28 ago. 2009

La grandeza de Dunder Mifflin (2ªTemporada de The Office)

La primera temporada me había dejado muy buenas sensaciones, pero es que la segunda me ha conquistado del todo. He caído en las redes de Dunder Mifflin hasta el punto de estar en condiciones de afirmar que casi es mi comedia favorita, solo superada por How i met your mother.

Si en los seis primeros capítulos nos presentaban sobretodo a los cuatro protagonistas (Michael, Jim, Pam y Dwight), en esta segunda vamos conociendo mejor a los diferentes secundarios que pueblan la oficina, y ante los cuales uno no se puede resistir: no me digais que Kevin no es adorable (y más después de conocer su faceta de músico), que las borderias y las caras de Ángela no son geniales, que Phyllis a pesar de las humillaciones que sufre no es encantadora (y qué guapa estaba en casino!), que no se le coge cariño a la cotorra Kelly o incluso a la" enseñolastetasporquesoyalchohólica" de Meredith...

Pero si por algo ha destacado esta temporada ha sido por las relaciones que se han ido estableciendo en la oficina: la primera e indiscutible es la existente entre Jim y Pam, y que por fin ha dado un paso firme hacia delante, aunque no se sabe a donde les llevará con ese final de temporada. Si bien es cierto que hacen una pareja increíble y que con sus bromas y con la química que tienen nos proporcionan momentos geniales, no son mi pareja favorita. Este honor lo obstentan Dwight y Ángela, quienes a pesar de no mostrar su relación abiertamente nos dejan perlas divertidísimas en cada capítulo: las escasas palabras que se dirigen, las miradas de ambos, el interés de que muestra Ángela hacia él (con su regalo de San Valentin o escaqueándose para ver su discurso), los pequeños roces en la máquina...gracias a todo esto voy soportando a Dwight, quien por separado cada vez me resulta más cansino.

En cuanto a Michael, cada vez me gusta más, y aunque a veces pueda darme un poco de pena (en lugar de vergüenza ajena a mi me provoca pena) siempre tiene alguna salida realmente genial. Incluso cierra temporada teniendo a 2 chicas trás él, quién se lo iba a decir hace unos cuantos episodios...En el lado opuesto, se encuentra Ryan, quien al principio no me provocaba ningún sentimiento especial, pero cada vez me cae peor, me sobra más...esperemos que la cosa mejor de aqui en adelante...

Esta temporada ha sido infinitamente mejor que la anterior, con capítulos desternillantes como el de Navidad (con ese intercambio de regalos realmente absurdo) o el de la fiesta en el barco, ahora solo espero ponerme pronto al día con las dos siguientes temporadas, y que estas, cuanto menos, mantengan el nivel de esta genial segunda temporada.

8 comentarios:

satrian dijo...

Aun no he acabado la segunda pero mucho mejor que la primera sin dudas.

28 de agosto de 2009, 15:25
ALX dijo...

La segunda es mi temporada favorita. Como bien dices, uno ya se ha hecho a los protagonistas y los secundarios van cobrando más fuerzas. Son ellos una de las grandes bazas de la serie, que arropan a Michael Scott y uno se divierte viendo sus reacciones ante las idioteces que se le ocurren a su jefe.

Michael Scott como bien dices pasa de dar vergüenza ajena a dar penita. Ese episodio en el que se le ve de niño diciendo que quiere tener cien hijos para tener cien amigos deja muy claro porque es así.

La relación Jim Pam me encantó, disfrutaba con cada mirada o cada palabra que se dirigían. Me encantan. De los secundarios no sabría con cual quedarme. Son todos estupendos. Desde Creed, pasando por Angela hasta el soso de Toby. Me parto con todos ellos.

Para mi The Office es mi comedia, por encima de otras como 30 Rock, HIMYM o TBBT. Aunque hay que reconocer que en las últimas temporadas es un tanto irregular. Eso sí, cuando hacen un episodio bueno, se salen.

28 de agosto de 2009, 20:49
Kratos dijo...

Es una de mis comedias preferidas, yo también creo que la mejor temporada es la segunda, pero te quedan muchos capitulazos por disfrutar del resto de temporadas.

28 de agosto de 2009, 21:05
Mauro dijo...

Opino igual que Kratos: la T2 es sin lugar alguna la mejor de la serie pero eso no significa que las otras sean "peores". Simplemente es cuando la serie estalla, de golpe te hace encariñarte con todos los personajes y a partir de ahí es todo alegría (e incomodidad).

29 de agosto de 2009, 11:33
Sunne dijo...

yo estoy ahora con la 3 y la cosa da un salto, no se si las 2 antes copiaban a la inglesa o que pero aqui ha pasado algo.

29 de agosto de 2009, 12:01
Kratos dijo...

La única que copia a la inglesa es la 1, lo demás es todo guión propio.

29 de agosto de 2009, 12:06
anade dijo...

The Office también es mi comedia (y una de mis series) favoritas. Lo bueno de la versión americana es que le cede parte del protagonismo a los secundarios y no se centra tanto en el papel del jefe (Michael Scott es soportable, pero el de la versión británica es directamente repulsivo y dan ganas de abofetearla cada vez que aparece). Creo que mi favorito es Toby, pero es cierto que todos son geniales.

29 de agosto de 2009, 14:36
Moltisanti dijo...

No falla, todos caen rendidos en la 2ºT de The Office y desde aquí solo queda sentarse y disfrutar de lo que te quede por delante. Por algo es mi comedia favorita y con diferencia.

Eso si, veo que necesitas más tiempo para adorar a Dwight. Es grande como él solo :)

29 de agosto de 2009, 20:54