21 dic. 2011

Kelly salva Misfits del desastre

(Texto con algún que otro spoiler de la 3ª temporada de Misfits)

Cuando se anunció que el carismático Nathan abandonaba Misfits saltaron todas las alarmas acerca de si la serie podria mantenerse viva sin él. En su lugar llegó Rudy, un personaje de dudosa moralidad que compartía ciertas características con él, pero que a pesar de su peculiar forma de ser y actuar, finalizada ya la temporada podemos decir que no ha llegado a rellenar ese vacío dejado por Nathan. Ahora bien, que tampoco creo que ese haya sido el papel que los guionistas tenían para él, ya que lo han dejado en un segundo plano donde poco a poco lo iríamos apreciando más gracias a su escatológico sentido del humor. Ojo, que no digo que no sea un buen personaje, que me gusta (y más cuando tiene conflictos con su otro yo), pero en comparación pierde por goleada.

En líneas generales, se ha notado un bajón en esta tercera temporada fruto de la peor construcción de los casos episódicos, o más bien de la poca espectacularidad u originalidad respecto a años anteriores. Incluso teniendo más episodios de lo normal, en esta temporada solo han destacado dos capítulos: primero en el que fruto de un viaje en el tiempo que altera el resultado de la II Guerra Mundial nuestros protagonistas terminan siendo gobernados por el régimen nazi, y por otro lado el episodio de la invasión zombi causada por la resurrección de la novia del traficante de poderes.

¿Cuál es el denominador común del triunfo de estas historias, más allá del humor, de la parodia al género que destilan?
Pues ni más ni menos que la grandiosa Kelly, sobre la que se ha puesto el foco en esta tanda de episodios, siendo el gran acierto de esta temporada.
Si el primer año fue el de Nathan, y el segundo el del crecimiento de Simon con toda la trama de su yo futuro y Alisha, en este tercer año han hecho lo propio con Kelly, imlicándola en una relación sentimental con el traficante de poderes muy bien llevada, de forma coherente y para nada forzada, incluyendo muy bien al chico dentro de la locura del grupo. Kelly siempre ha sido un personaje a tener muy en cuenta, muy WTF, cuando estaba en un segundo plano, pero ahora que ha pasado a centrar el relato brilla todavía más.

Pero no solo hay que comentar el descuido de las tramas episódicas que tan redonda hacían a la serie, sino también la mala elección de los nuevos poderes. Cuando en la season finale pasada conocíamos que todos decidían cambiar de poderes un nuevo universo de posibilidades se abría ante nuestros ojos, pero lamentablemente con la elección realizada no podían haber desaprovechado más este interesante recurso. Si, que Kelly sea una fucking científica mola, porque al menos es cañero y coñero, pero el resto...vale, el de Curtis aun nos ha dejado algún momento interesante, pero ahi se han quedado, y cuando se trata de una serie sobre adolescentes problemáticos con poderes, algo gordo falla.

Tras los acontecimientos del final de temporada, mayores son las dudas que surgen respecto a la cuarta. Con la marcha confirmada de Alisha, y la probable de Simon por encontrarse en ese bucle de superhéroe con su amada, no me imagino cómo pueden seguir adelante con un cast tan mermado. Si ya está temporada ha dado síntomas de agotamiento, una cuarta alejándose todavía más de la esencia del grupo puede ser la estocada definitiva a una serie que nos ha dado muy grandes momentos a lo largo de estos años, y sino que se lo pregunten al sinfín de trabajadores sociales que han pasado por el centro comunitario.
Pero bueno, mientras no vea la luz, al menos confiemos en que sepan sorprendernos con algún giro molón de los suyos.

5 comentarios:

satrian dijo...

A mí me encantó verla toda enfurruñada diciendo eh I´m a Rocket Scientist, desde luego ha sido la temporada de Kelly.
Yo me estoy pensando seriamente si empezar la próxima o no, porque esta ha decaido mucho, y no solo por la marcha de Nathan.

21 de diciembre de 2011, 21:18
Anónimo dijo...

Kelly y su (soporifera) relacion con el traficante inutil ha sido lo que ha hecho que esta temporada sea tan inferior a las magnificas 2 primeras temporadas.

21 de diciembre de 2011, 22:18
Bertoff dijo...

Pienso que estás muy equivocado, Misfits ha tenido una temporada brillante que ha coincidido con una madurez en las tramas dejando a un lado los gamberrismos de antaño y regalándonos momentos más reflexivos y cargados de sentimiento.

Cada capítulo ha sido una pequeña aventura independiente que nos ha permitido conocer mejor a los personajes más allá de sus poderes.

El final de temporada fue bastante light pero una vez digerido (y confirmadas ya las salidas de tanto Alisha como Simon) me parece precioso ese extraño triunfo del amor ya que como dice Rudy se quedarán atrapados para siempre en ese bucle espacio/temporal.

Sobrevivimos a Nathan y seguramente sobrevivamos a Alisha y Simon.. Misfits es una serie que como ya se ha demostrado admite este tipo de cambios ya que las posibilidades de ser un afectado por la tormenta son infinitas y yo ya estoy deseando que se estrene la nueva temporada!!

21 de diciembre de 2011, 22:30
Héber Sentil dijo...

Inexplicablemente, coincido plenamente con Bertoff. En mi opinión la serie ha alcanzado un grado de madurez bárbaro, que le permite darle la vuelta a todo lo establecido. Nos ofrecen unos personajes que han evolucinado (como sería natural en esa situación) y a mí, lejos de desencantarme, me atrae mucho más. Atrás queda el humor a base de chistes de un omnipresente Nathan y ahora gastan una ironía a veces fina, a veces no tanto.

A mí me ha gustado y ahí estaré para una cuarta temporada. Se van dos nuevos personajes, vale (en un capítulo flojo, pero bonito) pero les encontrarán sustitutos antes de que nos demos cuenta. No en vano esta temporada ya nos han colado en el grupo al traficante de poderes y sin que nos hayamos dado cuenta ya es uno más.

No seamos tan negativos, que en el universo Misfits puede ocurrir cualquier cosa.

21 de diciembre de 2011, 23:02
Spoiler Alert! dijo...

Misfits es Kelly, lo tengo clarísimo. Ha sido una temporada mediocre y ni siquiera ella la ha podido salvar (de hecho sus tramas han sido aburridísimas) pero mientras ella siga en la serie tendré un motivo para seguir viéndola. Un saludo!

21 de diciembre de 2011, 23:08