28 jul. 2009

Camarero, otra True Blood por favor!

Así es como se queda uno tras ver cada capítulo de True Blood un lunes, con ganas de otro, pero sabiendo que lamentablemente no llegará hasta el lunes que viene, o eso es lo que sucede en mi caso (que ya sabemos que True Blood despierta sentimientos muy encontrados). Llegando ya a la mitad de su segunda temporada, es hora de ir haciendo balance de lo que ésta nos está dejando.

A la vista de los primeros capítulos ya nos dabamos cuenta de que la serie volvía con las pilas cargadas y dispuesta a darnos lo que le pediamos: Lafayette en un primer plano, secuestrado nada más y nada menos que por el mismísimo Eric. Además, teníamos a Tara cada vez más enganchada, tanto a Maryann como a su amigo, pero empezando a olerse lo que se está cociendo en su casa.
Por si esto fuera poco, vamos conociendo mejor a Jessica, y ésta empieza a evolucionar y deja de ser esa niñata engreida que se nos presentaba al final de la primera temporada (no sin antes cometer ciertas temeridades).

En cuanto a la pareja protagonista, ambos siguen en su línea, pero en esta ocasión con una trama más intensa: el viaje de ambos a Dallas para encontrar al desaparecido sheriff de ese estado, creador de Eric, que traerá consigo más sorpresas de las esperadas. Y una de esas sorpresas promete muy mucho: la llegada de la creadora de Bill con todo el poder que ella y sólo ella puede ejercer sobre él...veremos como reacciona Soockie ante la nueva presencia femenina, y como no, ante el creciente interés que despierta en (el gran) Eric.

En un segundo plano nos encontramos a Sam y a la nueva camarera, que a la chita callando ha ido haciéndose un hueco en la serie, primero por su condicion de cambiaformas y ahora por su "alianza" con Maryann (de la que quieroy espero saber muuucho más).
Y tampoco debemos de olvidaros del detective Bellefleur, que está más perdido que nunca, pero a buen seguro terminará dando con el asesino de la "curandera" y descubriendo más de un misterior, sino tiempo al tiempo...

En general podemos decir que los primeros tres capítulos estuvieron a un gran nivel, con mucha intensidad, bastante acción y buenas dosis de misterio, pero después en el cuarto y el quinto capítulo, a pesar de resultar entretenidos, las historias no lograban avanzar entrando en el bucle orgiástico que tanto parece gustar a Alan Ball (no solo por las bacanales de Maryann, sino por los festines de Soockie o ultimamente de Jason, contando tres y cuatro polvos por capítulo, a cada cual más gore).

Afortunadamente al final del sexto capítulo las cosas vuelven a enderezarse, poniéndose las cosas realmente interesantes para todos los personajes: Soockie secuestrada por la Iglesia de la Luz, en la que Jason cada vez se encuentra más "dentro", Bill en manos de su creadora sin posibilidad de ayudar a su amada, Jessica reencontrándose con Hoyd, Lafayette volviendo al tráfico de V por orden de Eric, éste intentando separar a la parejita feliz, y por si fuera poco, Sam en las "garras" de Maryann...calentito se presenta lo que queda de temporada, sobretodo después de la guerra que se puede intuir en el siguiente video expuesto en la Comic-con...



...a mi se me hace la boca agua...o mejor dicho sangre! Camarero...viene esa True Blood o no viene?!!!

8 comentarios:

Noa dijo...

A ver si se hace el milagrito, q me cansa sentir sueño con cada capitulo ;)

28 de julio de 2009, 2:10
JonHeartly dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo!!!
Firmo cada palabra que has escrito. El capítulo 4 y 5 se me habían hecho pesados, porque la trama no avanzaba, pero de golpe, con el 6, la cosa ha avanzado muchísimo y hasta la forma de llevar el episodio me ha encantado.

Solo una pequeña rectificación: Has puesto "buscar al asesino del sherrif del estado de Texas, creador de Eric".. y que tenga entendido, Godrick está desaparecido, no muerto.

YO no sé que tiene esta serie, que me tiene la semana entera deseando que sea lunes para verla!!

28 de julio de 2009, 4:46
satrian dijo...

A mi no me entusiasma, pero ha logrado entretenerme, ya hemos visto por fin el minotauro, bonito cliffhanger para la semana que viene.

28 de julio de 2009, 9:20
David Saltares dijo...

Ufff yo no sé qué tiene blogger y los comentarios que nunca se me publican y ando escribiendo de nuevo o pasando de todo...

Pues eso, que buen post, llevas toda la razón en cuanto a que si termina un capítulo de True Blood queremos más V. A mi, en particular me interesa el misterio de Maryann y en qué acabará la aventura de Jason Stackhouse en la secta (La Iglesia de la Luz).

¡Saludos!

28 de julio de 2009, 9:29
torpe dama dijo...

La verdad es que incluso en sus episodios más flojos, la serie sigue siendo adictiva... Y ahora va a ser una tensión horrible esperando a que llegue el siguiente capítulo. Yo el lunes por la mañana ya estoy como una loca buscando dónde ver el episodio online... Menos mal que no soy la única.

Gracias por publicar tan rápido acerca del episodio, a veces me da la impresión de que lo veo tan pronto que no tengo con quién comentarlo.

28 de julio de 2009, 10:06
Moltisanti dijo...

La verdad que hemos dicho lo mismo porque nos encanta la serie y así es muy fácil coindicir ;)

A ver si viene ese camarero ya que tengo un mono de tres pares xD

28 de julio de 2009, 20:43
Mai dijo...

coincido totalmente y mas esta semana, quiero otro episodio ya!!!

29 de julio de 2009, 19:25
krys dijo...

Buaah! Yo también estoy deseando ver ya ese capítulo 2x07! Me encanta ver las evoluciones de los personajes... y me intriga mucho Maryann..tb espero el encuentro de Jason con Sookie en la hermandad de la luz..que seguramente acabaran encontrándose y a ver qué pasa!! A ver qué pasa tb con la creadora de Bill... aissh, está todo tannn interesenta..pobrecito Sam, me da pena xd

31 de julio de 2009, 19:41