10 sept. 2009

Sons of Anarchy vuelve, nosotros clamamos venganza

Hace tiempo que contábamos los días para el estreno de la esperada segunda temporada de Sons of Anarchy, y la verdad es que ha merecido la pena, porque el reencuentro con nuestros moteros preferidos ha estado a la altura de las circunstancias.
Quizás al principio me encontraba un poco perdido en cuanto al nuevo trato y a las nuevas relaciones que se estaban estableciendo, en gran medida fruto de los rápidos diálogos en los que me costaba seguir los subtítulos. Pero según fue avanzando la trama iba quedando claro los pasos a seguir en la presente temporada.

Lo primero, y necesario, era saldar cuentas tras la muerte de la mujer de Opie, y aunque no se haya castigado a los verdaderos culpables por el bien del club (todo a su tiempo, todo llegará) a esta venganza no le ha faltado emoción (reconozco que hasta tube que apartar la vista de la pantalla en algún momento). Ahora Opie puede empezar a remontar tras el duro varapalo, pero está claro que sus actos tendrán consecuencias, pronto estallará una nueva guerra entre bandas, y mucho me temo que lo hará en el peor momento para el club.

Porque a esta vendetta de Opie, y a los problemas internos que tiene del club ahora hay que sumarles un nuevo enemigo: los nazis que quieren asentarse en Charming con sus empresas. Hasta ahora el pueblo estaba en manos del club, pero con la llegada de estos nuevos empresarios a la ciudad nuestros chicos tienen un nuevo enemigo que se presenta muy poderoso, y es que hasta la fecha nadie había osado apuntar a la cabeza, como es Gemma, y esto es algo que deben pagar, y muy caro.

En cuanto a Jax y a Tara, parece que ambos están dispuetos a luchar por su relación, a dar un paso al frente, él abriéndo su corazón hacia ella, dispuesto a ser totalmente sincero, a mostrar sus fantasmas interiores, y ella a hacer frente a lo que venga, a ser capaz de aguantar y ayudar a superar los problemas a los que se enfrenten, a convertirse en su mujer, dispuesta a ser una especie de Gemma capaz de arropar a su familia (no olvidemos que si Jax lleva a cabio la reforma que pretende en el club, ella será la matriarca). Afortunadamente, les queda mucho bueno que ofrecernos.

Desgarradores los minutos finales del episodio, con una intensidad que desbordaba la pantalla, una clara muestra de lo grande que es la serie, pero sobretodo de la dureza a la que nos enfrentaremos en esta temporada.
Sons of Anarchy ha vuelto, y lo ha hecho por la puerta grande.

5 comentarios:

Noa dijo...

Llevo todo el día leyendo posts sobre el capitulazo... fue inmennnso!
Menuda vuelta, triunfal!

10 de septiembre de 2009, 16:25
Kratos dijo...

Ha sido un capitulazo! Va a ser muy interesante ver como va evolucionando Tara según se vaya enterando de todo el jaleo.

10 de septiembre de 2009, 16:31
satrian dijo...

De nuevo como en The Shield escenas de volver la mirada, crudeza y desgarramiento en primer plano, junto con unas tramas muy interesantes, han puesto a los hijos en el punto de mira de todos, aguantarán el reto, que temporada más interesante se presenta.
Yo empecé a verla con los subs en inglés y tuve que dejarlo por la rapidez y la cantidad de términos que desconocía, la segunda parte estuvo más fácil.

10 de septiembre de 2009, 16:42
Alex dijo...

La palabra para descrbir la serie es... intensa.

Intensa en tramas, en situaciones, en actuación... que maravilla de serie.

10 de septiembre de 2009, 17:59
ALX dijo...

Lo que le han hecho a Gemma promete consecuencias por todo lo alto.

11 de septiembre de 2009, 2:23