7 may. 2009

Mi segundo año de terapia

Este lunes he retomado mi terapia con el doctor Paul Weston, y la verdad es que no podía estar más contento con mis nuevos compañeros: el lunes me encontré con Mia, una abogada carismática que mantiene una tensa relación desde el pasado con Paul, quién parece haberla abandonado en los inicios de su carrera. Por si esto fuera poco, ella será la encargada, al aprecer, de llevar el caso que Paul tiene pendiente con la familia de Álex.

Los martes me cruzo con una interesante joven, April, quien lamentablemente padece cáncer. Una lástima porque esta chica promete muchísimo, tiene ángel. Creo que estamos ante la Laura de esta nueva consulta.
El miércoles me tope en la sala de espera con los padres de un inteligente chico llamado Oliver, me contaron que están en un díficil proceso de separación por lo que él lo está pasando mal, no acepta la situación y atraviesa problemas con su padre...espero que terminen arreglando la situación, ya que conforman una buena familia.

El jueves vi salir de la consulta a un apresurado señor, Walter creí entender que se llamaba, aquejándose del corazón. Su cara me resultaba familiar, creo que es un importante empresario, que por lo visto mantiene una relación muy especial con su familia, sobretodo por su mujer y su hija, quien vive como cooperante en África. Walter es un gran señor que posee un magnetismo especial, seguro deparará sesiones fascinantes.
Como broche final a la semana, Paul se reencuentra con Gina, como bien nos tenía acostumbrados el año pasado, manteniendo el mismo nivel, sobretodo interpretativo. Gina sigue brillando con luz propia, haciendo sombra al mismísimo Paul.

Me encuentro ante el segundo año de mi terapia, pero con las mismas ganas que el primero, si no os habeis apuntado ya a la consulta de Paul, estais tardando, porque hará vuestras vidas (seriéfilas) mejores.

4 comentarios:

Serieina_Felipe dijo...

Esta es una de mis series pendientes! Me tiene muy buenas pintas pero que las temporadas sean tan larguísimas echa un poco para atrás...

7 de mayo de 2009, 19:37
Un telespectador más dijo...

Normal, es el principal defecto, pero una vez que te pones las semanas se pasan solas, como cada episodio no dura ni media hora...es cuestión de tomartelo con calma, yo la voy viendo a mi ritmo y la disfruto mucho.

7 de mayo de 2009, 19:51
Moltisanti dijo...

Que conste que me estoy bajando la primera temporada pero no veas lo que tarda la condenada P

7 de mayo de 2009, 21:30
Drémedes dijo...

También es una de mis pendientes y tengo ya ganas de probarla, pero claro uno ve la cantidad de episodios que tiene la primera temporada y le echa pa´trás.

8 de mayo de 2009, 0:26