20 sept. 2011

Ellen y Patty frente a frente

(Spoilers sobre el final de la 4ª temporada)

Si la relación entre Patty y Ellen constituye el 50% de Damages, el otro 50% son lo conforma el caso y el juego temporal que el mismo suele traer consigo. La primera parte de la ecuación está asegurada con estos dos grandes personajes a los que dan vida fantasticamente Glenn Close y Rose Byrne, y más llegados a estas alturas del relato donde cada uno de sus careos vale su peso en oro.
Por tanto, para que una temporada sea redonda el caso debe ser de altos vuelos y para mi el de High Stars de esta cuarta temporada lo ha sido, aunque resultase menos complejo de lo que me hubiera gustado.

La resolución del caso ha venido de la mano de la traición de Patty a Ellen, lo que por fin le lleva a darse cuenta de la verdadera naturaleza de si misma: ella no está dispuesta a cualquier cosa para ganar un caso, para ella el fin no justifica los medios y tras la conversación en la que su pareja le abre los ojos, Ellen se da cuenta de que no está dispuesta a convertirse en la sucesora de Patty. No va a dejar todo en un segundo plano en pos de su carrera, ella lo quiere todo y lo quiere obtener con esfuerzo y trabajo, pero no si eso pasa por dejar cadáveres por el camino.

En estos diez capítulos que han compuesto la cuarta temporada me descolocaba el protagonismo de Patty como abuela, protectora con su nieta en todo momento, pero más frente al regreso de su hijo para pelear por su custodia, y ahora con la season finale todo encaja. No se porque me extraño a estas alturas, porque Damages siempre ha demostrado tener todo calculado al milímetro, pero la revelación final, con Ellen como único testigo favorable de Michael en la lucha por la custodia me ha pillado por sorpresa (hasta cierto punto, claro), y me ha encantado.

Es por esto que la quinta y última temporada se presenta tan emocionante, porque ahora esas dos mitades que siempre formaron Damages, son ahora uno. La relación entre Patty y Ellen y el caso confluyen en uno solo, por lo que la recta final de la serie no podría tener mejor pinta.
Por fin Ellen le plantará cara a Patty, ¿hasta donde será capaz de llegar? Es la hora de ajustar cuentas y como reza el refrán: la venganza es un plato que se sirve frio, y en este caso lleva tres temporadas en la nevera.

2 comentarios:

satrian dijo...

A mí me dio mucho miedo cuando Patty le dijo al psiquiatra que Ellen aun entraba en sus planes, uff, esta mujer me pone los pelos de punta. Buen estreno en su nueva cadena, han sabido quitarle algo de "enrevesamiento" y darle dinamismo, la reducción a 10 capítulos también ha tenido algo que ver con esto último.

20 de septiembre de 2011, 19:26
elclubsilencio dijo...

Estoy de acuerdo en que gran parte (yo creo que para mí es más del 50% son Patty y Ellne jeje) de la intriga de la serie recae en los personajes, y me ha parecido muy interesante la decisión de Ellen en los dos últimos capítulos, y mucho más la debilidad de Patty ante la enfermedad de su nieta y la aparición de su hijo (el momento en que Patty permite el rosario en la cama de la niña es genial). Sin embargo, creo que el otro 50% que dices ha perdido mucho; los juegos temporales ya no sirven como forma de prolongar la intriga, sino como cliffhangers sin mucho sentido.
Un saludo!

22 de septiembre de 2011, 12:55