3 feb. 2012

La familia permanece unida

Como ya viene siendo habitual de The Vampire Diaries cada dos o tres capítulos nos regalan un gran capítulo que cierra un par de tramas y abre otras tantas. El de esta semana, 3x13 "Bringing out the dead", ha sido uno de estos, con la particularidad de que en lugar de cerrar tramas han ido un poco más lejos en algunas y han abierto nuevas incertidumbres que prometen mantenernos pegados a la pantalla en los próximos episodios.

Si no has visto el mencionado episodio, mejor no continúes leyendo, que han pasado cosas suficientemente jugosas como para que no te quieras spoilear.

Que en Mystic Falls no se andan con rodeos es algo que a estas alturas ya sabemos, y afortunadamente se sigue demostrando capítulo a capítulo. En el anterior teníamos al padre de Caroline intentando lograr que Tyler controlase sus transformaciones para librarse así de la compulsión de Klaus, y tragicamente sufriendo el ataque del propio Tyler lo que le dejó al borde de la muerte en el hospital. Para evitar esta muerte entró en escena uno de los nuevos personajes de esta temporada, la enfermera Meredith (no confundir con la protagonista de Anatomia de Grey), quien se dedica a inyectar sangre de vampiro a pacientes en estado muy grave, como era el caso.
Esto no tendría mayor incidencia si no fuese porque hay una nueva amenaza en el pueblo, algo o alguien que se dedica a matar a los miembros del consejo con las propias armas de la familia Gilbert, dejando como únicas huellas en el crimen las de la propia Elena.
El padre de Caroline resulta ser una de sus víctimas, y como tenía sangre de vampiro en su cuerpo comienza su transformación. Por todos es sabido que él es un hombre de principios y que para él los vampiros son el enemigo, por lo que decide no alimentarse de sangre, y por lo tanto no completar al transformación, muriendo.


Mientras todo esto sucedía Stefan, Damon y Bonnie (junto a su madre) prosiguen intentando abrir el ataúd, por lo que para ganar tiempo los hermanos Salvatore cenan junto a Elijah y Klaus en una escena épica por todas las implicaciones. Como era de esperar los Salvatore terminan mal parado y Damon es obligado a entregar el ataúd.
Para sorpresa de todos, o no tanto, Elijah se posiciona contra su hermano, no está dispuesto a creer más en sus promesas, trayendo de nuevo a la vida a sus hermanos, enfrentándose todos contra el híbrido.

Pero esta no fue la única sorpresa, ya que finalmente el linaje Bennett consigue abrir el féretro...¿qué o quién estaba dentro? Lo descubrimos en la última escena, en la que la familia de Originales decide darle la espalda a Klaus, dejarlo en su tan temida soledad, sabiéndose impunes ante él ya que esperan tener en su poder el ataúd. Para su sorpresa y al de todos se abren las puertas de la casa y aparece allí su madre, quien regresa para perdonar a su hijo Klaus y mantener unida a su familia. ¡WTF!


¿Por dónde vamos a seguir a partir de ahora? Pues en cuanto al tema de los Originales es todo un misterio, porque no sabemos si la madre será capaz de mantenerlos a raya. De primeras parece que los Salvatore pueden respirar tranquilos por un tiempo en este sentido (al contar con el apoyo de Elijah y Rebecca, aunque los dos nuevos hermanos son todo una incógnita), por lo que podrán dedicar sus esfuerzos a resolver el interesante misterio acerca de los asesinatos o intentos de asesinatos, algo que me tiene muy intrigado. ¿Estará Elena siendo poseída? ¿Será Tyler el que se encuentra detrás de esto? Apostaría por un personaje nuevo que represente una amenaza muy a tener en cuenta, y que por favor no esté Meredith detrás, que Alaric merece un respiro.

Un placer tener de vuelta a nuestro Stefan, ahora veremos si los hermanos son capaces de respetarse y dejar respirar a Elena, o su amor hacia ella puede más.

2 comentarios:

LiPooh dijo...

Hacía ya unos cuantos capítulos que no disfrutaba tanto y éste lo ha conseguido. ¡Pobre Alaric! Yo también espero que no haya nada malo en Meredith aunque espero que nos cuenten más sobre ella, que es un tanto raro este personaje.

¡Qué mala espina me da la madre!

Saludicos.

4 de febrero de 2012, 14:07
fon_lost dijo...

Los que disfruto cada semana con los habitantes de Mystic Falls no está escrito. Me siento una adolescente enfermiza..pero es que la serie lo merece!!

La aparición de la Mami Original fue un WTF de los gordos. Y más cuando dijo que quería reunir a la familia. Algo muy gordo saldrá de ahí.

Ya sabes que yo a Alaric no lo trago mucho..y cada vez que parece que va a morir lo celebro..para después ver cómo vuelve a la vida, así que mis celebraciones son momentáneas.

No tengo ni idea de quién está detrás de las muertes, pero está claro que es alguien que quiere implicar a los vampiros. Podría ser la madre de Caroline? Una cosa es aceptar que tu hija sea un vampiro, peor igual le da por saciar su rabia por otros medios.

En fin...que larga vida a todos los seres sobrenaturales que habitan MF.

9 de febrero de 2012, 21:23