27 ago. 2010

El encanto escondido en las cataratas del Niágara

Si me contaran que Bryan Fuller tiene una máquina del tiempo no me sorprendería en absoluto. Y es que tras ver la luz la maravillosa y especial Pushing Daisies no pocas fueron las críticas que le llovieron, sobretodo centrándose en lo dulce, pastelosa, colorista, y porqué no decirlo, procedimental que era, achacándole ser un producto no apto para diabéticos.
Todos estos errores habían sido subsanados 3 años antes en Wonderfalls, pero sin perder ni un atisbo de la magia y personalidad que hace tan particular cada una de las producciones de Fuller.

Tengo que reconocer que, como comentaba aqui, al principio me costó conectar un poco con la historia, no por el planteamiento sino más bien por el aire procedimental, "de caso del capítulo" que tenía en sus inicios, por el poco avance de la historia de amor y por el desaprovechamiento de los secundarios, que tenían muy pocos minutos en pantalla.
Afortunadamente poco a poco fueron limando estos aspectos, y en el ecuador de la temporada la serie explotó a la perfección todos sus puntos fuertes (que no son pocos) y de ahí en adelante nos regaló una recta final fantástica que hace de Wonderfalls una serie más que recomendable.

Se que es una serie bastante desconocida por la blogsfera, asi que por tu bien, vuelve aqui para leer tras estas líneas cuando le hayas dado la oportunidad que merece, con paciencia eso si. Spoilers a partir de aquí, salta directamente al último párrafo.

Como decía, no fue hasta el 1x06 "Barren Beal" cuando me enamoré completamente de la serie, porque el caso semanal nos traía a escena a Rue McClanahan, la mítica chica de oro Blanche, pero sobretodo porque cada vez esos casos semanales afectaban más a Jaye y al resto de los protagonistas.
En ese punto echaba mucho en falta un avance, aunque fuese mínimo en la relación entre Jaye y Eric, y fue precisamente ahi donde la situación dio un giro gracias a la historia de la chica rusa y el niño, obligándolos a afrontar de una vez por todas sus sentimientos. Ese capítulo en concreto me fascinó, por las vueltas que dieron las historias, las implicaciones para los personajes y lo ágil de la narración. Y a partir de aqui la serie ya empezó a gustarse a si misma, justo cuando comenzaban a sonar las campanas de cancelación...


El siguiente capítulo, el 1x09 "Safety Canary", es una joya de pricipio a fin, con la primera cita de los dos tortolitos en el zoo. Un capítulo tan cargado de amor como divertido en el que los pájaros no hacen más que atormentar a Jaye pero sirven para que las relaciones den un paso más en el caso de Mahandra y Aaron, y de Sharon y su chica, y para que Jaye y Eric se aclaren de una vez por todas.

Heidi, la todavia mujer de Eric, llegaba en la recta final para convulsionar a los habitantes del Niágara. Ni que decir tiene que a pesar de ser la antagonista, he disfrutado mucho de su participación por el distanciamiento al que ha llevado a los protagonistas, y por consiguiente, por haber ayudado a que ambos se diesen cuenta de cuánto se necesitaban. Muy grande la irrupción de Jaye en la reboda, con un final de capítulo de infarto. Aunque no fuese final feliz, fue precioso. Los pelos como escarpia...

Para la series finale nos tenían reservados un secuestro que puso a Jaye y a Sharon al límite (al más puro estilo Anatomia de Grey ), 44 minutos de tensión tras los que Eric abandonaba Niágara junto a su esposa no sin antes conseguir que Jaye fuera liberada. Parece ser que este hubiese sido el final de la primera temporada, pero como no habría segunda temporada Eric volvia pasadas las semanas, tras haber dejado a Heidi, para estar con la persona a la que realmente amaba.

A pesar de contar con una única temporada, Wonderfalls es una serie más que recomendable, teniendo su punto fuerte en una protagonista carismática, vaga y dura pero con un gran corazón que sale a flote cada vez que se ve obligada a seguir las órdenes de los muñecos que le hablan. Eric puede parecer un poco soso (aunque a mi me encanta) pero su historia con Jaye es muy disfrutable, así como la del resto de secundarios que amenizan la función.
A priori puede echar para atrás que fuese cancelada pero la historia tiene un final cerrado muy satisfactorio, y a decir verdad, creo que en su única temporada ha exlotado muy bien los elementos que tenía y no se echa en falta una continuación.

Hay que ver que mala suerte tiene Fuller con lo orignales que son sus ideas...

6 comentarios:

satrian dijo...

La gente no entiende su manera de poner un realismo mágico en pantalla, colorista, y más agrio que dulce, con antihéroes, parece que no acaban de conectar con una mínima mayoría que mantuviera sus series en pantalla.

27 de agosto de 2010, 19:08
martinyfelix dijo...

Pues la verdad es que hace poco oí hablar de ella, y el argumento me intriga. Digo que quizá la vea, y seguro que al final lo hago.

27 de agosto de 2010, 19:58
Renaissance dijo...

A mí me parece que Wonderfalls es superior a Pushing daisies, especialmente por no ser tan pastelosa y pese al argumento fantástico, un poquito más real que la siguiente de Fuller. Además tuvo la suerte de contar con una sola temporada que cierra perfectamente la historia.

27 de agosto de 2010, 21:21
Yorch dijo...

Siempre la tengo de las primeras en la lista negra pero por una cosa o por otra sigue ahí en el armario...

La mezcla Fuller y Lee Pace y el argumento extraño siempre me han llamado la atención.
A ver cuando me pongo con ella!

Saludos!

28 de agosto de 2010, 13:12
missmole dijo...

A mí me encantó esta pequeña joya. Una lástima que no tuviera más que una temporada!!

29 de agosto de 2010, 18:36
Skye dijo...

Nunca terminó de convencerme Puishing Daisies precisamente porque se me hacía algo pastelosa, sí, pero tuve la suerte de que antes ya había descubierto Dead like me y poco después descubrí Wonderfalls. Y ambas me gustan más que Puishing Daisies.

En cuanto a esta, una cosa que me gusta mucho (y esto es SPOILER, así que quien no haya visto la serie tal vez no quiera seguir leyendo) cuando se cuestiona la salud mental de Jaye. Ahora no recuerdo si era un solo capítulo o más -hace mucho que la vi-, pero en su momento fue otra de las cosas que más me gustó. //FIN SPOILER

En general, me parece que la serie va ganando en intensidad, calidad y personalidad propia, y el hecho de que tenga un final cerrado la convierte en una pequeña joya, perfecta para pasar unos días disfrutándola al máximo y guardarla en nuestra colección de series para recordar. Es estupenda, me encanta que haya gente que aún se acuerde de ella (:

ps. Nueva por aquí. Llego desde vayatele.com, pero creo que me quedaré por aquí algún tiempo más, me gusta lo que he visto de tu blog.

1 de septiembre de 2010, 18:39