12 jul. 2011

Los alienígenas de Spielberg

Steven Spielberg ligado a alienígenas es sinónimo de cuanto menos, espectación, y así lo ha demostrado el estreno de Falling Skies con 6 millones de espectadores en su estreno (y más de 8 si sumamos los datos de sus reposiciones), y lo que es más importante un 2.0 en demográficos. A tenor de estos datos, y de los que ha ido marcando en sus sucesivas semanas, ya se ha dado luz verde a una segunda temporada. Está claro que ha sido el éxito que TNT necesitaba pero...¿se ha traducido esto en calidad? Pues si, y no...digamos que no es la serie que nos cambiará la vida pero al menos los 42 minutos que dura se hacen entretenidos.

Cuando se anunció yo siempre estuve en una postura muy escéptica porque no estaba seguro de que pudiera aportar una visión interesante de un tema tan trillado en cine y televisión como son las invasiones alienígenas, pero afortunadamente desde el minuto uno me convencieron en este sentido situando la acción directamente en la resistencia, con la invasión ya producida y los pocos supervivientes organizándose para sobrellevar la situación lo mejor posible.
Es aquí donde comienzan los parecidos con Battlestar Galláctica, y a pesar de que yo nunca fui un gran fan de la serie lo cierto es que me parece un acierto que tenga esa lucha por la supervivencia como denominador común, y sobretodo como punto de partida para la historia. La supremacía de los cylon era tan evidente como lo es aquí la de los skitters, por lo que la estrategia se presume básica para conseguir vencerles.
Precisamente es en este aspecto en el que mejor se están haciendo las cosas, porque en cuanto a alienigenas Spielberg no nos ha decepcionado: aparecen desde el minuto uno, no es un juego de insinuaciones sino que tienen el protagonismo que se les presupone, y lo que es mejor, resultan más que creíbles. Por si esto fuera poco, estamos a mitad de temporada y ya vamos conociéndolos más y más, lo que me encanta.

¿Dónde flojean entonces? En los personajes, como tantas y tantas veces tenemos una buena premisa pero que no se termina de explotar satisfactoriamente porque no tiene una base sólida en sus personajes, pilares fundamentales de toda serie. Ojo, que no meto a todos en el mismo saco, que Noah Wyle y su Tom Manson me resulta bastante creíble como padre líder y padre torturado por la pérdida de su mujer y el "secuestro" de su hijo por parte de los invasores; así como John Pope como el villano que va por su cuenta, o incluso el capitán Weaver o el profesor, pero lamentablemente no tiene tampoco demasiado protagonismo, meros secundarios.
El problema grave es lo planos que resultan el resto de protagonistas, desde la veterinaria a su hijo mayor, pasando por sus diversos intereses amorosos. Si solo es que fueran planos o clichés incluso podría pasarselo un poco por alto, pero cuando ya se vuelven odiosos como el caso de la adolescente religiosa que solo interviene para orar o hacer el bien, entonces deseamos que los skitters terminen con ellos, y por ende, con la humanidad.

A pesar de esto, sigo adelante con Falling Skies porque me resulta entretenida y en el fondo espero que la cosa vaya mejorando a medida que avance la serie, y aunque no espero que se ponga tan seria como lo fue Battlestar Gallactica en su día, si que deseo que se dejen atrás en cierta medida los sentimentalismos, el drama familiar y realmente les planten cara a esos skitters. Será entonces cuando deje de ser un placer culpable veraniego para convertirse en una buena serie, mientras tanto yo seré #TeamSkitters

4 comentarios:

satrian dijo...

Demasiados personajes sin casi carisma hace que la serie no crezca, porque solo con las sorpresas que nos deparen los alienígenas no creo que baste para mantener la audiencia.

12 de julio de 2011, 19:02
Dani dijo...

Yo lo que veo que sobra son personajes planos y moralina (religiosa sobre todo). Pero bueno, las escenas de acción están bien y los bicharracos son muy entretenidos, así que yo me la quedo por ahora.

12 de julio de 2011, 19:33
Rebeca Sánchez dijo...

los personajes bufff una somanta de hostias a cada uno a ver si espabilan. Y Noah Wyle no tiene carisma, en n ER aún pasaba porque era una serie coral y no se notaba. Yo estoy viéndola esperando algo pero sé que seguirá tal cual está. FAlling Skies tiene lo peor del cine de Spielberg y hay momentos de verguenza ajena

13 de julio de 2011, 12:39
Sandro dijo...

Yo ví no hace mucho por TNT el capitulo piloto y aunque no me engancho del todo, voy a seguir dandolé una oportunidad.
Me recordó mucho a un rollo parecido a the walking dead pero con alienigenas.

Un saludo.

13 de julio de 2011, 13:43