10 nov. 2011

Los Originales revolucionan Mystic Falls

No entiendo como he tardado tanto en hablar de una de mis series favoritas, y sin duda con una de la que más disfruto y espero cada semana, pero por fin ha llegado el momento de hacer un primer balance de lo que la fantástica tercera temporada de The Vampire Diaries nos está ofreciendo, que afortunadamente es mucho y muy bueno.

Cambio de roles

Si algo bueno ha traído Klaus, además de tener otro gran villano en la serie, es haber logrado invertir los roles de los hermanos Salvatore. Para muchos Stefan era un soso cansino que estorbaba más que aportaba, por lo que tener de vuelta al famoso destripador ha sido todo un acierto. Además de porque lo convierte en un personaje mucho más atractivo ahora que tiene sus emociones apagadas, conlleva una lucha para Elena por recuperarlo, y lo que es mejor, deja a Damon como vigilante y cuidador de su amada lo que los pone en una comprometida situación a ambos. No hay que olvidar esa conversación entre Elena y Caroline en la que ella misma asume que no puede reconocer sus sentimientos hacia Damon por en lo que éstos la convertiría (no quiero entrar en debates, pero pienso que perfectamente puede querer a los dos).
Pero no solo el trio protagonista ha cambiado, sino que también lo ha hecho Alaric, harto de los desprecios de Damon se posiciona fuerte tanto en la defensa de la que ahora es su familia (Elena y Jeremy) como del pueblo dentro del consejo de las familias fundadoras.

Los fantasmas

En los instantes finales que cerraban la temporada pasada nos encontrábamos con que el peaje que Jeremy debía pagar por haber vuelto a la vida era ni más ni menos que tener contacto con los fantasmas. Lo que a priori parecía una trama demasiado entre fantasmas para ser real se convirtió en un asunto bien manejado en los primeros capítulos, dosificando mucho la información, para acabar cerrándose en un estupendo capítulo de Halloween en la que todos los muertos de Mystic Falls volvían para liarla a lo grande (no puedo estar más agradecido por traernos de vuelta a Lexie, aunque fuese tan poco tiempo).
Como siempre, Boonie estaba por el pueblo para salvarlos a todos, en esta ocasión con la ayuda del espíritu de su abuela, la que le dio la fuerza suficiente para cerrar la puerta a los fantasmas "destruyendo" el mítico collar "propiedad" de Elena.
Esta trama nos dejó a Jeremy y Boonie tocadísimos como pareja fruto de la infidelidad de éste con Anna (todo un placer tenerla de vuelta, y más con una trama tan intensa), pero también a un Matt más solo si cabe tras su intento por recuperar a su hermana Vicky.

Nuevos personajes: Los Originales

Si hay algo que hacen bien en esta serie, además de crear y crear tramas de forma magistral, es ofrecernos un sinfín de grandes villanos. Cuando parece que nadie puede ser más temible que el villano al que acaban de vencer, siempre aparece otro todavía más poderoso para meter el miedo en el cuerpo a nuestros protagonistas.
Si Elijah era un malo que molaba, qué decir de Klaus, personaje que ha irrumpido con fuerza en la serie y que rapidamente se ha convertido en uno de los favoritos (según la encuesta que aun se encuentra abierta). Los Originales siempre han estado muy mitificados dentro de la serie, y a juzgar por él y por su hermana Rebecca (quien comienza a recordar bastante a Caroline, y eso dice mucho a su favor) no les faltaban méritos para ello. Pero es que ahora que conocemos mucho más sobre su historia es innegable su enorme atractivo para la serie, por todas las posibilidades que ofrecen. Pero es que por si fuera poco, tenemos ya en escena al cazador que puede acabar con ellos, Mikael, quien es ni más ni menos que el padre de ambos. El Original más Original vamos. No creo que nos decepcione en absoluto, pero mosqueado me tiene el secretismo que mantienen respecto a lo que le sucedió a Katherine en aquella tumba.

Esta tercera temporada está subiendo mucho el nivel de la serie cuando parecía difícil, habiéndonos ofrecido ya la primera season finale marca de la casa en el 5º capítulo con esa cuenta atrás en el pabellón donde se precipitaron y resolvieron muchos asuntos, pero también un episodio "especial" muy interesante donde cerraron importantes aspectos también. Pero The Vampire Diaries, como siempre, sigue abriendo muchas tramas fuertes en cada capítulo, por lo que se mantiene como una de las mejores series de la actualidad, para mi de seguir así merecedora de la nominación al Emmy a mejor drama. Ahí lo dejo.

3 comentarios:

Maribelina dijo...

Estoy encantada por vuestro trabajo me gusta mucho esta pagina, yo por mi parte os recomiendo

Arte tambien, un saludo

10 de noviembre de 2011, 18:46
Anónimo dijo...

no crei que the vampire diaries pudiera superar sus anteriores temporadas, pero parece que lo está logrando, va a casi media temporada y se está poniendo mas que interesante no me imagino que pasará en la season finale en mayo 2012 hay tantas posibilidades,espero que en el capitulo 3x09 digan que pasó con katherine, me encanta la serie!!!

10 de noviembre de 2011, 21:10
ALX dijo...

Esta temporada está siendo magnífica, reconzco que tenía miedo de que la serie se agotase, pero han demostrado que todavía tienen cartucho para ratos.

Me han vuelto a sorprender con la resolución de la trama de Klaus y el Stefan vengativo de ahora puede dar mucha vidilla a toda la historia. Tampoco nos emocionemos mucho, que ya sabemos lo que les dura a esta gente una trama y me veo en cinco capítulos descubriendo un nuevo mal superior a los Originales.

Pero vamos, mientras Katherine se pasee por Mystic Falls de vez en cuando, yo encantado.

14 de noviembre de 2011, 18:03