22 ago. 2011

¿Mereció la pena el rescate de Damages?

Vaya por delante que la que por aquel entonces fue la series finale de Damages me encantó, me pareció un broche más que notable para una serie que habia tenido un buen recorrido en sus tres temporadas. Por esto cuando se anunció la renovación por dos temporadas más por parte de DirectTV yo no las tenía todas conmigo. Ahora, pasado el ecuador de esta cuarta temporada (que recordemos tendrá 10 episodios) ya podemos hacer una primera valoración de lo que nos está ofreciendo esta "salvación"...

Creo que no cabe discusión al respecto acerca de que la clave de la serie siempre ha sido la relación entre sus dos protagonistas Patty y Ellen, la cual podría dar para una o varias tesis, por lo que si nos ciñeramos estrictamente a este aspecto de la serie debemos calificar esta temporada como muy interesante. En este sentido no se anduvieron con rodeos y pusieron toda la carne en el asador desde el primer episodio, lo que sin lugar a dudas se agradece y mucho.
Tras este 4x06 ambas trabajan unidas remando en la misma dirección, dispuestas a derribar High Stars a cualquier precio, lo que nos deja una recta final de temporada bastante prometedora.

Pero no solo del duo Patty-Ellen vive Damages, y aunque cada caso sea solo un mero vehículo conductor para mostrarnos cómo evoluciona esa relación, que estos sean interesantes y bien construidos es lo que engrandece todavía más a la serie. Precisamente esto es lo que está sucendiendo esta temporada, con un interesante caso contra High Stars empresa de seguridad privada que trabaja en Afganistan para el gobierno americano colaborando en la estracción de posibles terroristas, involucrando en ello a la mismísima CIA.
Además de las dimensiones del caso, este cobra mayor relevancia porque constituye el primer gran caso de Ellen, con el que podría por fin labrarse un nombre dentro del mundo de la abogacía.
Al tratar el tema que tratan, en el contexto que se está produciendo, es imposible no engancharse automaticamente al caso, sobretodo al conocer las dimensiones del asunto.

Otro de los grandes aciertos de Damages siempre han sido sus secundarios, siempre de altísimo nivel capaces de dar réplica a la mismísima Close, y en este aspecto se han lucido en esta temporada. Goodman está haciendo un trabajo excelente pero es que lo de Dylan Baker está siendo de órdago, un trabajo inconmensurable que huele a Emmy. Juntos son una mina y sus personajes tienen tanto que aportar por todo lo que tienen que perder que son maravillosos.

¿No hay entonces ninguna pega? Pues si, que Damages no es tan redonda. El problemilla, aunque menor, reside en el poco interés que tienen los flashforwards que nos han ido mostrando desde el principio, no porque no aporten a la trama (que lo hacen y de que manera) sino porque una vez visto el primero lo hemos visto todo, no avanzan ni lo más mínimo, pecando de repetitivos. Espero que finalmente nos sorprendan y den un giro con la identidad del muerto...que en esto Damages y su juego de espejos siempre han sido expertos.
Y ya por último espero que el tema de la nieta de Ellen, y de su hijo claro, nos lleve a alguna parte porque hasta el momento estorba más que aporta.

Resumiendo, que todas mis dudas inciales se han disipado gracias a una temporada que nada tiene que envidiar a su fantástico primer año o a su intenso tercero. Damages está haciendo las cosas muy bien.

2 comentarios:

satrian dijo...

Yo aun no doy opinión hay cosas que me están gustando mucho, entre otras la relación Patty-Ellen, y otras en las que patina bastante, que rechinan en una trama que de momento parece bien hilada.
Goodman y Baker dos grandes aciertos.

22 de agosto de 2011, 18:45
davebing dijo...

A mi me está gustando bastante. Si que es verdad que no están aprovechando los saltos temporales como en otras temporadas pero espero que en los capítulos que quedan le den más vidilla.

22 de agosto de 2011, 20:29