2 abr. 2011

Epidemia musical en el Seattle Grace

Aunque haya abandonado Grey´s anatomy hace dos temporadas, como ocurrió con la doble season finale de la temporada pasada, desde que supe que Shonda tenía en mente un episodio musical sabía que volvería puntualmente al Seattle Grace para ver la sucesión de WTF que nos tendria preparados.
Este episodio, el 7x18 "Song Beneath The Song", llegó esta semana y la primera impresión es que ha sido un capítulo emotivo (algo que en mi tratándose de Anatomia de Grey tampoco es decir mucho), con pocas tramas (cosa que personalmente he agradecido, así no he estado perdido) pero con un exceso de canciones (Shondita, que sea musical no impide que los persanjes puedan interactuar sin cantar!).

En rasgos generales la selección de canciones me ha gustado mucho, la utilización de canciones icónicas de la serie me ha parecido todo un acierto, un gran homenaje a la BSO que tanto ha dado a la serie y de paso también a los fans. De los temas, no pudo evitar quedarme en un primer momento con "Chasing Cars" y "How to save a life", representantes de lo mejor que ha dado Grey´s anatomy, así como destacar también el "Breathe" interpretado por Lexie Grey, toda una grata sorpresa su voz en un momento bastante crucial de la trama.

Hablando de la trama, todo un drama de los que hacen que me reconcilie con la serie, aunque sea momentaneamente. Creo que a nadie le sorprede que a estas alturas afirme que cuanto más sufran mis personajes preferidos mejor/peor me lo paso viendo la serie y con este episodio lo han logrado a la perfección.
Todo el capítulo versa sobre el accidente que deja al borde de la muerte a Callie (y con ella a su hijo y al de Sloan en su vientre), para mi uno de mis personajes preferidos de la serie, por lo que disfruté al máximo con la agonía de las operacines al límite, al borde de la lágrimilla sobretodo en los primeros 15 minutos del capítulo (después con las canciones el drama se hace mucho más ligero).
Vale que el episodio peca bastante de predecible pero aun así eto no impide que haya disfrutado mucho con este especial, y es que si algo se agradece en series tan longevas es que se salgan un poco de su zona seguro y nos muestren otras facetas. No siempre salen buenos resultados cuando se arriesga, pero en este caso creo que el resultado es bastante satisfactorio.

Me ha gustado mucho el montaje de "las dos" Callies y que ella llevase el peso del episodio, porque encima tiene una voz muy interesante, pero sobretodo ángel como bien demuestra en la canción que pone broche final al capítulo, llena de fuerza y de emoción y que no pudo parar de escuchar desde entonces. Muy grande Sara Ramírez.



P.D: WTF cada vez que cantaba Owen, no se porqué pero se me hacía extrañisimo.

P.D2: Genial el momento autoparódico de Karev sobre sus relaciones, y las desgracias del hospital en general.

4 comentarios:

LiPooh dijo...

Muy de acuerdo en todo lo que dices ;P Muchísimas canciones, aunque muy bien elegidas, y grande Sara!!!

Es verdad que Lexie tiene una voz muy bonita, a diferencia de Meredith...

Y lo importante, ¿vas a seguir o te vuelves a bajar del carro? Ni siquiera es necesario que veas las dos últimas temporadas ;P

Saludicos.

2 de abril de 2011, 16:42
Un telespectador más dijo...

Lipooh, me bajo, me bajo, que tampoco he visto nada que me atrayese lo suficiente. Eso si, a la boda asisiré como buen fan de la pareja, que tiene pinta de ser para la season finales si es que Callie llega bien recuperada ;)

2 de abril de 2011, 17:16
fon_lost dijo...

Le ha salido bastante bien la jugada a nuestra Shondita. A mí me ha gustado volver a ver a Addison, aunque no haya hecho nada, y la elección de temas (Chasing Cars sigue siendo, para mí, LA canción). Y ya que leo que no te vuelves a subir al carro...igual con la season finale, si nos tienen preparada alguna sorpresa, vuelves a caer..^^

2 de abril de 2011, 18:39
martinyfelix dijo...

He visto los trozos importantes del epi, y ahora entiendo porque Shonda tiene esa fama. Algún día, ya lo dije, tengo que ver ciertos capis.

Y que pedazo de vozarrón tiene Sara Ramírez.

2 de abril de 2011, 22:57