19 may. 2011

Y Boston Rob se coronó definitivamente


(Post miniresumen de Survivor: Redemption Island, por lo que habrá spoilers. Avisados estais)

Es una realidad, tras su cuarto paso por Survivor, en este caso por Redemption Island, Boston Rob se ha coronado definitivamente. Para unos como uno de los grandes concursantes de la historia del reality y para otros, por el contrario, como uno de los más detestables que ha pasado por el programa.
Creo que a estas alturas ya sabeis que yo me encuentro en el grupo de los primeros y por tanto he disfrutado muchísimo de esta edición, una edición un tanto sosa gran parte del programa, pero que precisamente porque parece hecha a medida para Rob, yo me lo he pasado en grande con ella viendo su supremacía desde el comienzo.

Esta vigesimosegunda edición de Survivor ha estado marcada más que nunca por la división en dos tribus capitaneadas por dos pesos pesados del programa: por un lado Russell en Zapatera, y por otro Rob haciendo lo propio en Ometepe. Y digo esto porque aunque se supone que el twist de la edición (además de traer a dos Stars de vuelta) era tener la posibilidad de volver al juego una vez hubieras sido expulsado gracias a Redemption Island, pero una vez llevado a la práctica resultó totalmente nulo. Bueno, nulo no, lo siguiente, sino que se lo digan a Matt que permaneció alli casi todo el programa para nada (o bueno, para volver y cagarla de nuevo y volver a ser expulsado).


Sin embargo, la separación de las tribus fue lo que marcó la edición desde el principio: Zapatera tenía al enemigo en casa por lo que decidieron expulsarlo lo antes posible, lo que significó su fin porque tras perder aposta esa prueba para deshacerse de él, fueron cayendo uno a uno hasta quedar reducidos a ceniza. Deseaba con todas mis fuerzas que Russell saliese cuanto antes, y con él desapareciese ese aire de Dios del programa que se trae, pero reconozco que me dio hasta penilla su despedida, y no porqué pudiese haber dado mucho juego, que podía, sino por sus lágrimas de amante del formato del que se despedía para siempre prematuramente.
En Ometepe todo fue diferente, desde el principio Rob se ganó a sus compañeros estableciendo una alianza estable que le permitiría avanzar en el programa sin ningún tipo de problemas. Y por si esto fuera poco venía con la edición aprendida de sus anteriores participaciones en el reality y no iba a dejar que esta vez los idols fueran un escollo en su juego por lo que pronto se hizo con las pistas y con el idol, lo que le proporcionaba una seguridad total.

Con la supremacia de Ometepe tras la merge el programa careció de emoción, siendo expulsados one by one (siempre había querido usar esta expresión desde la cabecera de Harper´s Island) cada uno de los integrantes de la vieja Zapatera. Fue entonces cuando quedaron los 6 de la alianza inicial cuando llegaría el tiempo de las traiciones y con ellas los blindsides que tanto nos gustan. Si bien no fueron tampoco nada del otro mundo (a esas alturas del juego, tal y como estaba la cosa entre ellos tampoco podia ser muy sorpresivo) si que le dieron un poco más de emoción al programa. En este punto me hubiese gustado que Grant hubiese llegado a la final junto a Natalie y Rob, porque ambos habían sido los más cercanos a mi querido concursante en toda la edición, pero lo más sensato era llevar al pirado de Philip en lugar de al rastas con lo que de este modo la victoria estaba asegurada.

La doble season finale nos deparo el regreso de Andrea al juego, cosa que particularmente me encantó porque siempre he tenido cierta predilección por esta chica (aun cuando intentó expulsar a Rob en un movimiento inteligente, por eso espero que vuelva en un futuro cercano). Aun así, era una rival a tener en cuenta por sus lazos con Zapatera por lo que su salida estaba más que justificada. A partir de ahi dominio de Rob ejerciendo su control sobre Philip y Natalie para meterse el premio en el bolsillo.


Rob ha dominado de principio a fin este Survivor, y por fin se ha hecho justicia ya que llevaba mereciéndose el premio desde aquella final junto a Amber (aunque todo quedase en casa). Ha demostrado proqué es uno de los grandes, imponiéndose tanto en el plano social (tan decisivo en este juego, tanto en relaciones de confianza como en estrategia) como en el terreno físico, y por si fuera poco también en el tema idols. Aunque haya lastrado la emoción y el ritmo del concurso con su supremacía (no quieor ni pensar lo mla que lo habrán pasado los que apoyaran a Zapatera), ha sido el concursante más completo, por lo que el premio era merecidísimo.

6 comentarios:

Dani dijo...

Yo era (y soy) muy fan de Rob, pero no hay nada de entretenido en ver a 17 personas chupándosela a un tío durante 39 días.

Solo espero que Andrea (que tampoco jugó bien, pero al menos tenía carisma), Stephanie y si te tiras de la moto Ashley y Julie aparezcan en algún all-stars.

De las temporadas más aburridas que recuerdo.

19 de mayo de 2011, 23:49
Dani dijo...

Y añado (que estoy un poco disperso) que estaría muy feliz si Rob hubiese ganado enfrentándose a la gente, como Parv en HvV, pero es que lo vimos salir del helicóptero y dijimos: "buah, se merienda a toda su tribu", y 3 meses más tarde vemos que es cierto, se merendó a toda su tribu. Es frustrante.

19 de mayo de 2011, 23:51
Un telespectador más dijo...

Dani, si está claro que emocion lo que se dice emocion no ha habido, y que si hubiese ganado de otro modo habria estado mejor todavía. Ha sido una edicion aburrida, porque no ha habido grandes movimientos, pero yo me quedé muy satisfecho igualmente porque por fin ganó mi Rob :D

19 de mayo de 2011, 23:55
fran dijo...

yo soy otro de los encantando con que Rob, por fin, haya ganado. es cierto que no se a enfrentado a grandes estrategas pero si a estado siempre a alerta y pendiente de sus aliados para que nunca se pusiesen en su contra,. lo cual es un gran logro.
en cuanto a la edicion tuvo dos fases aburridas, pero tuvo grandes momentos como el doble blindside a mat y el capituloo en el que expulsaron a grant, que fue genialo de principio a fin.
por cierto, creo que el titulo es un gran spoiler.
saludos

20 de mayo de 2011, 21:19
Un telespectador más dijo...

Fran, de acuerdo en que el titulo es un gran spoiler, pero es que no se me ocurria otro posible. Además, que aunque no hubiese ganado el titulo estaba justificado igualmente ;)

20 de mayo de 2011, 22:04
VaRyAmO dijo...

Reconozco que Rob se merecía el premio, pero es que los de su tribu eran unos inútiles! Las tías se pasaban el día tomando el sol sin preocuparse por buscar ni una triste pista para un idol, ni hacer ningún tipo de estrategia, se limitaban a hacer lo que Rob les decía en todo momento y ale, arreglado. Rob estaba tan confiado de tenerlo todo bajo control que hubiese sido MUY fácil haberlo tirado en cualquier momento, y con el idol en el bolsillo.

Matt tuvo en sus manos la oportunidad de darle la vuelta a la tortilla cuando volvió y la desaprovechó, así que me alegro que lo tiraran por segunda vez, por inútil!

ARRGG! xD

27 de mayo de 2011, 21:42