9 jun. 2010

De princesas, terapeutas, embarazos y cruissing.

Este lunes concluía la interesante segunda temporada de United States of Tara, una temporada que ha mejorado respecto a la anterior, con tramas más sólidas para todos los personajes e involucrando en ellas a las diferentes personalidades de la matriarca. Sin duda, todo un acierto para hacer crecer a todos y cada uno de los caracteres que componen la serie.

A partir de aqui, spoilers de lo que ha dado de si esta recta final de temporada.
La aparición de la nueva personalidad de Tara, la terapeuta Shoshana, llegó a la serie revolucionando su matrimonio y su vida, ya que con ella llegaron las revelaciones sobre el pasado de Tara, ayudando poco a poco a entender sus problemas y a comprenderse a si misma. Gracias a ella Tara cogió fuerzas para seguir buscando el porqué de su enfermedad, y Max abrió un poco más los ojos acerca de su situación. Todo esto les llevó a una fuerte crisis, pero afortunadamente fueron capaces de sobreponerse, al fin y al cabo todas las parejas tiene altibajos, pero esta con más razón.
Las personalidades de Tara siempre han servido como hilo conductor de las historias, pero en esta temporada han quedado relegadas a un segundo plano, cobrando más importancia el resto de personajes, aun sin alejarse de la premisa de la serie. También es cierto que los alters han influido en el resto de tramas, como ha sido el caso de Buck y su relación con Pammy, que desgastó mucho su matrimonio.

Yo, como siempre, me sigo quedando con las tramas de los adolescentes, que en esta temporada han brillado más que nunca: Kate ha tenido dos tramas importantes, en la primera mitad ha estado "poseída" por la princesa Valhalla Hawkwind "haciendo negocio" online y colaborando con su creadora. A raíz de esto conoció a su nuevo novio quien tras idas y venidas estuvo a punto de comprarle un piso. Para nuestro bien, recuperó el sentido aunque fuese a última hora, porque esa relación no era sana, y apartarla prematuramente de su familia, tampoco.
En cuanto a Marshall hemos ido acompañandole en la búsqueda de su identidad sexual, poco a poco ha ido madurando, conociéndose más a si mismo y ubicándose como persona. Su intento de relación heterosexual no funcionó y no tardó en descubrir sus verdaderos sentimientos (quien le iba a decir que sería practicando crissing) hacia su amigo. Por fin es abiertamente gay, un paso más hacia la felicidad.
No me olvido de Charmaine, centrada en su futuro matrimonio y en su embarazo de Neil, quien cada vez me ha ido ganando más esta temporada. Me ha gustado mucho todo el lío que ha traído consigo la revelación del veradero padre de su hija, aunque la resolución de su trama estuviera cantada desde el principio. A mi Neil me gusta, y en realidad es quien la hace verdaderamente feliz, asi que quiero ver cómo evoluciona su relación a partir de ahora.

Volviendo al hilo central de la temporada, gracias a los chispazos que ha ido recordando se reencuentra con Mimi, quien descubre que fue su madre de acogida durante su niñez (y gracias a esto conocemos a Pollo, Tara con 5 años). De este modo empiezan a encajar piezas a las que hasta ahora no le habiamos prestado mucha atención, y posteriormente gracias a su padre demente se entera de que tiene un hermanastro.
Todo esto explota en la boda de Charmaine, terminando con ella abandonada en el altar y con Tara enfrentándose a su madre y descubriendo el porqué de las cosas: su hermanastro abusaba de ella y es por esto que su madre se vio obligada a separarse de sus hijas. Por fin descubrimos el origen del problema de Tara, lo que promete mucho de cara a la tercera temporada ya que no tardaremos en conocer al hermano perdido que a buen seguro revolucionará la familia.

United States of Tara nos ha regalado una muy buena temporada, combinando perfectamente momentos intensos con otros más distendidos, pero siempre dejando un muy buen sabor de boca, La verdad es que todo el equipo se ha lucido.
¿Podrá curarse ahora Tara conociendo ya el origen de su problema? ¿Mantendrá Marshall su relación? ¿Encauzarán la suya Charmaine y Neil? ¿Cómo lidiará Max con la revelación final? ¿En qué lio se meterá Kate? Tocará esperar...pero la tercera temporada pinta muy bien.

4 comentarios:

Bertoff dijo...

Me ha encantado la temporada y el final me ha parecido perfecto perfecto!! se me ha pasado volando además, parece que fue ayer cuando discutíamos si la personalidad que se enrollaba con Pammy era Buck o un nuevo alter.. jeje

El protagonismo que han perdido los alters en favor de los demás miembros de la familia me ha parecido sin duda lo más acertado de la temporada, yo me enamoré locamente de la Princesa Walhalla Hawkwind y de Marshall haciendo cruising!! (por qué no decirlo, también del vecino jovencito que de repente hizo mutis por el foro..) en definitiva muero porque llegue la tercera temporada YA! no puedo esperar a conocer al hermanastro de Tara y sobretodo su situación mental..

9 de junio de 2010, 19:16
Yorch dijo...

A mí también me ha gustado más esta temporada, todos los personajes me han ido conquistado poco a poco, aunque con Kate me cuesta más trabajo.
Neil me encanta y creo que su relación con Charmaine puede dar mucho juego.

Y en el último capítulo me he reído mucho con Chicken ^^

Saludos!

9 de junio de 2010, 20:33
Antara dijo...

La temporada ha sido perfecta, qué pedazo de actriz es Toni Collete y qué pool de directores, escritores y actores han estado en esta entrega. Me da a mí que lo del hermano no termina allí, creo que el abuso debe ser repetido y realmente traumático para quebrar a una persona de esa forma y apuesto que en la casa de acogida pasaron más cosas. Pero me muero por conocer al hermanastro, claro está.

Fascinada estoy con la interacción de Tara con Charmaine y la madurez de todos los personajes. Qué orgullosa estoy de Kate y de Marshall.

9 de junio de 2010, 21:25
Vanessa dijo...

Ha estado excelente y ha superado con creces a la primera temporada. Si para mí siempre ha sido una serie con altibajos, en esta segunda temporada los altibajos han dado paso a una montaña rusa de buenos momentos, sin apenas decaer.

El final me ha encantado e incluso me ha emocionado, algo que en mí es raro.

¡Y qué marido tiene Tara! ¡¡Qué manos tiene el marido de Tara...!! ;)

10 de junio de 2010, 12:45