10 ago. 2011

El destino de Walter y Jesse

(Con el título no debería hacer falta el aviso de spoilers, pero por si acaso ya os digo que divago sobre el que creo final para los personajes de Breaking Bad)

Cuando una serie tiene como premisa el cáncer que sufre el protagonista sabemos que tarde o temprano, salvo algún milagro médico, su final está escrito desde el principio: la muerte.
A pesar de esto, el caso de Breaking Bad es un tanto diferente porque el protagonista, Walter White, decide meterse en el negocio de las drogas como productor de la mejor metanfetamina conocida (fruto de sus conocimientos como profesor de Química). ¿Y por qué esto hace su final diferente? Pues porque su cuñado no es ni más ni menos que un destacado miembro del cuerpo de la DEA (la policia antidrogas americana), lo que nos dejan en bandeja que la detención a manos de Hank pondrá fin a su personaje. Vamos, que se atisba en el horizonte un final similar al que muchos esperamos se produzca en Dexter gracias a Debra...
Y si a esto encima le sumamos que la enfermedad le está dando un poco de tregua...blanco y en botella.

Con un final más o menos cierto para Walter (y digo más o menos, porque trabajando para Gus uno nunca puede tenerlas todas consigo con cómo termine el asunto), nos queda por saber qué le puede suceder a Jesse Pinkman, su socio en el negocio desde sus inicios.
En las dos primeras temporadas su adición a las drogas lo ponían en una posición muy difícil que parecía no tener solución, pero con la ayuda de Walter y su posterior rehabilitación en una clínica logró salir del pozo en el que se encontraba. O eso creíamos porque viendo la situación en la que se encuentra actualmente (llegando casi a la mitad de la cuarta temporada) no las tengo todas conmigo.
Jesse está entrando en una espiral de destrucción que no me gusta un pelo. Es cierto que está muy solo y él no sabe vivir en soledad (y a mi me parte el corazón verlo así), pero debe tener más cuidado con sus acciones porque lo están situando al borde del abismo (qué contraste entre su actitud y la de Walter, pero claro, éste al menos tiene una familia en la que apoyarse).

Esta semana nos situamos tras el cliffhanger del 4x04 "Bullet Points", en el que está siendo llevado por el esbirro de "pollos" Gus hacia un lugar que desconocemos. Viendo como se está desarrollando la trama de Jesse, y el propio personaje en si, creo que su trágico final está más que claro a estas alturas...sobretodo si tenemos en cuenta que cada dia son más fuertes los rumores que afirman que la quinta temporada de la serie será la última.
¿Cuál es el destino por tanto de Jesse Pinkman? Pues desde el comienzo está claro que ya sea a causa de las drogas o de sus descuidados y despreocupados actos, acabará muerto. Por mucho que me duela, porque es mi personaje favorito de Breaking Bad, debemos de ir asumiéndolo ya.

Y no, no contemplo ese final idílico, que ahora se nos presenta como posible, en el que consiguen escapar sin dejar rastro. No debemos olvidarnos que la serie es la que es y trata de lo que trata, Breaking Bad versa sobre el trafico de drogas y aunque trata de no hacer juicios de valor al respecto (no se posiciona moralmente sobre el modo de vida de sus protagonistas, eso lo deja para el espectador) sabemos que lo que hacen no está bien y tarde o temprano pagarán por ello, ya sea con la muerte o con la cárcel.

1 comentarios:

francisco dijo...

pues la verdad es que el destino de Jesse parece bastante claro, no tanto como el de Walter que puede acabar detenido o muerto por cancer o asesinato,tampoco descarto que sobreviva a todo y deje el mundo de las drogas, pero que se quede jodido por las consecuencias de sus actos, que es lo que mi me gustaria :)

10 de agosto de 2011, 18:19