27 jul. 2011

Cathy Jamison, brave bitch

Nos encontramos ya casi al ecuador de la segunda temporada de las series de mujeres de Showtime, y como ya comenté por aquí las impresiones que Weeds me está causando este año, hoy toca hacer lo propio con The Big C la cual afortunadamente me está convenciendo muchísimo más.
Si bien es cierto que no se están produciendo grandes avances en las tramas, más allá del tratamiento que Cathy está siguiendo y que a veces se nota la ausencia de algún que otro personaje (ya no tanto el de Andrea, pero en mi caso echo mucho de menos a Rebecca en estos dos últimos episodios, porque la tia estaba sembrada), si que estoy disfrutando mucho más a estas alturas de temporada de lo que lo hacía con la primera, y eso en este caso es mucho decir.

"¿Sabes qué es genial en ti? Tienes la cara de una animadora, y la actitud de un portero de discoteca. Me gusta."
No podría haberlo expresado mejor, y es que está claro que Laura Linney se ha hecho ya completamente con el personaje y se encuentra comodísima con él y eso se nota, traspasa la pantalla y nos implica en su historia, haciéndonos disfrutar a cada paso que da.

Si por algo se está caracterizando esta segunda temporada es por, una vez superado el escollo de revelar la enfermedad a todos los personajes, sacar más jugo a la vena cómica de los mismos, resultando unos capítulos cargados de comicidad, divertidísimos. No hay más que remitirnos a este último capítulo para darnos cuenta de este aspecto: enorme la escena del intento de atraco a Cathy y a su nuevo amigo, así como el momento "soy gay" (btw, todo un acierto la entrada de este personaje, y más tras conocer su orientación sexual); el momento "dominator" que protagoniza Adam; o toda la trama de Sean y su portabebés, con el encuentro con las madres en el parque como punto álgido.
El contrapunto un poco más dramático lo está poniendo Paul con su despìdo pero afortunadamente parece que las cosas le comienzan a ir mejor dentro de lo que cabe.

Esta mezcla de humor y drama siempre ha sido el punto fuerte de The Big C, pero por el momento no me quejo de que se haya aliviado un poco el drama tras el final de la temporada anterior, acentuando esa vis cómica de los personajes. Hay que aprovechar este estado de gracia en el que se encuentran mientras podamos, porque no nos olvidemos que estamos ante una serie que tiene al cáncer como eje central, por lo que no tardarán en llegar momentos más agridulces que tras estos buenos tiempos nos dolerán todavía más.

Eso si, una cosa os digo, mientras sigan haciéndose las cosas igual de bien, por mi que se siga esquivando al cáncer... ¡larga vida a Cathy Jamison!

4 comentarios:

satrian dijo...

Quizás lo que menos me está cuadrando es el despido de su marido para meter la situación de crisis actual en la serie, pero el resto me está gustando mucho.

27 de julio de 2011, 16:49
francisco dijo...

pues la verdad es que esta temporada esta bastante bien, y no hecho tanto de menos a Marlene gracias a Rebeca y al tio nuevo, que los dos molan mucho, eso si, llegara el dia en que la serie tendra que ponerse mas dramática, ya que tener cancer no es lo mismo que tener un grano de pus, y espero que sepan llevarlo bien.
saludos

28 de julio de 2011, 18:15
martinyfelix dijo...

Me sorprendieron con la revelación de que el nuevo amigo de Cathy es gay. Mejor que no se meta es más lios amorosos, porque aunque Paul nunca me haya convencido, no creo que la búsqueda de un nuevo novio sea una de las metas de la serie,

29 de julio de 2011, 22:30
Luz dijo...

Esta temporada esta fenomenal, creo que muchos ya esperábamos que todos los personajes conocieran la condición de Cathy en The Big C y ahora con las cartas sobre la mesa y el asunto del chico nuevo habrá que ver el giro que tiene esto en la vida de Cathy, sin duda una serie muy buena.

16 de enero de 2013, 18:30