5 dic. 2011

El regreso de Aída

Hace tiempo que no hablo por aqui de una serie nacional, y que mejor forma de poner remedio a esto que con algo tan importante como lo que sucedió anoche.
Pocos regresos en ficción habían sido tan esperados como el que se produjo ayer en Aída, donde tras pasar tres años en prisión la protagonista que da nombre a la serie volvía a Esperanza Sur para seguir dando mucha guerra. Carmen Machi se metía de nuevo en el papel que la encumbró hace ya una década en 7 vidas, y lo hacía por todo lo alto, otorgando a la serie su mayor registro desde 2009, con más de 4,2 millones de espectadores liderando holgadamente la noche por encima del 21% de share.
Los datos demuestran las ganas que teníamos de tener a Aida García entre nosotros de nuevo, pero también avalan el buen hacer de los guionistas, brindándonos un gran episodio que para nada estuvo monopolizado por el regreso, sino que fue precisamente en el resto de tramas donde más brilló. Es decir, que Aida no volvió eclipsando, sino que lo hizo integrándose en el barrio que tan bien ha estado llevando el peso de la serie en su ausencia.


Su salida de prisión no podía haber sido más redonda, con esa espera previa contando las horas, y el posterior reencuentro, no sin antes putearla un poco estilo García. Ese abrazo colectivo, esas risas, saltos, gritos...acompañados de el típico bailecito de Aida (lere lerele, lere lereee) dificilmente se me borrarán de mi memoria televisiva.
Pero no solo fue grande ahí, sino en cada momento que pasó turnándose con sus familiares y amigos para ponerse al día, en especial vacilando a Soraya y Chema fingiendo seguir adelante.
Tuvo también su momento un poco más dramático, sintiéndose desubicada ante la nueva situación de su familia y de su barrio en general, algo normal tras 3 años fuera, pero lo supieron enfocar muy bien con buenas dosis de humor al respecto.

Aun con toda la grandeza del momento en si, me quedo con diferencia con la trama de Lorena, Mauricio, Jonathan y Eugenia, engañando a pobres ancianos haciéndoles creer que los llevaban a diferentes ciudades del mundo sin salir del Bar Reynolds. Lorena siempre ha sido un gran personaje, pero cada vez le dan un poco más de cancha y es de agradecer, verla cantando por sevillanas o en supuesto francés recitando alimentos ha sido muy grande.

Nos quedan 3 episodios más, si no recuerdo mal, para seguir disfrutando de la Machi en Aida y estoy seguro que será todo un placer, pero la serie ha demostrado que puede vivir perfectamente sin ella.
Lo que si me da un poco de miedo es el recurso que puedan utilizar los guionistas para volver a sacarla de la serie, que ayer ya utilizaron su vena carcelaria para echar a unos mafiosos (grande que en la cárcel le llamen "la planchas").

P.D: Por si fuera poco, anoche gracias a un tweet con una frase del Luisma superé con creces los 100 RT, ganando 14 nuevos seguidores y colocándome como primer tweet del TT #Aida. Ahi es nada ;)