5 feb. 2011

La grandeza de Downton Abbey

(Texto libre de spoilers)

Hasta hace poco era virgen en el terreno de las series de época, nunca le había prestado atención a ninguna, porque tampoco había escuchado hablar maravillas sobre alguna en concreto, por eso cuando twitter y media blogsfera se revolucionó con Downton Abbey sabía que era el momento de probar suerte. ¿El resultado? Una experiencia magnífica, altamente recomendable, y que ha dejado el listón por las nuves de cara a futuras series de temática parecida (la que lo está sufriendo ahora mismo es Bleak House, pero bueno, en su favor decir que solo he visto el piloto, y por ahora es muy raruna).

Ponerse con Downton Abbey es apostar sobre seguro ya que todo está cuidado hasta el más mínimo detalle, desde el vestuario o la ambientación (algo clave en una serie de estas características y que no todas cubren con nota, pero vamos, que no quiero hablar aqui de Hispania), hasta los personajes y las tramas. Siempre comentamos que una buena serie tiene que sustentarse en unos personajes sólidos y aquí no han escatimado en dibujar a unos personajes interesantísimos, con grandes personalidades y claroscuros que los enriquecen todavía más.
Pero no solo se han esmerado en crear personajes atrayentes, sino que las tramas están perfectamente pensadas para engancharnos desde el piloto, porque si algo caracteriza a Downton Abbey es que es una serie muy adictiva.
Ni que decir tiene que todos los actores están expléndidos en sus interpretaciones, destacando a Maggie Smith como gran robaescenas (qué grandes sus enfrentamientos!) pero también a Michelle Dockery por dotar de tantos matices a Lady Mary tan brillantemente. Podría seguir enumerando pero no s cuestión de alargar el texto sobremanera, todos estás muy bien en sus papeles (ay esa ayudante de cocinera que me tiene ganado el corazón...).

Una de las mayores virtudes de esta primera temporada es haber sabido conjugar a la perfección las tramas de los sirvientes, cocineros, chófers y demás servicio con las de los nobles para los que trabajan. No es fácil equilibrar el peso de las tramas y aqui se hace maravillosamente, sin descuidar a ninguno de los personajes, donde cada uno tiene algo que aportar a la historia.

Pero si con algo he disfrutado ha sido con las rivalidades que se han ido forjando en ambas escalas sociales. Ha estas alturas ya debeis saber que las estrategias, las rivalidades, las traiciones y demás perrerias me encantan, y más si se llevan con clase como es el caso. A priori la rivalidad entre las hermanas era la que más me llamaba la atención, y aunque lo han llevado de forma fantástica durante esta primera temporada finalmente la que me ha conquistado es la que se ha desarrollado en la parte baja del caserón dividiendo a la servidumbre.

Como no quiero entrar en detalles para evitar spoilers a los que todavía no la hayais visto (muy mal por cierto), solo decir que estamos ante una de las grandes ficciones de esta temporada televisiva, una serie muy cuidada que hará las delicias de cualquier amante de la buena televisión.

6 comentarios:

martinyfelix dijo...

Tengo fe en que está sea la serie de época que por fin me guste, y me lo ponéis muy fácil con tanto halago.

5 de febrero de 2011, 19:08
satrian dijo...

Bleak House es diferente, lo primero en su narrativa.
Downton Abbey ha sido una agradable sorpresa, me he quedado con muchas ganas de más, han utilizado muy bien el método de escenas cortas con diálogos bien elaborados, que le dan mucho dinamismo a la serie, lo malo que hay veces que no te das cuenta de cuantos años han pasado entre capítulos.

5 de febrero de 2011, 19:38
Spoiler Alert! dijo...

Downton Abbey es maravillosa, la pena es la maldita temporada británica de menos de siete capítulos. Tocará esperar.

Y lo que mola Maggie Smith. Un saludo!

5 de febrero de 2011, 21:03
manganxet dijo...

Yo la tengo desde hace tiempo en el disco duro y ahora que he terminado los examenes voy a ponerme con ella, que de leeros a todos me estaban entrando muchas ganas.

6 de febrero de 2011, 13:45
María_MC dijo...

Me has convencido: me la pido (apúntate un tanto). Además, sale Maggie Smith...

Saludos

6 de febrero de 2011, 15:42
Ángel dijo...

Sin duda es la serie por excelencia de los twitteros del año pasado, y de éste. Y me alegro porque es muy grande y aunque la temática pueda tirar para atrás en un principio, no es nada de lo que uno se pueda esperar.

Todos los personajes atraen, y la forma de contar la historia hace que no sea para nada lenta.

Lo malo: la espera que va a ser muy larga

14 de febrero de 2011, 21:13