14 jun. 2010

Breaking Bad 3x13: "Full Measure"

Mucho y muy bueno hemos hablado ya sobre Breaking Bad, y sobretodo acerca de su tercera temporada, pero nunca me parecerá suficiente porque tras estos 13 capítulos no ha hecho más que confirmar lo que venía demostrando en sus dos etapas anteriores: estamos ante una de las grandes, ya no de la actualidad sino de la historia, y el season finale no ha hecho más que confirmarlo.

Como siempre, si no has visto el 3x13 Full Measure no contunes leyendo porque los spoilers poblarán el texto.

Tras el tremendo final que se marcaron en el anterior capítulo, con Walter atropellando y disparando a los asesinos de su anterior compañero para evitar el tiroteo entre ellos y Jesse, nos encontrabamos con muchs dudas respecto a cuales serían las consecuencias, y la respuesta no se ha hecho esperar, aunque fuese engañosa.
Pero antes de esto, volviamos a los WTF que caracterizan los minutos inicales de esta temporada (aunque este haya sido quizás el de menos intensidad) y se nos muestra en esta ocasión la compra de la casa familiar por parte de Skyler y Walter, y de paso, cómo han evolucionado ambos personajes, sus vidas y sus espectativas vitales.

Posteriormente nos llega la respuesta a través de la intensa reunión cargada de silencios y caras duras entre Walter y Gus, llegando a un acuerdo claramente favorable al primero según el cual continuaban la producción junto a su anterior ayudante y olvidaban lo sucedido...¿de verás Walter confiaba en que esto podría funcionar? Ciertamente no, pero al menos ganaba tiempo para idear un plan que garantizase su seguridad a largo plazo, afortunadamente tampoco tardríamos en conocerlo.

Mal vamos si sus caminos se separan...

El plan de Gus era bien diferente, meter a su cocinero en el laboratorio para que aprendiera lo antes posible lo necesario para estar al cargo cuanto antes, pero si algo caracteriza a Gale no es la astucia y su sospechoso comportamiento no tarda en activar el cerebro de Walter para acabar con él. Walter se reune con Jesse y tras localizar la casa de Gale es cuestión de horas que finalice el plan.
Pero el plan no sale como él esperaba ya que el esbirro de Gus le intercepta a la salida de su casa porque " hay una fuga en el laboratorio". Al llegar allí se encuentra con el matón de Gus y comprende que debe quemar su último cartucho si quiere seguir con vida: trata de vener a Jesse a cambio de no morir en ese preciso instante. Mike pica el anzuelo y cuando Walter llama a Jesse para supuestamente localizarle, éste le dice que tiene que hacerlo él, que tendrá 20 minutos de ventaja y que de lo contrario van a matarle.

Ponemos así rumbo al último minuto del season finale, en el que Gale no escucha la llamada telefónica que le pondría en preaviso de lo que iba a suceder, por tanto Pinkman llama a la puerta, Gale le abre y al instante es encañonado por un desencajado Jesse. Se me para el corazón y, segundos después, el gatillo es apretado.

Bien es cierto que el final no ha sido tan emocionante o intenso como otros de esta temporada (el anterior sin ir más lejos), pero lo que implica para la historia y para los personajes es demoledor y promete mucho de cara a la cuarta temporada. Es difícil saber cómo se van a sobreponer ante tal situación, pero tengo confianza plena en los guionistas, ya que hasta ahora han demostrado saber qué están haciendo en todo momento.El único pero que se le podria poner a esta finale sería que la acción no ha salido de los cuatro o cinco personajes mencionados, pero tampoco se les ha echado mucho en falta a decir verdad. De Hank quedémosnos con su imagen saliendo del hospital tras haber "perdido" su apuesta con Marie.

¿Veremos esta imagen en el futuro en una posible huída? Espero que no...

Walter y Jesse cada vez lo tienen más crudo, pero hasta la fecha han ido sacándose las castañas del fuego...¿lo lograrán una vez más?

2 comentarios:

Nahum dijo...

Totalmente de acuerdo en que el final no ha sido tan intenso, pero solo visualmente. De fondo, corre una marejada mucho mayor por el salto que han dado. Se han enfrentado radicalmente a Gus y Mike, curiosamente para poder seguir viviendo.

Y pensar que todavía les quedan muchos hilos por explorar, como todo lo que la recuperación de Hank puede crear...

Sin duda, una de las más grandes.

14 de junio de 2010, 21:46
herb_b dijo...

Pues a mi si que me ha parecido tan intenso o mas, esta vez gracias a las interpretaciones: el cambio de registo de Walter, de suplicar, a la frialdad con la que escupe los numeros de la direccion, y sobre todo, la cara de Jesse en el ultimo minuto, son de esas cosas que se quedan grabadas

15 de junio de 2010, 2:19