24 ago. 2009

Cuando Casey se comió a Chuck (1ª Temporada de Chuck)

Hace poco comentaba las buenas impresiones que me estaba dejando Chuck, sobretodo tras el más que interesante capítulo sobre el suero de la verdad que sirvió como detonante de un par de buenas historias. Lamentablemente esto se quedó en solo un espejismo, y los últimos capítulos no supieron sacar jugo a la situación y desaprovecharon a los dos personajes que estaban poniendo pimienta al asunto: el reaparecido Bryce y la incorporación de Lou. Ambos personajes se presentaban interesantes sobretodo por el cuarteto amoroso que se atisbaba, pero nos dudaron un suspiro y cuando nos dimos cuenta ya no estaban en pantalla.

Con su desaparición, los capítulos volvieron a la rutina, y lo que era todavia peor, Sarah y Chuck se habían distanciado, con lo que poco a poco los secundarios del Buy More y sobretodo Casey se fueron adueñando de la serie. Los primeros con sus juegos y sus competiciones freaks, destacando la relación Morgan-Anna dejándonos divertidos momentos como los celos de ésta por Ellie y la comida-presentación con los padres de ella. Parece que por fin Morgan ha encontrado su hueco en la serie, ya que ultimamente está muy descolgado de Chuck (ser el Intersec y llevarlo en secreto es lo que tiene...).

Pero como reza el título de la entrada, no es otro que Casey el que ha salvado estos capítulos que cerraban temporada, ya no solo destaca por las perlas que salían por su boca, por esos comentarios irónicos que le caracterizaban o por las caras que pone, sino que han ido un paso más allá y le han dejado mostrarnos su corazoncito, regalándonos una trama sentimental que nacía desde el pasado con otra espía que creía muerta. Grande Casey sufriendo por amor apoyándose en Chuck (me gusta la amistad que está surgiendo entre ambos) o irrumpiendo en la boda de su amada (previa caida en la piscina).

Por todo esto, es Casey el que ha salvado apra mi el final de temporada, un final muy soso para una serie de estas características. Es cierto que Chuck es un simple entretenimiento, que no se toma en serio a si misma, está ahí para hacernos pasar un buen rato sin mayores pretensiones, pero al ser una serie de espías, un buen cliffhanger final no estaría de más. En algún momento salibé con la idea de que Chuck pudiera ser llevado a un edificio del gobierno y apartado de su familia, con Sarah intentando liberarlo, pero todo se solucionó pronto. Otra solución sería un certero disparo a alguno de los protagonistas, pero finalmente nos quedamos con las ganas y nos ofrecieron la solución más simple (la pedida de mano de Ellie) y nos dejaron como estabamos.

En breves tocará comenzar con la segunda temporada, de la que espero un poquito más tras las buenas críticas recibidas y de todo el revuelo con su renovación. Espero que no termine decepcionándome...

2 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Que tristeza, ni un mísero comentario...con lo grande que es Casey! xD

26 de agosto de 2009, 0:10
anade dijo...

Casey es muy grande. La química y la complicidad que tienen Chuck, Sarah y él es impresionante. ;)

Ya nos dirás qué te parece la segunda temporada, pero ya te adelanto que es mucho mejor que la primera y una de las mejores tandas de capítulos de este año. ¡Disfruta!

26 de agosto de 2009, 21:41