29 jun. 2011

Orgulloso de ser Brian Kinney


Esta noche el Gran Wyoming da desde su programa, El Intermedio (21:30), el pregón más mediático del Orgullo Gay de Madrid, dando así el pistoletazo de salida a las fiestas del barrio de Chueca (tan polémicas este año con sus conciertos silenciosos cortesía de mi querida Ana Botella). No es de extrañar que estos suceda en este programa, ya que dieron una lección de tolerancia hace unos cuantos meses con la organización de la caravana de palomos cojos para protestar por el comportamiento homófobo de miembros del consistorio de un pueblo de Badajoz.

¿A qué viene todo esto? Pues a que desde aquí también quiero hacer una pequeña reseña sobre este dia, o esta semana tan especial para el colectivo LGTB. Si el año pasado hacia un pequeño repaso de mis personajes televisivos gays favoritos (podeis leerlos aquí y aquí), hoy no puedo hacer otra cosa que centrarme exclusivamente en el PERSONAJE (si con mayúsculas) que más me ha llegado en este sentido, que no es otro que el gran Brian Kinney.
Dejando a un lado el innegable atractivo de Gale Harold, el personaje es sin duda la estrella de Queer as folk, serie que me marcó de principio a fin y que me hizo imaginarme otro mundo que posteriormente conocería. En cierto modo fue Brian una especie de modelo, o más bien alguién con quien me identifiqué mucho en el recorrido de la serie. Un personaje de aspecto duro y distante, pero en el fondo un pedazo de pan que se desvive por sus amigos, capaz de hacer todo por ellos.
A simple vista no es más que un pichabrava, un picaflor, pero bajo la superficie se esconde un chico que ha sufrido mucho (si, aquí vuelve a relucir el tópico de infancia complicada por sus padres) y que por tanto tiene esa coraza exterior. Pero una vez que logras ver más allá, o más bien entrar más allá de ella, hay un gran corazón, una bellísima persona en la que siempre te puedes apoyar, con la que siempre podrás contar.


Todo esto se refleja en su relación con Justin, protagonista de gran parte de la serie, pasando por diferentes momentos juntos: desde la aparente indiferencia en los comienzos, hasta el apasionado amor que después se profesan, pasando por momentos muy duros tanto en el tema familiar como en el de la salud. A las duras y a las maduras permanecieron juntos y de este modo pudimos conocer las diferentes facetas de Brian como de otra forma nos hubiera sido imposible.

Para mi Gale Harold siempre será Brian Kinney, alguién especial al que siempre le guardaré mucho cariño por todo lo que me ha calado. Aqui os dejo un momento muy significativo de la season finale de la primera temporada, por todo lo que implicó para los dos personajes y las consecuencias que trajo, que nos viene al pelo un día como hoy. Y si, lo reitrero, en Glee intentaron emularlos y como era de esperar...ni a la suela del zapato.

3 comentarios:

ainhop dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, enhorabuena. Me he reído mucho cuando dices lo de "otro mundo que posteriormente conocería", porque si es así yo quiero ser tu Daphne!!!

Recuerdo que cuando empecé a verla pensaba que iba a llamarme especialmente la atención, pero ya me di cuenta de que estaba confundida desde el primer capítulo. La he visto un montón de veces e incluso he comprado los dvds (para mi eso es dar un paso de gigante, la verdad).

Brian siempre me ha parecido un gran personaje, el mejor de la serie, pero también tengo claro que el que más 'crece' es Emmett. Me encantó su forma de interpretarlo (desconozco si el chico es gay, pero creo que no influye) y todos los matices de su personaje. Conecté menos con Michael y Ted, pero también en según qué capítulo. Y me encantaban Hunter y Ben, superhistoriaza.

La relación de Justin y Brian para mi es casi perfecta, siempre la pongo entre los ejemplos de grandes relaciones que acaban igual: ellos, Michael & Nikita y Buffy & Angel. Trágicas pero muy grandes.

Esta serie, quiero pensar, ayudó a cambiar la visión que mucha gente tenía de la comunidad gay y todo ese tema, algo que ya comenzó con la 'Queer as Folk' de UK con esos pedazo de protagonistas que ahora mucha gente reconoce por sus personajes actuales.

No les he visto en muchas más cosas, pero para mi Gale Harold siempre será Brian Kinney :)

29 de junio de 2011, 16:33
Un telespectador más dijo...

Ainhop, muy grande tu comentario :D Para mi Brian ha significado mucho como digo en el post, porque me identifico muchísimo con él. Y si, ahora tengo una vida muy similar, solo me falta un trabajo tan guay como el suyo jejej
¿Quieres ser mi Daphne? Pero sin el sexo eh jajajajaj Pues ya sabes, vente al Orgullo con nosotros que vamos a liarla muuucho! ;)

29 de junio de 2011, 21:39
Sandro dijo...

Preciosa escena :) Se me puso la piel de gallina cuando vi ese momento hará ya casi 2 años o así cuando estaba iniciandome en estos de las series americanas haha!

Yo tmb soy un ORGULLOSO! jaja

Besos.

5 de julio de 2011, 23:34