22 jun. 2011

¿Pero quién c**o mató a Rosie Larsen?

Mucho se ha hablado en los últimos dias sobre el controvertido final que ha tenido la primera temporada de The Killing, y yo no puedo ser menos y aportar aquí mi granito de arena al tema. Me circunscribiré a lo que nos ha dado la season finale, porque hace tres capítulos ya comentaba mis impresiones generales de la serie y más o menos se mantienen a tras ella.

De entrada decir que no me encuentro en ninguno de los extremos polarizados que se presentan, ya que no la considero la peor season finale ever, como algunos han dicho, ni tampoco ha terminado de maravillarme. Si es cierto que con el piloto nos encandiló y poco a poco nos fuimos desencantando un poco al ver cómo han ido desarrollando la investigación. Sin embargo gracias a los últimos tres capítulos han conseguido que el interés aumentase, porque creíamos que nos acercábamos poco a poco a la resolución del misterio del asesinato de Rosie Larsen. E ahí el principal problema para muchos, entre los que me incluyo. La serie se nos vendía bajo el lema "¿Quién mató a Rosie Larsen?" y la temporada ha terminado sin conocer este crucial dato. A priori no tiene porque ser algo negativo, pero teniendo en cuenta que toda la temporada se ha centrado exclusivamente en eso, sin abrir otras tramas que divergeran un poco del tema central, el resultado ha quedado un tanto deslucido.

Sin embargo, a mi no es el asunto que más me ha molestado, que lo ha hecho, sino que la traición de Holder me ha dolido profundamente. Soy de los que le costó conectar un poco con los dos polícias (aunque desde el primer momento ambos me llamaban la atención para bien) pero con el paso de los episodios, y sobretodo tras ese diferente y muy interesante capítulo 11 centrado exclusivamente en ellos, conociéndose y conectando, estaba más contento con ambos. Entiendo que han querido buscar de este modo el impacto de la traición, pero no me parece acertado porque se suponía que ambos debían ser la pareja protagonista de las sucesivas temporadas (cosa que ahora dudo).
Es esto lo que para mi ha deslucido en gran parte este cliffhanger final en el que veíamos que al que todas las pruebas apuntaban como asesino no se trataba más que del cabeza de turco de una oscura trama para apartarle de su carrera política. Si, una gran jugada contra Richmond, pero me importa cero verlo caer.

Por esto, entiendo que mucha gente critique este final, sobretodo teniendo en cuenta que AMC nos tiene acostumbrados a no dejar cabos sueltos y claramente esta primera temporada se ha quedado coja sin un asesino en firme.
Ya podían haber emulado a Motivos Personales y su final en la primera temporada: desvelarnos a la audiencia la identidad del asesino y ocultárselo a los protagonistas, si querian estirar el caso todavía más (casi no daba de si para una temporada con bastante paja, veremos cómo hacen para que nos cautive en una segunda).
Eso si, a mi no me han perdido ni mucho menos todavía, pero si me han decepcionado bastante.

5 comentarios:

satrian dijo...

A mí visualmente la serie me sigue maravillando, en guión ha tenido algún altibajo y la trama política no me convence mucho, pero decepcionarme no me ha decepcionado, aunque creo que es un error no acabar el caso Rosie Larsen esta temporada, veremos si llevo razón o no la próxima temporada.

22 de junio de 2011, 19:13
bvalvarez dijo...

Yo aún no estoy del todo segura de que lo de Holder sea traición o solamente falsificación de pruebas. Quizá sea porque me parece el personaje más interesante y no quiero que se hunda en el fango... Respecto a la finale, totalmente de acuerdo: no tanto ni tan calvo, como diría mi madre. Saludos!

23 de junio de 2011, 10:47
martinyfelix dijo...

Creo que la razón por la que la gente ha quedado tan descontenta ha sido porque después de vender la cara de la chica y quién la mató como lema, no resolverlo ha sentido como una patada en el estomago.
Aunque nunca se nos dijo que el caso fuera a resolverse, pero lo dimos por hecho.

24 de junio de 2011, 1:00
LiPooh dijo...

Yo sigo sin ver la traición de Holder. Nadie dijo que fuese un buenazo y siempre quiso atrapar a alguien como asesino, fuese uno u otro. Por eso supongo que el final no me ha desencantado como a todos. Está bien y va muy de acuerdo con la serie.

Saludicos.

24 de junio de 2011, 8:48
fon_lost dijo...

Lo de Holder puede ofrecer muchas lecturas: puede formar parte de la campaña anti Richmond de forma voluntaria...o no. Who knows! Y ahí tendremos a nuestra Linden, dispuesta a descubrir la verdad!

La temporada me ha gustado mucho.

24 de junio de 2011, 20:26