29 sept. 2011

Cathy lo ha vuelto a hacer

Junto a la despedida de Weeds, le tocó el turno también a la season finale de The Big C y la serie protagonizada por Laura Linney lo hizo a la altura de la fantástica temporada que se ha marcado, pero también de la season finale del año anterior, la cual había dejado el listón muy alto.
Showtime cuando tiene una fórmula de éxito, la exprime al máximo para sacarle el mayor rendimiento, y The Big C es la máxima prueba de ello. Han repetido el mismo esquema que en la primera temporada: presentarnos personajes, encariñarnos con ellos y eliminarlos en la recta final para dejarnos con una season finale en la que el drama se apodera de nosotros en los instantes finales. ¿Es esto malo? Para nada, si algo funciona, porqué cambiarlo...pero a este ritmo la que tiene cáncer va a sobrevivir al resto de personajes.

Cathy nos la ha vuelto a liar, y mucho, con una temporada tan divertida como dramática. La primera parte de la temporada ha sido mucho más cómica, sobretodo gracias a todas las perlas que salían de la boca de Rebecca. Con la pérdida de su bebé llegó el punto de inflexión en la serie y empezaron a sucederse los momentos dramáticos. Personalmente he echado en falta a Cynthia Nixon porque tanto el personaje como la actriz me encantan. Aun así Lee supo ocupar muy bien ese hueco, formando un dúo enorme con Cathy que nos dejó capítulos maravillosos como el del bar gay, cargado de una química impresionante, ya no solo con Cathy, sino también con Paul. Indescriptible la escena de su muerte, preciosa, redonda, simpática y dolora...perfecta.
Adam también ha tenido bastante que ver con la vertiente cómica de este segundo año, con todo el asunto de sus amigas (en donde por supuesto no hay que meter a las ladillas), pero finalmente se ha quedado en nada. Una trama muy desaprovechada la de su amiga del foro, porque no ha aportado absolutamente nada.
Algo parecido sucedió con Andrea y su novio, a quien desde el principio se le veían las intenciones con ella por lo que su trama no me ha aportado mucho (aunque para el peso que ha tenido, no me ha molestado tampoco). Nunca he sido gran fan de Andrea, pero me parece toda una faena lo que le han hecho...si antes ya era una mujer de armas tomar, miedo me da en lo que se pueda convertir tras este desengaño.

Y Paul, qué decir de Paul, ha estado toda la temporada coqueteando con la coca sin venir a cuento, así como trapicheando (esto ya es mas comprensible, que necesitaban la pasta) pero a decir verdad no ha aportado tampoco mucho a la serie. Era el personaje que menos simpatía me despertaba, pero con el paso del tiempo había aprendido a quererle, por lo que su muerte supuso un buen palo para mi. Más que por él, por las repercusiones que puede tener tanto en Cathy como sobretodo en Adam (aunque Sean sea lo más parecido a una figura paterna para él).
Antes de la season finale me esperaba un desmayo de Cathy en el maratón que nos dejase con el corazón encogido, por lo que en mis planes no entraba ese infarto que termina con Adam (y eso que mira que nos han ido dejando pistas: sobrepeso, barbacoas, nada de ejercicio, coca...). La escena me parece mayúscula, soberbia, de una carga dramática impresionante, con una Linney espléndida.


Veremos con qué nos sorprenden en la tercera temporada (y que saquen más jugo de una vez a Sean), pero si algo nos ha enseñado The Big C es que debemos tener siempre un paquete de kleenex, una tarrina de helado e incluso chocolate en mano. Lo ideal sería no encariñarnos con los personajes que por fuerza introducirán, pero visto lo visto, nos resultará imposible.

TEMPORADÓN.

3 comentarios:

Spoiler Alert! dijo...

El final es totalmente inesperado. Lo del penúltimo capítulo era lógico, pero el final de la temporada... qué cruel. A saber cómo se lo montarán en la tercera.

Saludos!

29 de septiembre de 2011, 18:34
satrian dijo...

Yo también he echado de menos a Cynthia desde su marcha.
Mira que iba avisado con el final de la pasada, pero nada lagrimón al canto.

29 de septiembre de 2011, 19:08
fon_lost dijo...

Menudo atraco emocional!! Y cómo me gusta que nos hagan esto!! La temporada ha sido perfecta, y el final ha estado a la altura. The Big C se ha convertido en imprescindible.

8 de octubre de 2011, 0:23