24 may. 2009

Sin Blair no sois nada (Season finale de Gossip Girl)

La segunda temporada de Gossip Girl empezaba bien, pero a medida que avanzaba poco a poco se iba desinflando, las tramas perdían interés y los lios entre los protagonistas cada vez resultaban más inverosímiles, pero afortunadamente en los últimos capítulos la serie parecía mejorar, para llegar a regalarnos un muy buen final de temporada, y lo que es mejor, plantearnos una tercera temporada con una premisa muy interesante.
A partir de aqui, si no has visto el final de temporada, mejor no continues leyendo (y ponte con él que merece mucho la pena).

Si el final de la primera temporada se había puesto interesante gracias a la aparición de Georgina, la BITCH de entre todas las bitchs, en esta recta final no podía faltar su aportación particular, pero de forma bien diferente a la que nos tiene acostumbrados: había cambiado, se encontraba inmersa en una secta cristiana, y por consiguiente era buena persona. Georgina era buena persona!!!! Afortunadamente esto no duraría mucho, y tenemos de vuelta a la mala por excelencia, y a pesar de que no ha aportado la mala leche que de ella se esperaba tenemos un buen punto de partida para la tercera temporada, ya que será la compañera de habitación de la mismísima Blair, no quiero ni imaginarme las que podrán liarse en ese piso. Por fin se han dado cuenta del potencial de este personaje y han decidido utilizarlo.

Cuando la serie flaqueaba, lo único que me empujaba a seguir con la serie era Blair, por lo guapa que es, lo antrayente que resulta al espectador, pero sobretodo porque Leighton Meester está espléndida en su interpretación. Verla caminar, sus miradas, sus modelitos, sus idas y venidas con los hombres, sus enfrentamientos con la directora o con Jenny...hasta verla en camisón es todo un espectáculo.

Pero bueno, si por algo ha merecido la pena esta recta final de temporada ha sido gracias exclusivamente a Blair, y en menor medida a Chuck. Si no las tenia todas conmigo con su vuelta a las andadas con Nate, sobretodo por parte de él (que menuda carrerita lleva, ha estado con todas las chicas de la serie, la proxima será Lily a este paso), el final de temporada me ha dejado muy buen sabor de boca. No solo porque tanto Blair como Chuck son mis personajes favoritos, sino que ansiaba el momento en el que él por fin le dijera lo que sentía por ella. Ahora solo espero que su relación dure, porque juntos a buen seguro serán una pareja explosiva.

En relación a Serena y Dan finalmente las cosas empiezana funcionar, se han dado cuenta de que no están hechos el uno para el otro y se han dejado de tonterias. Me alegro de la decisión, como amigos funcionan muy bien, y asi nos ahorramos la tortura de rupturas-reconciliaciones-rupturas a las que nos tenían acostumbrados.
El problema es que a Dan no le están encontrando su sitio en la serie si no es por ella, o le saca las castañas del fuego o no tiene trama. Mientras que a ella la torturan con relaciones insustanciales, novios insulsos que no aportan nada positivo (¿y todavía se preguntan porque la audiencia flaquea?).

Respecto al resto de cara a la próxima temporada, esperemos que Jenny sepa continuar el reinado de Blair poniendo a todos en su sitio, que Nate deje de ser tan insulso y que si finalmente se estabiliza con Vanessa su relación tenga más chicha, y por favor, que la boda de Lily con Rufus sea por todo lo alto.

Una última cuestión, llega por fin el hermano de Dan y Serena y promete revolucionar sus vidas, asi como la de sus padres obviamente. El personaje tiene un alo de misterio que promete, y además es muy guapo. ¿Tendremos nuevo gallito en el corral? Sinceramente, espero que si.