13 abr. 2011

Aquí nació la diosa Sandra (Survivor: Pearl Islands)

Cuando me recomendaron la séptima de edición de Survivor no las tenía todas conmigo, porque ya sabia de antemano quien se alzaría con el triunfo, pero sobretodo porque sabía que era la primera edición de mi odiado Rupert. Finalmente decidí ponerme con ella empujado por los comentarios positivos sobre la participación de este supuesto héroe, pero sobretodo porque contaba con un twist muy interesante. Además, para qué negarlo, sentía mucha curiosidad por descubrir al mítico Jonny Fairplay y por ver la primera participación de la diosa Sandra.

Lo primero que tengo que decir es la desesperación que viví en el primer tramo de la temporada, llegando incluso a plantearme el abandonarla por la frustración de ver perder siempre a la tribu con la que me posicionaba (yo como siempre, al contrario que el resto del mundo, iba con la tribu Morgan, más que nada porque me gustaba Osten y Tijuana). Afortunadamente la racha no tardó en cambiar, aunque en un primer momento fuese porque la otra tribu boicoteo la prueba para deshacerse de un miembro molesto (curiosamente, cuando se hace esto después la tribu es castigada por el destino perdiendo en sucesivas ocasiones).
Pero no todo en la tribu Drake era malo para mi, ya que la alianza Sandra-Rupert-Christa me gustaba (ojo, la alianza en si, no necesariamente todos sus integrantes, si su fidelidad y estrategias). Y por supuesto Fairplay, quien pasó un poco desapercibido al principio, aunque como toda su tribu, y terminó resultando un gran concursante y gran villano.

Antes de llegar a la merge se produjo el famoso twist, para mi de los más interesantes de todas las ediciones que he visto: las dos tribus debían competir con una tercera tribu formada por los concursantes ya expulsados; entrarían en el concurso el número de concursantes como a tribus hubiese vencido en la prueba. Como los Outcast resultaron ganadores dos concursantes fueron los repescados: por un lado Lill y por otro Burton, siendo cada uno reintegrado a la tribu que les había expulsado previamente (cosas de la suerte). A partir de aqui los dos se unieron para llegar juntos a la final2 y desde ese instante se convirtieron también en dos de mis favoritos de la edición (ya no solo por ser repescados, sino porque Lill era todo un personajazo con su rol boy scout).

Poco tardó en llegar la merge y con ella las cosas se volvieron totalmente locas...¿gracias a quién? A Fairplay quién sino. Comenzaron los blindsides (aunque se estilaron durante toda la temporada) y el campamento entró en un estado de histeria muy interesante.Para mi, en esos momentos, destacar la expulsión de Rupert y es que se lo había ganado a pulso. Vaya por delante que no es santo de mi devoción, pero no se supo cubrir las espaldas, destaca tanto en el juego social (y más tras pasar un par de días con la otra tribu) como en la parte física, y mucho más ejerciendo como lider de la tribu. Él solito se puso la soga al cuello y sus compañeros no tuvieron más que darle una patadita a la silla que lo sostenía...
Con su salida se deshacía la triple alianza y fue ahi donde salió a relucir Sandra. Ella sabía que de no ponerse manos a la obra no tardaría en seguir los pasos de su amigo Rupert por lo que comenzó a buscar alianzas y a hacer estrategias para ir avanzando día a día, y aunque tuvo que deshacerse de su amiga Christa (gran personaje también), supo encontrar su posición y hacer creer a Fairplay que él se encontraba al cargo para no ponerse una diana en la espalda.
Para mi, chapeau a su juego social desde ese momento, y en general en toda la edición, aunque al principio estuviese escondida tras Rupert.

Y así llegamos el final3, donde Lill se hacía con la inmunidad y debía decidir a quien se llevaba a la final: Sandra o Fairplay (ops, aun no he comentado nada de la mentira sobre su abuela. Pues bien, a mi me parece que cualquier cosa es respetable para avanzar en el juego, y su engaño está claro que le permitió llegar más lejos, así que para mi bien jugado). Yo no lo habría duda de estar en la posición de Lill, ya que Fairplay había traicionado a todo el jurado, mientras que Sandra tenía justificadas todas sus acciones...a la final me iría con Jonny de cabeza. Pero no, Lill creyó que ella lo merecía más y precisamente por eso se alzó con el triunfo, porque lo merecía. Yo muy contento con el resultado, pero de haber ganado Lill frente a Fairplay tampoco me hubiese parecido mal, al fin y al cabo ella también se lo había currado mucho. Si, había pasado 8 días fuera del juego, pero precisamnete por eos tenía que reconstruir alianzas, cosa que hizo muy bien, y encima supo sobreponerse a las traiciones que fue sufriendo hasta llegar a la final.
Su peor decisión, no llevarse a la final a Fairplay, y así lo acabó pagando.

Survivor Pearl Island, una edición muy recomendable, entretenidísima y con grandes concursantes y buenos movimientos. De mis favoritas.

P.D: Tras ver su primera participación, me mantengo en mi opinión sobre Rupert. Puede ser muy fuerte, ser muy buen superviviente, pero no me gusta su personalidad ymucho menos me gustan sus aires de superioridad, ese enfrentamiento con Fairplay por haberle votado en el que casi llega a las manos fue muy triste por su parte, sobretodo cuando te tienen por un héroe (si te votan, te jodes, forma parte del juego, no llegas a ese nivel).

2 comentarios:

minuto47 dijo...

Creo que coincido absolutamente en todo contigo, salvo en lo de Lill, es que la odio a muerte, y si, gracias a ella pudo ganar nuestra gran Sandra, pero es que con ese gorrito me dan ganas de meterle la cabeza bajo el agua y esperar a ver que pasa xDD.

Qué decir de Pearl Islands, la vi en un día y me encantó tanto, que la vuelvo a ver de vez en cuando. De las ediciones previas al All Star me parece la más completa, los jugadores ya sabían a lo que iban y lo explotaron al máximo. Y también el que Sandra estuviera por alli ayudaba, que es que yo la amo demasiado.

13 de abril de 2011, 18:51
Dani dijo...

Yo ya te dije lo que opinaba de la decisión final. Yo creo que Jon se hubiese ganado los votos de Tijuana, Burton, Darrah y Ryan (y no sé si el de Sandra si Lil la hubiese expulsado), así que Lil con su expulsado lo que decidió es contra quién quería perder.

Después de gustos soy contrario en casi todo. Favoritos Sandra, Burton, Andrew, Darrah y Jon. Odiados: OSTEN (de los que más odio en toda la historia de Survivor), Tijuana y Rupert.

Y los outcast me parecieron injustos en cuanto a que deberían haberlo dicho al principio de la edición, pero esta edición no sería tan genial si no hubiesen vuelto los dos.

Acabo diciendo lo graciosa que es toda la temporada, desde la mentira de Fairplay hasta el vocabulario de Sandra Motherfucker Diaz Fuckinghyphen Twine pasando por el momento pelícano o Burton riéndose del culo de Rupert como si tuviesen seis años xD.

13 de abril de 2011, 19:00