21 may. 2010

Modern Family vs Cougar Town: Caminos opuestos

Modern Family y Cougar Town cerraron temporada este miércoles, con la renovación asegurada pero con recorridos totalmente diferentes. La primera se ha convertido en uno de los éxitos de la temporada con una media cercana a los 10 millones (que cobran más mérito cuando tenía como rival al huracán de American Idol), mientras que Cougar town sobrepasa por poco los 6 millones a pesar de tener ese gran colchón y de contar con una friend como Courtney Cox de protagonista.Pero cuando en el título del post digo que ambas series llevan caminos opuestos, no me refiero solo al tema de las audiencias, sino más bien a la trayectoria que ambas han llevado en su primera temporada, pero mejor analicemos cada caso por separado (y sin spoilers).

Modern Family se estrenó en ABC por la puerta grande, y con tan solo un par de emisiones se convirtió en el estandarte de su noche de comedias de los miércoles, aunando crítica y público con su estilo de falso documental. No hay que olvidar que fue incluída en más de una lista como una de las mejores series de la década (con sólo media temporada! WTF!). Lo cierto es que comenzó muy fuerte, regalándonos algunos de los momentazos televisivos de la temporada, como el "momento Rey León", el "why the face?" o Cam haciendo de payaso. Pero lo que empezó siendo un no parar de risas, con el de los capítulos fue perdiendo frescura, y lo que es peor, desaprovechando a sus personajes. Porque si en algo se luce Modern Family es precisamente en sus personajes, ya que todos y cada uno de ellos son geniales. Si te pregunatara por tu favorito a buen seguro serías incapaz de elegir solo a uno.
En su primera mitad de temporada la serie era proveedora de risas continuas, aun recuerdo las carcajadas en mitad del tren que hacían que el vagón entero se girara a mirarme. Lamentablemente de la segunda mitad de temporada no se puede decir lo mismo, las situaciones ya no estaban tan logradas, quedándose a medio camino, por lo quelos gags no tenían el efecto esperado. Las carcajadas dejaron paso a las medias sonrisas, y cuando eso sucede en una comedia de estas características, tenemos un problema.

Afortunadamente en estas estabamos cuando llegamos a la season finale, donde en cierto modo se recuperó un poco la chispa que había caracterizado y encumbrado a Modern Family, explotando la relación Phil-Gloria y la simpleza de Luke, pero sobretodo fue gracias al "momento paloma" cuando sellamos nuestra particular reconciliación.

Mientras Modern Family iba de más a menos, Cougar Town experimentaba el proceso contrario. Comenzaba con un piloto que rozaba lo patetico, con una Coutney Cox interpretando a una excéntrica Jules que deambulaba por su pueblo gritando y gesticulando, desesperada por encontrar un yogurín con el que aprovechar el tiempo perdido durante su matrimonio. Pero Jules no estaba sola, sino que le acompañaban un pequeño grupo de amigos que poco a poco fue tomando cuerpo y gracias al cual la serie fue ganando enteros.
Cada vez que Ellie y Laurie se lanzaban cuchillos subía el pan, pero es que la relación de los chicos no se quedaba atrás, con la dependecia Andy-Bobby a la cabeza de toda carcajada. Qué gran descubrimiento el de este personaje, rara es la secuencia en la que salga Andy y no consiga sacarte una carcajada (moto, bebé, perro...).Poco a poco los guionistas se fueorn dando cuenta de lo que funcionaba y supieron sacarle el máximo partido. Atrás quedó por tanto la premisa de la serie (y que da titulo a la serie: la relación de la madurita Jules con jovenzuelos) y una vez soltado los lastres (y bajada la esquizofrenia de Jules) no hizo más que crecer y crecer, proporcionandonos grandes dosis de carcajadas, con tramas tan surrealistas como divertidas. Y es que si un grupo de amigos se reune alrededor del vino, nada malo puede suceder (y sino que se lo digan a los Walker).
La season finale por supuesto no defraudó, y con la totalidad de personajes de picnic en la playa nos despedimos de Cougar Town con ganas de más, y mientras que las tramas transversales (las pocas que hay) no nos interesan mucho (quizás deberían en la segunda temporada mejorar este aspecto) son las tramas episódicas las que se están gustando, y es ahí precisamente donde la serie se luce.

3 comentarios:

ALX dijo...

El segundo tramo de Modern Family ha sido una decepcion en toda regla. Respecto a Cougar Town, al final le daré otra oportunidad, pero porque según parece, de lo mala que es se vuelve buena (como le sucede a True Blood).

22 de mayo de 2010, 3:29
Yorch dijo...

Sí que ha bajado un poco el nivel. A The Middle le ha pasado lo mismo.

Espero que en la 2ª vuelvan a recuperar su estilo.

ME gusta el nuevo diseño del blog.

PD: A ver si no se me pasa más veces votar en el gran seriefilo!!!

22 de mayo de 2010, 13:22
fon_lost dijo...

Tu entrada está llena de verdad. A pesar de que Modern sigue pareciéndome divertida, le falta algo que tenía en la primera, y que ha perdido sin darnos cuenta cómo. Mientras que Cougar ha crecido de un modo que se ha convertido en una comedia con todas las letras.

Es recordar el capitulo del Sail away, sail away y ya me entra la risa...

25 de mayo de 2010, 17:29