7 may. 2008

In treatment: Sentimientos en estado puro

In treatment narra las vivencias del psicólogo Paul y sus respectivos pacientes a lo largo de la semana, esta estructura (cada día de la semana recibe a uno de los pacientes) junto a la ausencia de acción más allá de las cuatro paredes del despacho del psicólogo, constituyen la originalidad de esta serie.

El director, Rodrigo García, con esta serie nos demuestra que otros estilos son posibles, que puede haber mucha adrenalina sin necesidad de la acción de 24 o Alias, que las miradas o los gestos pueden constituir personajes en si mismos, que no solo las comedias pueden durar 30 minutos,...cada personaje tiene su propio calvario, su propia cruz, sus miedos y sus dudas, Paul será el encargado de ayudar a susperar todas estas dificultades.

Los lunes Paul recibe a Laura (Melissa George), una atractiva mujer con graves problemas con su pareja a los que además se le suma una transferencia erótica paciente-terapeuta.

No es de extrañar que haya sido ella la encargada de abrirnos la consulta de Paul, ya que su trama es una de las más intensas, logrando que desde el primer minuto te quedes prendado tanto de la serie como de la mismísima Melissa.



Los martes le toca el turno a Alex (Blair Underwood), un frio y egocéntrico piloto de la marina americana que fruto de una orden equivocada causó la muerte de 16 niños en un colegio durante la guerra de Iraq.
Su cruz serán sus problemas de conciencia sobre lo ocurrido aquel fatídico día, un accidente que sin duda le ha marcado de por vida.


Los miércoles les toca el turno a Sophie, una adolescente que vive para el deporte, para la alta competición, pero que a lo largo de su vida ha sufrido un par de accidentes que parecen indicar tendencias suicidas. La angustia por demostrar su buena salud mental y la necesidad de recuperarse de su lesión para los próximos juegos serán su caballo de batalla.


Los jueves pasan a consulta Jake (Josh Charles) y Amy (Embeth Davidtz), una extraña pareja que tras cinco años intentando concebir logran tener un embarazo, y es precisamente esto la fuente de todos sus problemas, llegan las dudas sobre si abortar o tener el bebé.

Trabajo, inseguridades, peleas, celos, aborto...muchos problemas y dudas por resolver...


El viernes es el propio Paul (Gabriel Byne) el que se somete a la terapia de la doctora Gina (Dianne Wiest), antigua terapeuta y amiga con la que mantiene una especial y tensa relación, que nos proporciona grandes momentos, con dialógos de alta tensión y gran enfrentamiento, sin lugar a dudas dos grandes frente a frente.
Paul luchará por recuperar la felicidad dentro de su matrimonio, así como por contener sus reacciones frente a sus pacientes.
Si buscas grandes emociones, pasiones y sentimientos en estado puro, sin duda, esta es tu serie.

3 comentarios:

lestat dijo...

Has puesto un post muy bueno que invita a ver la serie. Yo ya le tenía echado el ojo, sobre todo por ese actorazo que tiene cómo protagonista. Habrá que hacer sitio entre todas las series que estoy viendo para ésta. Me ha gustado mucho tú blog. Un saludo.

8 de mayo de 2008, 19:24
Sunne dijo...

Lo has clavado, esta serie tengo vista 2 semanas y la verdad es que es puro teatro, solo 1 escenario y 2 personas sentadas en él. Muy original.

10 de mayo de 2008, 10:06
Thursnext dijo...

Buena crítica! Este fue quizá la revelación de la temporada: intensa, emocionalmente profunda, con una realización y una puesta en escena impecable a pesar de las limitaciones del espacio.

26 de junio de 2008, 10:00