26 ago. 2009

Sons of Anarchy: it´s about family

He de reconocer que tenía mis dudas respecto a Sons of Anarchy, una serie sobre un club de moteros y sus trapicheos no parecía ajustarse a mi perfil seriéfilo, por eso había dilatado tanto mi primer contacto con ella a pesar de las grandes críticas que le precedían. Pero afortunadamente solo hizo falta ver le piloto para que todas mis dudas se disiparan, y no solo eso, para que me diera cuenta de que estaba ante algo grande.
Porque lo que a priori puede parecer una serie sobre un club de moteros que controla un pueblo, y que no duda en emplear cualquier método para mantener su poder en él, va mucho más allá y trata sobre cómo puede establecerse una familia más allá de la relación sanguínea, de cómo la amistad puede ser más fuerte que cualquier otro lazo.

La serie tiene como punto de partida el prematuro nacimiento del hijo de Jax, y del descubrimiento por parte de éste de un libro de su padre muerto sobre el cambio que le habría gustado llevar a cabo en los Sons. Paralelamente se produce una explosión en el almacén de armas del grupo, lo que aviva las llamas de una guerra entre bandas rivales que se presenta muy dura para todas las partes.
Pero esto es solo el comienzo de una larga lista de conflictos que harán que poco a poco vayamos conociendo los entresijos del clan de los Sons of Anarchy, de su funcionamiento, de su escala de valores, de sus redes, de sus motivaciones y de sus luchas, pero sobretodo, de que vayamos conociendo cada vez mejor a cada uno de los miembros de esa gran familia que el club compone.

De entre tanto personaje intersante, para mi destacan tres: Jax, quien gracias a su carácter y a su particular forma de entener el club se presenta como uno de los personajes más atrayentes, cintentando dejar atrás la violencia y siempre apoyando a sus "hermanos", además de por sus lios sentimentales que tanto juego han dado en esta temporada; Gemma, la inmensa Katey Sagal, con el gran personaje de la serie, una mujer dura (grande cuando le parte la nariz con el monopatín a la otra), con personalidad y manipuladora, capaz de todo por proteger a su familia y que se come a todos con solo salir en escena; y ya en un segundo plano, Half Sack, quien poco a poco ha ido ganando protagonismo y hasta resultar un personaje encantador, quien a buen seguro seguirá evolucionando y tendrá mucho que decir en la segunda temporada.

Destaco estos tres personajes, pero podrian ser muchos otros, como la Agente Stahl de la ATF que tanto juego nos ha dado, o el propio Clay y su forma de llevar las cosas, pero lo importante es que me he encontrado con una serie fantástica, con una primera temporada perfecta que me ha dejado con muchas ganas de más, menos mal que ya queda poco para su regreso, es la ventaja de haber tardado tanto en descubrirla...

6 comentarios:

David Saltares dijo...

Sinceramente, nunca había oído hablar de la serie. Últimamente parecen salir de debajo de las piedras, ¡Dios, cuánto contenido por ver! No tengo tiempo para nada y sólo puedo seguir unas cuantas.

La trama no me atrae demasiado, igual que a tí inicialmente, no sé si le daré una oportunidad pero antes la verdad es que van otras como: terminar The Wire, ver los Soprano y algunas más.

¡Saludos!

26 de agosto de 2009, 18:03
Van Hessa dijo...

Mil veces lo he dicho y mil más que lo diré: Para mí, la revelación de la pasada temporada. El mejor estreno. Y estoy ansiosa de que llegue el próximo 8 de septiembre para que se emitan nuevos episodios. Espero que este año no tarden los subtítulos tanto como el año pasado. Fue una agonía.

26 de agosto de 2009, 18:45
satrian dijo...

Estoy liado y peleado con mi post sobre ella, pero veo que te ha gustado la serie tanto como a mí, muchas ganas de que empiece la nueva temporada.

26 de agosto de 2009, 19:27
ALX dijo...

Lo dicho Katey Sagal se come al resto cada vez que aparece en pantalla. Que ganas de que empiece la segunda temporada.

26 de agosto de 2009, 23:04
Chuchín TV dijo...

Yo creo que a todos nos ha pasado lo mismo con esta serie: no encajaba con nosotros. Pero bendito el día que nos decidimos a darle al play. Yo, desde luego, no esperaba que me gustara tanto. El último capítulo me erizó todos los pelos del lomo... ;-p

A ver qué nos trae la segunda temporada.

27 de agosto de 2009, 20:57
Kratos dijo...

El mejor estreno del año sin duda, una serie grandísima, en solo una temporada ya alcanza un nivel excepcional, que ganas ya de ver la segunda temporada!

28 de agosto de 2009, 21:07