4 jul. 2011

Hasta siempre Henrickson

(Spoilers de la última temporada de Big Love, lee bajo tu propia responsabilidad)

Muchas veces cuesta ponerse a hablar sobre una serie que te ha dado tanto, sobretodo cuando ya has llegado a su punto y final y sabes que poco puedes aportar a todo lo vivido. Esta es una de esas veces, porque no todos los días uno despide a los Henrickson, quienes han tenido temporadas mejores y peores, momentos buenos y momentos malos, pero con todo ello Bill y sus tres esposas me han mostrado una forma diferente de amar, de entender la familia, aun manteniendo posturas muchas veces muy diferentes pero en la que siempre ha primado el amor y la fe por encima de todo.

No he vuelto a comentar nada sobre la serie desde aquella tan lejana segunda temporada. En su momento debí de alabar como se merecía lo maravillosa que resultó su tercer etapa, o el bajón que supuso su cuarto año, porque ahora al comentar la serie en su totalidad no puedo profundizar tanto como me gustaría.

La quinta temporada, donde comenzó la recta final de la serie partía de la revelación de su condición de polígamos por parte de los Henrickson en aquella fabulosa escena que cerraba la cuarta temporada. Como cabría esperar no pocas fueron las consecuencias de esta liberación, pero por fin eran libres de vivir su propia vida como ellos siempre habían soñado.
A pesar de todas las adversidades a las que se tuvieron que enfrentar en estos últimos 10 capítulos, hemos visto crecer a pasos agigantados a todos los personajes: Margene fue madurando y consolidándose como una mujer fuerte e independiente; Nicki se descubrió a si misma dejando atrás por fin a su familia y su pasado, queriéndose y aceptándose tal y por como es; Barb por su parte consiguió tras una lucha contra el mundo y consigo misma encontrar su posición, tanto dentro de la familia como dentro de la fe y del mundo.


Todos estos cambios no fueron fáciles de asimilar para Bill, y mucho menos en el contexto de la caza de brujas que sufría en el senado, por la justicia por el caso de Margene, y por su eterna rivalidad con Albin. Aun con todo, logró mantener la fe, la esperanza y la unión de su familia, creando una nueva y exitosa Iglesia, otorgando visivilidad y normalidad a la realidad de la comunidad polígama.

Es por esto que el final me ha gustado tanto, porque se le ha dado toda la importancia a la fe, tanto a la espiritual como a la en uno mismo, recayendo todo el peso en las tres hermanas-esposas. Ni que decir tiene que en mi memoria perdurará para siempre esa magnífica escena de las tres en su primer viaje en "honey bee" (o pain in the ass según Nicki), esas miradas, esas sonrisas cómplices, esa música...una escena perfecta.
En cuanto al final en si, el asesinato de Bill me cogió totalmente por sorpresa (aunque que su asesino sea el vecino me parece de traca, pudiendo haber sido Albin, mucho más coherente con la serie) pero me encantó porque dio paso a la ansiada bendición de Barb, y liberó en cierta medida a la familia dejándolos a todos en una buena posición.
Siempre es difícil dar un buen cierre, estar a la altura de todo el camino recorrido (sino que se lo pregunten a muchos de los fans de Lost. Si tenía que salir el tema xD), pero creo que en el caso de Big love lo han conseguido. Un fantástico cierre para todas las historias, pero sobretodo para los personajes.

3 comentarios:

Serieina_Felipe dijo...

Siempre diré que Big Love fue una gran ignorada por el público (por la crítica y premios no ha sido así). Es una serie que siempre se mantuvo más que correcta e incluso llegó a tener temporadas absolutamente perfectas (véase la tercera, por ejemplo). Se le perdona el desliz del cuarto año gracias a una última temporada en la que supieron enmendar los errores. Y el final a mí me pareció perfecto. Reina lo que siempre fue la serie y las que son sus verdaderas protagonistas. La muerte de Bill es una bonita metáfora para magnificar el significado de Big Love.

Hasta siempre, Henricksons.

5 de julio de 2011, 14:30
Alejandro A dijo...

Oye!!!, porque no advertiste de los spoilers!!!!, ¬¬

8 de julio de 2011, 3:47
Un telespectador más dijo...

Alejandro A, lo siento, toda la razón, pero es que como era un post de despedida a la serie pensé que se sobreentendía. Sorry!!!

11 de julio de 2011, 21:31