19 jul. 2011

El amor lo puede todo

(Spoilers sobre el final de Ángel o Demonio)

La semana pasada Angel o Demonio llegaba a su fin, ese nuevo intento de Cuatro (aunque emitida por Tele5) por hacer algo diferente dentro de la ficción patria. Yo había comentado que tras el final de su primera temporada me bajaba del carro, porque aunque las cosas comenzaron bien pronto fue yendo a menos, y su season finale me dejó más o menos satisfecho.
Aun así, soy blando y comentar la serie por twitter me resultaba tremendamente divertido por lo que decidí darle una oportunidad al estreno de la segunda y fue todo un acierto porque nos regaló el mejor capítulo, reconciliándome de nuevo con la serie.
Lamentablemente esta subida de nivel solo duró un par de capítulos, y aunque se esmeraron en traer actores interesantes para protagonizar cameos en casi todos los episodios, se descuidaron un poco las implicaciones personales de los protagonistas en los casos del capítulo. Aquí reside el principal problema de la serie para mi, y lo que creo que ha impedido que la serie llegase al gran público: su marcado carácter autoconclusivo.

Precisamente lo más destacado de esta segunda temporada han sido las tramas más serializadas que han introducido, como el embarazo demoniaco de la madre de Valeria o la inclusión de Alexia en esa familia con planes desconocidos, aunque no ha sido hasta la series finale cuanod por fin explotaron este asunto como deberían.
En el apartado amoroso Valeria ha seguido con su tira y afloja particular con Damián, pero lejos de saturarnos lo aliviaron un poco introduciendo a Nathael en la ecuación, aunque personalmente nunca me han terminado de convencer esos sentimientos tan repentinos.
Por fortuna supieron reconducir el asunto de manera satisfactoria en el último capítulo y se despidieron por todo lo alto.

La series finale comenzó con Valeria teniendo un sueño premonitorio en el que una epidemia propagada por Damián terminaba con la humanidad, por lo que rapidamente tenía que reunirse con Murmur y los suyos para intentar descifrar e impedir que se convirtiese en realidad. No tardaron en descubrir que ese era el plan de Alexia dentro de su nueva familia, en la que el patriarca estaba desarrollando un fármaco que podria ser utilizado para malos fines. Todo parecía estar saliendo a pedir de boca para Alexia pero ella no contaba con que Damián se volviese en su contra para recuperar a Valeria.
Parece ser que esta era la profecía de la que se habló en la series premiere y que por fin se cumplía: Damián estaba dispuesto a poner en riesgo su vida por demostrar su amor por Valeria y volver al bando de los ángeles. Y esto fue lo que finalmente sucedió, Damián desafió la autoridad de Alexia y desbarató sus planes ganándose de nuevo el cielo, o por lo menos temporalmente porque sus hechos no podían quedar sin castigo: podría vivir su amor con Valeria, pero solo por un tiempo limitado.


Así se ha despedido Angel o Demonio, para mi por la puerta grande con un señor capítulo (aunque me hubiese gustado que la trama del bebé terminase de otra forma, que un bebe diabólico hubiese molado mucho. Ahora no pierdo la esperanza con el de True Blood xD). Es cierto que a nivel global la serie ha flojeado, pero aun así desde aqui agradezco este tipo de producciones donde se arriesga intentando separarse un poco de las series familiares para padres, hijos y abuelos, aunque el resultado no haya sido del todo satisfactorio.
Eso si, solo por habernos descubierto a Aura Garrido ya ha merecido mucho la pena.

1 comentarios:

fon_lost dijo...

Jo...te acuerdas de que te dije que iba a comentar la entrada? Era Julio y estaba en la playa. Y hoy es cuando la voy a comentar...no tengo perdón.

A la serie le voy a guardar un gran cariño simplemente por haberme descubierto (junto a Crematorio), a esa pedazo de actriz que es Aura Garrido. ¿Y por qué no? Por dejar claro que Mar Saura da el pego como mala malísima. Lo dije en mi entrada: otro de los actiertos de la serie fueron sus "demonios" y todos los cameos de actores de renombre.

Se empecinaron en estrenarla en Telecinco, cuando su éxito hubiese sido mucho mayor en Cuatro. Sin duda. Pero es de agradecer que fuesen valientes y la estrenasen en su horario habitual (fuese el que fuese) y que no la desterrasen a la TDT.

Y sí, ir comentándola en Twitter era genial! ^^

15 de septiembre de 2011, 21:43