 4 si mal no recuerdo, qué momento el del desvanecimiento de Kitty!), las conversaciones telefónicas multitudinarias, los cotilleos (muy grande Sarah contandole su romance parisino)...y así un largo etcétera en el que no me puedo olvidar de comentar la genialidad del duo Nora-Holly (un acierto que dejaran de una vez por todas sus problemas atrás) en ese road trip en el que para intentar salvar la empresa llegan hasta a robar un coche.
Mención aparte para Scotty quien me ha enamorado perdidamente este año, mucho más participativo con la familia Walker, más simpático que nunca, atractivo como siempre y todo un amor animando y apoyando a Kevin en todo. Ojalá le vayan bien las cosas en su restaurante junto a Saul, porque si hay alguien que se lo merece ese es él.


Y ya que sale el nombre de Saul mejor meternos de lleno en la gran season finale que nos tenían preparada. Nada más comenzar ya salía el tema del VIH por lo que a nadie debió pillarle por sorpresa que en los segundos finales Saul confesara estar enfermo. Lo que si fue más emocionante, aunque tampoco del todo sorprendente, fue el espetacular accidente vivido. Porque vale, entendemos que si a escasos minutos para el final todos los miembros se encuentran en coches (y encima algunos hablando por teléfono) un accidente va a suceder (y más si la temporada comenzaba con un amago de accidente de Rebecca y Kevin) pero lo que no se veía venir es que dos coches Walker se vieran involucrados en el accidente del camión.
Personalmente me encantan estos finales de temporada cargados de dramatismo, y aunque este intentó ser por todo lo alto, que los que salgan mal parados sean Holly y Robert pues le resta efectividad porque son do de los persnajes menos queridos (por mi), sobretodo este último al que incluso llegué a detestar (en esta temporada nos hemos reconciliado un poquito).
Si les hubiera tocado a Sarah o a Nora, o incluso a Scotty, podría perfectamente estar llorando aun hoy.

Como podeis ver, la cuarta temporada ha estado cargada de emoción e intensidad, conjugando a la perfección el drama (y qué dramas) con los momentos más cómicos.
Es loq ue comentaba al principio de las expectativas, no esperaba encontrarme con uan temporada tan redonda como esta y por eso la he disfrutado muchísimo. Ahora me enfrento temeroso a la quinta y polémica temporada, la cual muchos están disfrutando, pero tantos otros critican. Eso ya será otro tema, porque aun me toca esperar para hincarle el diente, asi que mientrás tanto disfrutaré el buen sabor d eboca que me han dejado los Walker.

P.D: He conseguido acabar un post de Brothers & Sisters sin mencionar Parenthood. Si, se puede.

8 comentarios:

fon_lost dijo...

Cuándo empezarás la 5? No quieres verla a ritmo americano? A mí la cuarta me pareció un temporadón de los pies a la cabeza. Puede ser que el cambio de una temporada a otra te desencante, pero no dejan de ser los Walker, y ellos en sí mismo son muy grandes. Yo soy pro-quinta temporada, pero también te confieso que yo soy muy pro-Walkers! En fin, que te queda mucho por disfrutar! Go Kevrah!

8 de enero de 2011, 20:59
María_MC dijo...

Me pasó como a ti. Tras una tercera temporada ni buena ni mala, llegué a la cuarta con recelo pensando que lo mismo la fórmula estaba acabada y me encontré con una temporada GRANDIOSA, así con letras mayúsculas.
Fue la temporada de la reivindicación de Kitty, su trama del cancer llevó, en mi opinión, gran parte del peso de la serie y lo sacó de forma brillante.

En mi caso, el personaje que comenzó gustándome pero cada capítulo que pasa me entusiasma más y más es Sarah. Casi la he puesto al nivel de Kevin y todo (con lo de Go Kevrah, pensé que me estropeaba de risa).

Siendo drástica, lo mejor de la temporada fue la desaparición definitiva del reparto de Tommy. Nunca me gustó, me parecía aburrido.

Gran serie y gran post.

8 de enero de 2011, 21:06
Bertoff dijo...

Chico, no entiendo donde estuviste metido mientras el resto veíamos la 4ªtemp. de B&S porque desde muy temprano todos los fanses estuvimos de acuerdo en que estábamos ante la mejor temporada de toda la serie!!! Yo recuerdo que no hubo capítulo que no me sacara unas lagrimillas!!

No te comentaré nada más porque ahora lo que tengo reciente es ya de la 5ª y.. no puedo esperar a que empieces a verla cuanto antes!!! jajaja

9 de enero de 2011, 0:31
LiPooh dijo...

Yo voy a ser la nota discordante, porque a mí no me gustó tanto. Tanto drama, tantos lloros me terminaron cansando. Era como si lo que no les hubiese pasado en 3 temp lo sufriesen todo en ésta. Un poquito de drama bien, pero ¿era realmente necesario tanto?

Aún no me he repuesto del final así que no sé cuando veré la 5...

Saludicos,

9 de enero de 2011, 11:54
Un telespectador más dijo...

Sigo la serie doblada, de ahi que me ponga con las temporadas más tarde que vosotros, por lo que la quinta tendrá que esperar por ahora.
Siempre me ha echado para atrás verlo en VO porque hablan muy rápido, tiene multiples conversaciones en una mes, o telefónicas y creo que me perdería.

Los Walkers son muy grandes, pero creo que no volvereos a tener una temporada a este nivel.

9 de enero de 2011, 15:07
Adicto tv dijo...

Una serie es grande si sus personajes lo son, y los Walker son enormes. No sabía que había gente en contra de la quinta, yo con uno de los últimos capítulos emitidos de esta me pegué un hinchón de llorar bastante considerable.

La cuarta es brillante, quizás mucho drama, si, pero combinado con comedia no se hace pesado. Creo que no soy capaz de sacarles defectos, aunque me encuentre con un capítulo malo.

9 de enero de 2011, 15:32
Serieina_Felipe dijo...

Brothers & Sisters es fantástica y la cuarta temporada fue muy grande. No digo que fuese la mejor de todas (a mi me gustaron todas) pero si que tuvo algunos de los mejores episodios (el episodio doble "Time after time" es TAN bueno!!).

El fallo que tuvo la temporada fue Ryan, pero por suerte subsanaron el error por bien del espectador. Qué personaje tan absurdo y repugnante.

Yo creo que la quinta te va a encantar. A mi me está encantando y sigue siendo tan buena como siempre.

Arriba los Walker!!

10 de enero de 2011, 13:20
Sandro dijo...

A mi me queda la mitad de capitulos de la cuarta temporada!
Y no he leido mucho para no spoilearme a mi mismo lo que pasa xd!

A mi la tercera temporada tengo que decir que me gusto bastante quizás es mi favorita junto con la 1!

Un besote.

11 de enero de 2011, 16:58