24 dic. 2009

Un "accidente" bastante cómico

Con la llegada de la nueva temporada en septiembre siempre hay algún que otro estreno que despierta gran interés, que se espera con más ganas (léase Flashforward este año, por ejemplo), y hay otros que a pesar de no contar con gran promoción o altas esperanzas (y quizás también por ello) logran hacerse un hueco en nuestra semana seriéfila. Pero no, no voy a hablar hoy de Modern Family, sino de otra comedia que tras su piloto a muchos nos sorprendió gratamente: Accidentally on Purpose.

Después del buen sabor de boca dejado por su piloto, más que nada por el buen hacer de Jenna Elfman, los capítulos que le siguieron resultaron seguir la tónica marcada en su inicio, manteniendo muy bien las tramas de los chicos separadas de las de las chicas que era como más partido se le sacaban a los personajes, pero a su vez dejando alguna pequeña trama en la que los dos protagonistas se veían envueltos. La serie parecía estabilizarse en audiencias rondando los 9 millones de espectadores y las risas estaban aseguradas.

Pero pasado el tercer capítulo Accidentally on Purpose empezaba a pasr más inadvertida, quizás sin la novedad, perdiendo frescura quizás por lo limita de la fórmula y entonces dejó de estar en el grupo de esas series que deseas poner a bajar nada más levantarte. Los capítulos comenzaron a acumularse, y eso en una comedia que sigues semanalmente es mal síntoma, si no eres capaz de hacerle un hueco a 20 minutillos en 7 días mal vamos.

A partir de aqui, algún que otro spoiler, sobretodo en el último párrafo.
Pero cuando estaba perdiedo la fe en la serie, me daba en la cara con tres capítulos realmente divertidos. En el primero de ellos tanto Billie como Zack luchan por su futuro, él por conseguir un pusto como ayudante de cheff en el restaurante en el que trabaja, y ella por conservar su empleo ante la amenaza de un el crítico que la substituirá durante su baja de maternidad. Además de los momentos divertidos que nos proporcionan en sus luchas particulares (el pique de ella con el crítico es muy divertido) tanto Davis como Abby están geniales intentando hacer que Olive pague de una vez por todas alguna cuenta del restaurante. Qué grande es Olive! Y lo mejor es lo bien dosificada que está, con pequeñas tramas para no resultar cargante.

El segundo de ellos, el 1x10 "The class" fue uno de los mejores de la temporada, con todo el elenco llendo a clases preparatorias al parto: los chicos por su lado en busca de una figura masculina a la que poder recurrir en caso de dudas; y las chicas para aprender, bueno, mejor dicho Billie para aprender, Abby para demostrar que por fin era mejor que ella en algo, y Olive para escribir un artículo sobre los prejuicios y las discriminaciones a las que las embarazadas se veían sometidas. Repito, que grande Olive!
Pero Davis no se ha quedado corto, porque en la clase ha conocido a una pareja de lesbianas con las que él y Zack encajaron a la perfección y eso les llevó a encontrar lo que buscaban: Zack la ayuda que quizás podría necesitar y Davis su primer trio con dos chicas. Un capitulo divertidísimo!

Sin duda me había reconciliado con la serie de nuevo, volvía a contar con aquella chispa que la hizo destacar en su estreno y por si fuera poco va y me regala el mejor capítulo de Navidad de esta temporada, no solo por las humillaciones a las que Nick se ve sometido durante toda la noche, o por las 3 cosas que "hacen los hombees sabios" (grande el momento pistolas) sino por el reencuentro con Nancy Lenehan (la madre de Melanie en Worst Week) en un papel casi idéntico y sobretodo por el final del capítulo, en el que por fin tanto Billie como Zack parecen darse cuenta de que se quieren y él le pide matrimonio.
¿Precipitado? Si, pero todo en esta serie parece ir demasiado deprisa, quizás se imaginan que solo contarán con una temporada y quieren contarnos todo lo que tenían planeado para varias. Y la verdad, yo que me alegro, porque una temporada puede ser perfecta para una comedia como esta.

4 comentarios:

satrian dijo...

Yo me divierto mucho, me encanta Jenna Elfman, la comencé por curiosidad y la verdad es que me he enganchado.

24 de diciembre de 2009, 15:03
Un telespectador más dijo...

Satrian, Jenna está espléndida parece un papel hecho a su medida. Pero es que todos están muy bien, incluso Davis que al principio no me gustaba mucho pero ahora me encanta.

24 de diciembre de 2009, 15:23
Un telespectador más dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Serieina_Felipe dijo...

Totalmente de acuerdo! Empezó bastante bien pero luego tuvimos unos episodios algo flojillos pero en estos últimos ha vuelto a remomtar. Yo también me alegro de haberle dado una oportunidad, son 20 minutejos de nada y bastantes gracios, además Jenna Elfman está expléndida :)

25 de diciembre de 2009, 21:20