20 abr. 2011

How i met your mother 6x21: "Hopeless"

A nadie se le escapa que How i met your mother no atraviesa por su mejor momento, lejos quedan ya las maravillosas primeras temporadas, pero también es justo reconocer que en esta sexta temporada están haciendo las cosas mejor, y lo que para mi es mucho más importante: de forma diferente, explorando nuevos terrenos y haciendo crecer y madurar a los personajes, y por tanto con ellos a la serie.
A pesar de este cambio, o más bien, aprovechando lo mejor de antaño con lo bueno de ahora, nos han ofrecido un capítulo redondo, a mi parecer brillante, que me reconcilia más si cabe con Ted y compañía tras el mejor capítulos de sus tres últimas temporadas.

Si todavía no sabes porqué Ted se compró en su momento las botas de cowboy rojas, mejor no continues leyendo.


El capítul comienza con Barney dispuesto a quedar con su padre de nuevo, pero esta vez a su manera, o lo que es lo mismo, para una buena fiesta en la que traer de vuelta a su "tio Jerry" quien con 6 años se despidió de Barney recordándole que "nunca dejara de salir de fiesta" no sin antes esconderle tras la oreja una chapa para que nunca se olvidara de él (parece que de aquí le viene la afición a la magia...).
Pues bien, con su padre ya en el bar llega la primera escena whatthefuckera con esa trepidante conversación en la que intentan decidir a qué pub irán de marcha. Si, una larga lista de nombres como "where" "was", "focus" o "wrong" que nos dejó un gag ágil y muy divertido para abrir boca de lo que nos esperaba.

Finalmente deciden ir al Hopeless que da título al capítulo y dónde cada uno con su trama consiguen brillar como en sus inicios: Barney como anfitrión de la velada decide emborrachar a su padre, y éste ni corto ni perezoso finge hacerlo para demostrar a su hijo que ha llegado el momento de dejar atrás esa vida. En un primer momento todo parece indicar que el padre ha vuelto a desfasarse, pero en realidad después vemos cómo solo se trata de un truco para borrachos (la mejor audiencia para un mago). Muy buena la trama a pesar de su predecibilidad, ya que parece que a partir de aquí veremos a un nuevo Barney dispuesto a encontrar el amor, o mejor dicho, a recuperar el amor que ya dice haber encontrado.
Lily y Marshall por su parte se pican mutuamente y terminan en un concurso por ver quien de los dos consigue antes 5 numeros de teléfono del sexo opuesto. Ni que decir tiene que por supuesto gana Lily, pero el resultado iba a ser el mismo: sexo en el baño, con lo que los dos salían ganando (al parecer siempre apuestan lo mismo, qué grandes son!).


Para el final me dejo el que para mi ha sido el puntazo del capítulo, la trama de Ted y Robin.
Como Barney queria hacer resultar a sus amigos más interesantes a los ojos de su padre, les adjudico unos nuevos roles (graaaande) y a ellos les tocó ser pareja, por lo que en el pub cuando a Robin se le acerca un chico, Ted se interpone y lo espanta.
Lo que él no sabia es que se trataba de un amor secreto de Robin que había conocido durante la relación entre ambos. De este modo llegamos al flashback y vemos como Robin y Ted se encuentran comprando en una tienda y mientras él se encuentra probando ropa ella se cruza con el susodicho y mantienen un pequeño coqueteo gracias a la horrenda camisa de él.
Posteriormente vemos que el día del encuentro es cuando Ted se compró las míticas botas rojas que tanto juego nos dieron en el 3x19 y en el 4x21 y conocemos que tras reirse de ellas, se las termina comprando porque la dependienta le dice que estaría muy sexy con ellas.
Ese fue el día del mejor polvo entre la pareja, muy grande que Ted pensase que era por llevar las botas puestas, cuando en realidad fue porque Robin le tapó la cara para imaginarse al chico de la tienda. Enorme Robin, enorme.

Si antes comentaba que a Barney le esperan cambios, parece que a Robin también ya que la participación de Michael Trucco parece que será recurrente ya que Ted narra que la historia entre ambos no acabará ahí, y yo que me alegro.
Todos estos cambios no le están sentando mal a los personajes y a la serie, asi que espero que sigan por este buen camino de aqui en adelante. Eso si, sin descuidar los recursos temporales que tanto le han dado a la serie y que como se ha demostrado con este capítulo, tanto se agradecen.

3 comentarios:

Spoiler Alert! dijo...

No me esperaba para nada el asunto de los flashbacks! muy bien jugado! Hay veces, aunque les cuesta, que nos recuerdan lo grandes que son y por qué han llegado tan lejos.

PD: me había olvidado de lo del "mejor polvo" xD

Saludos!

20 de abril de 2011, 19:51
martinyfelix dijo...

Lo acabo de ver! Que hype tan grande me había entrado por vuestra culpa. Pero no ha decepcionado, me gusto muchísimo. Esta sexta está teniendo capítulos muy buenos.
Robin es muy grande, quiero que la aprovechen más todavía, pero aquí se ha marcado un puntazo con la chorrada de las botas. Y me encanta que lo de las botas siga dando tanto juego.

26 de abril de 2011, 16:33
VaRyAmO dijo...

Se te ha olvidado la grandeza de esa minicabecera cantada por ellos! Y yo preguntándome por qué no había cabecera en este capitulo jaja.

Muy de acuerdo contigo, muy bueno el capítulo, ¿será Trucco la pareja final de Robin? Me ha encantado el detalle de como se conocieron y de que esa historia aún no ha terminado. ¿O será Robin el amor de Barney? Aunque quizás apostaría más por la chica que conoció hace algunos capítulos.

¡Espero un final de temporada que nos deje con ganas de mucho más!

27 de abril de 2011, 17:29