10 jul. 2008

Un mes de terapia

Hace ya tiempo que os hablaba sobre In treatment, la cual he tenido un poco apartada, pero llegado ya a las 4 semanas de terapia, me veo obligado a volver a hablaros sobre ella, a partir de aqui spolers a diestro y siniestro.

A pesar de su aparetente ritmo lento, las cosas han evolucionado mucho en estas cuatro sesiones de cada personaje, poco a poco van mostrándonos más de cada uno haciendo que la historia se vuelva cada vez más interesante.

En primer lugar lo más destacado es la relación Paul-Laura (la paciente con transferencia erótica) que cada vez se está poniendo más interesante, por fin Laura ha dejado a su prometido, y tras una aventura con Alex para poner celoso a Paul, parece que la cosa se pone todavía más emocionante si cabe: Paul reconoce de una vez por todas que la ama (ha roto con su mujer), por ahora se lo ha confesado sólo a Gina. Seguro que no soy el unico ansioso de que llegue el momento en que se lo diga a la propia Laura.

En cuanto a Álex, al principio no era un personaje que me llamase mucho la atención, pero lo cierto es que están enfoncándolo bastante bien. Aunque bajo mi punto de vista es el paciente más flojo, seguro que todavía nos depara más sorpresas (su lío con Laura fue todo un acierto).

Sophie sigue tan maravillosa como siempre, avanzando en su terapia ya sabemos cómo llegó a su accidente, y fruto de ello su nuevo intento de suicidio. La relación con Paul está muy bien llevada, me gusta mucho ese toque paternal que demuestra hacia ella (no lo tiene con su propia hija pero si con Sophie). Ya tengo ganas de ver el reencuentro tras el intento de suicidio.

La consulta de los jueves con Jake y Amy cada vez es más tensa, si bien al principio me creaban un poco de angustia con tanta disputa, ahora logran engancharme cada vez más a su historia. Esta última sesión ha sido muy reveladora: la bofetada y patada de Amy previa grabación de la disputa por parte de él me ha parecido alucinante.
Espero que no rompan, y si lo hacen que sea él el que siga con la terapia, porque ella cada vez me parece más repelente (cómo ha cambiado mi opinión respecto a ellos, antes al que no soportaba era a él).

Si bien las sesiones ocn Laura son las que más disfruto, las de Gina no se quedan lejos, me encanta como Gina saca lo mejor de Paul, como es capaz de leer su mente, como analiza cada palabra de Paul, como lo conoce, como lo aprieta para sacar el máximo de él. Y este último capítulo ha sido demoledor, con Paul reconociendo su amor por Laura, la cara de Gina no tiene precio.

En resumidas cuentas, estamos ante una de las series revelación de la temporada, cargada de emoción, de sorpresas y tensiones, sentimientos a flor de piel, en estado puro. Con un psicólogo que se implica, que empatiza con sus pacientes, que no es un mero espectador, siente y padece.
Si aun no le has dado una oportunidad, no lo dudes más, merecerá la pena.

3 comentarios:

Sunne dijo...

ups, si hay spoilers paso, que me quedé en la primera semana de terápia.jeje

11 de julio de 2008, 8:25
Moltisanti dijo...

Se que si me pusiera con la serie me iba amaravillar pero es que son tantisimos capitulos que me da como pereza ponermela a bajar...Haber si un dia me decido y empiezo a descargarla para ir a la terapia.

Un saludooooo!!!!

14 de julio de 2008, 12:56
Darthz dijo...

Inolvidables momentos.

Ansioso ya por la segunda.

27 de julio de 2008, 11:58