28 may. 2010

Go team Braverman!

Parece que fue ayer cuando Parenthood llegaba a nuestros hogares, y sin hacer mucho ruído se ha despedido esta semana instalándose en nuestros corazones gracias a la cercanía de sus historias y al realismo de sus personajes.
En sus inicios no pocas eran las comparaciones que sufría con Brothers & Sisters pero con el paso de los capítulos estas han caído por su propio peso, ya que al desarollar las tramas, los personajes y, sobretodo, el tono las diferencias no podían ser más abismales.

Las buenas impresiones del inicio no hicieron más que confirmarse con el paso de los capítulos ya que conforme la serie iba rodando sus puntos fuertes fueron cada vez más y mejor explotados, mientras que los que antes eran puntos débiles fueron puliéndose con el tiempo hasta encontrar su hueco en la historia.
Cuando tenemos una serie de estas características uno de los principales problemas es construir bien a tantos personajes, asignar correctamente los roles y partiendo de eso, establecer tramas y relaciones sólidas entre ellos, ya que las que mantengan con personajes fuera de su familia aunque resulten claves, serán escasas. Afortunadamente Parenthood aqui se luce.
Ahora bien, si las dramedias familiares no son de tu agrado, por muy bien llevada que esté Parenthood, y por muy bien que trate ciertos temas y a pesar del gran elenco que la protagoniza, esta tampoco entrará en tu cartera de series a seguir.
Si eres de los de este tipo puedes seguir leyendo esto, pero si no, y todavía no has terminado la primera temporada, mejor que te mantengas alejado.

No cabe duda que uno de los grandes aciertos de este drama familiar son las tramas de los adolescentes, y en esta recta final de temporada les han sabido sacar todo el jugo gracias al giro que tomó la relación Haddie y Steve tras su ruptura, acabando esta destrozada y él acercándose cada vez más a Amber hasta terminar acostándose con ella. Todo esto explotó cuando Amber, atormentada por sus remordimientos, le confesó a su prima lo sucedido y ella montó en cólera. En un primer momento la cosa no pasó a más, pero tras un enfrentamiento en el colegio, llegaron a las manos y todo lo sucedido no tardó en afectar a la familia. Teníamos por fin la primera gran brecha en la unida familia, mostrándonos una dura Kristina frente a una comprensiva Sarah.
Qué quereis que os diga, este tema me ha encantado, porque me he identificado facilmente con todas los personajes y sus posturas y tanto el desarollo como el final han sido impecables.
Mención especial merece Mae Whitman, quien borda el personaje de Amber y consigue emocionarme en cada escena que protagoniza.
Max fue el gran protagonista de la primera mitad de la temporada, pero con el final cerca pasó a un segundo plano del que solo salió para motivar a su familia en la carrera por el Autismo, sin conocer la implicación que él mismo tiene en la causa. Ay, que momentazo será cuando tengan "la charla".
El tema de Drew finalmente ha quedado relegado a un segundo plano, pero no dudo que será aprovechado en un futuro porque es un personaje que guarda mucho dentro, que tiene mucho y bueno que aportar.


De los adultos, no hay mucho que destacar de este tramo final ya que se han visto un poco eclipsados por los adolescentes y por la trama Camille-Zeek, una trama que al principio no me llamaba mucho la atención pero gracias a la cual hemos conocido mejor a la matriarca del clan (hasta el momento desaparecida) y entender mejor la situación en la que están inmersos. También nos han brindado divertidos puntos al acercar más a Zeek a sus hijos y a Camille a sus hijas.

Para terminar, destacar las escenas entre los 4 hermanos, donde o bien aportan los puntos más cómicos o sueltan las bombas que desestabilizan a la familia. Sarah y Adam siempre me han encantado, cada uno en sus roles, y Julia y Crosby han ido mejorando capítulo a capítulo hasta llegar a un punto de no terner nada que envidiar a los primeros. Y que quereis que os diga, con un hijo tan adorable como Jabbar, es imposible no tener simpatía por Crosby.

Concluyendo, Parenthood ha sido una de las revelaciones de la temporada, implicándonos desde el minuto uno en sus historias, disfrutando sus tramas y emocionándonos con sus debilidades.
Go team Braverman!

4 comentarios:

Bertoff dijo...

Yo adoro too much a los Walker pero no se yo si meterme con otra dramedia familiar me merecería la pena... :S

28 de mayo de 2010, 18:03
satrian dijo...

Aunque la mayoría lo odie, espero que lo de NY no signifique que nos quedemos sin Crosby, eso sí a Craig T. Nelson y Bonnie Bedelia se los pueden llevar a los dos.

28 de mayo de 2010, 18:43
Un telespectador más dijo...

Bertoff, si te gustan tanto los Walker Parenthood tiene muchas papeletas de gustarte también, aunque tengan tonos muy diferentes. Yo soy absolutamnete fan de las dos familias.

Satrian, yo tambien espero que Crosby no nos abandone, y con el tampoco Jabbar que me resulta adorable. Respecto a los abuelos, a mi no me están molestando, y por separado aun nos han dejado momentos interesantes. Por ahora no me sobra nadie, pero quiero algo más de peso para Joel...

28 de mayo de 2010, 21:05
fon_lost dijo...

yo mientras no se vaya a NY Jabbar, me da igual qué va a pasar con Crosby. Pero vamos, que no creo que se quiten de en medio a un protagonista tras sólo 13 epis. A mi los Braverman me contagiaron en el capítulo 3 y desde ahí, se han convertido en imprescindibles. esó sí, tienen mucho que aprender de mis adorados Walker.

29 de mayo de 2010, 18:14