17 ago. 2009

Sobre el 2º Emmy para Bryan Cranston (2ªT de Breaking Bad)

Después de la grata sorpresa que supuso la primera temporada de Breaking Bad, pocos pero suficientes eramos los que deseabamos su vuelta para conocer cómo proseguía la vida de este profesor enfermo de cáncer. Aunque su premisa sea básica, sin fuegos de artificio, sin vueltas de tuerca, la historia de cómo Walter White se convierte en traficante para intentar dejar dinero a su familia cuando este muera resulta más que atrayente.

La primera temporada había cumplido con nota, colándose entre lo mejor del 2008, y esta segunda tempora no solo ha conseguido mantener el nivel, sino que lo ha superado con creces. Aunque ha tenido una gran pega, pero primero, remarquemso lo positivo, que ha sido mucho:

Lo primero es destacar sin duda lo grande que Cranston está en el papel del profesor White, y de cómo poco a poco ha ido ganando seguridad en lo que está haciendo, de cómo ha mejorado su saber hacer en el negocio en el que se ha metido y de la gran química que desprende junto a Jesse.
La parte más fea ha sido tener que bailar con las desconfianzas en casa, con las presiones de su mujer, y a la vez escaquearse para poder "cocinar". Más de un momento de tensión nos han ocasionado estas disputas (lo de la amnesia y aparecer desnudo en el super ha sido un puntazo! xD).

Lo cierto es que White ya no parece el vendedor novato, sino que a base de palos, y tras unos duros comienzos ha ido mejorando hasta convertirse en todo traficante, labrándose un nombre que le lleva a hacer negocios con el mismísimo primer distribuidor de América. Pero justo ahora que parece haber alcanzado una seguridad y una estabilidad en el negocio (y miles y miles de dólares también), es en el hogar donde las cosas se tuercen definitivamente.

Sin embargo no sólo White es Breaking Bad, sino que Jesse, la otra parte del negocio, es el otro pilar fundamental sobre el que se sustenta la serie. Porque Walter no sería lo que es sin él, quien comenzó siendo su alumno para terminar siendo como un hijo para él. Juntos, la serie funciona a las mil maravillas, porque son tan opuestos que se complementan perfetamente y tienen una química envidiable.

Pero a Jesse le faltaba una chica a su lado que le sirviese como contrapunto, una chica que lo enamorara y lo intentara apartar del negocio, que le volviese loco y con ello abrir un nuevo abanico de posibilidades en su personaje. Los guionistas sabían esto y no han dudado en aprovecharlo, con la incorporación de Jena al reparto esto se ha logrado con creces. Al principio parecía una chica corriente pero poco a poco ha ido mostrándosenos como un gran personaje llegando a poner entre la espada y la pared al mismísimos Walter. Sin duda, un gran acierto la incorporación de Jena, además de por su impecable interpretación porque nunca está de más reencontranos con caras de las Gilmore.

Y bueno, destacado ya lo mejor de la temporada, ha llegado el momento de hablar de los aspectos negativos, que alguno si ha tenido. Los capítulos comenzaban siempre dejádonos ver algo que sucederái en un futuro, lo que parecía ser una explosión en la casa de Walter, y a medida que pasaban los capítulos, la información se nos iba ampliando muy poco a poco (esto recuerda muy mucho al recurso empleado en Damages) para finalmente concluir la temporada con la resolución del mismo (y lamentablemente aqui también se ha parecido a Damages). A partir de aqui, llegan unos cuantos spoilers que si quieres ver la serie mejor no leas. Entiendo que con este recurso staban entrando en un terreno peligroso, ya que cuánto más conocíamos de ese futuro, peor pareían ponersele las cosas a nuestros protagonistas, sobretodo tras ver las bolsas con los dos cadáveres al lado del coche de Walter, pero finalmente se ha quedado en nada, con una resolución de tres al cuarto. Parece que no se esperaban la renovación y este accidente de avión es un parche que deja a nuestros protagonistas intactos de cara a la tercera temporada.
Eso si, la que le espera a White con su familia es de órdago, su mujer le ha abandonado tars tanta mentira y su cuñado, al frente de la DEA, le sigue la pista como Hisemberg, y no anda nada mal encaminado. Fin de los spoilers.

Para mi ha sido toda una decepción este final, sobretodo con los flashfordwars que se nos han ido mostrando, y de verdad, espero que la tercera termporada sea la última, que ponga un broche final digno de la serie y que por fin se descubra todo el petate y que el desenlace de Walter sea el correcto (no ha hecho todo lo que ha hecho para terminar en prisión y con todo el dinero encautado por la policía).

2 comentarios:

David Saltares dijo...

Completamente de acuerdo contigo, es una serie genial con una excelente segunda temporada, la siguen pocas personas y eso me da miedo, no quiero que la cancelen antes de que deba acabar. Es una de esas obras ocultas que esconden calidad en su interior.

¡A la espera de la tercera temporada!

¡Saludos!

17 de agosto de 2009, 23:09
missmole dijo...

La verdad es que seguramente hubieran sido suficiente dos temporadas para finalizar esta historia, pero me sigo alegrando de que podamos disfrutar de una temporada más de las desventuras de Walter y Jesse aunque sea a costa de ese final descafeinado,jeje.

19 de agosto de 2009, 13:17