5 jun. 2012

La nueva (y odiosa) Cathy Jamison


Cathy Jamison siempre ha sido un personaje que polarizaba bastante a los fans de The Big C, debido a que por su construcción misma se encontraba bordeando la fina linea que separa el amor del odio por su forma en la que se enfrentaba al cáncer.
Yo siempre me he encontrado entre sus defensores, pero tras el cambio experimentado en esta tercera temporada tengo que decir que cada día la soporto menos. No es que su egoísmo sea algo nuevo, pero es que se encuentra rozando límites que creía no existían. Claro que puedo entender el bar como vía de escape, con todo lo que él implica, e incluso lo apruebo (aunque sea ocultándole a su familia lo que allí sucede, es su parcela y compro que la quiera mantener intacta) pero pretender adoptar un niño me parece tan preocupante como ridículo, ¿qué clase de padres son una mujer con cáncer y un hombre con problemas de corazón cada dos por tres? Señores, ¡que no hay más que ver lo mal que le va con Adam!

Pero el odio que está despertando en mi, y por lo que leo en la gran mayoría de seguidores de la gente, no termina ahí, ¿a que viene esa falta de apoyo a Paul? Recordemos que en las dos primeras temporadas él ha sido quien más se ha sacrificado para poder costear los diferentes tratamientos de Cathy (y sus caprichos también, por qué no decirlo), llegando a sufrir un infarto a causa de la presión a la que estaba sometido. Pues bien, ahora que le comienzan a ir bien las cosas ella no es capaz de estar ahí para él. Y ya no me refiero solo a su ascendente carrera de la mano de Joy, sino a algo tan insignificante como el blog en el que tanta ilusión ha vertido Paul. Es triste que solo se haya preocupado de Paul ahora que se sentía amenazada por Joy, sobre todo porque lo único que a él le atraía de ella era que le prestaba un poco de atención, haciéndole sentir importante.

¿Ta insoportable es Laura Linney durante el rodaje? Por que es la única explicación que le encuentro a este cambio en el personaje, y mucho debió de liarla para que le den una escena en la que induce a su propio hijo a que fume marihuana, ¡¡¿se han vuelto locos?!!

Veremos si ahora sin Joy Cathy es capaz de reconducir su camino, o si su enfermedad se vuelve a agravar de nuevo, porque de seguir la tónica de esta tercera temporada, deseo que la muerte le llegue más pronto que tarde. Al fin y al cabo ese debe ser el final de Cathy Jamison y no otro. Al principio se las prometía muy emotivo, pero de producirse ahora hasta lo celebraríamos.
Cathy, quién te ha visto y quién te ve.