28 nov. 2008

Kath & Kim, en USA también hacen mala televisión.

¿Cómo he podido perder una hora viendo esto? Esa ha sido mi pregunta tras finalizar el tercer capítulo de Kath & Kim. Pudiendo haber empezado con la recta final de True Blood (como me está gustando!) decidí darle una oportunidad a esta nueva comedia, que quereis que os diga, siento debilidad por las comedias de 20 minutos, pero por las que logran sacarme al menos una carcajada, no como esta.

De entrada la serie cuenta con mucho potencial, tanto Molly Shannon como Selma Blair son dos buenas actrices, el argumento inicial es sencillo y eficaz: la hija que retorna a la casa materna tras un matrimonio "fracasado", pero las cosas no son como antes y su madre ha rehecho su vida y está a punto de casarse. Otro punto a favor es la personalidad de las protagonistas, ambas quieroynopuedo, aspirantes a chicas cool, gente de barrio amante de los centros comerciales, las revistas de moda, los famosos y la televisión.

La serie cuenta con todo eso, pero lo desaprovecha, lo obvia, en lugar de potenciar esas discusiones que terminan cuando una hace referencia a los nuevos accesorios de la otra, o a las similitudes con algún famoso, se empeñan en involucrar al cansino del prometido y al insulso del ex-marido. Un pique entre peluqueras en la exposición en el centro comercial podría haber sido delirante, pero esa carrera a lomos del stand fue de lo más zafia. Y dicen que Samantha, ¿Who? desaprovechaba buenas situaciones...

¿Y porqué me he tragado tres capítulos entonces? Pues porque creía (tonto de mi) que la serie podía mejorar, porque las reflexiones en las hamacas al final de cada episodio me parecen divertidas (ojalá toda la serie fuera así, una especie de Camera Café en hamacas) y porqué cada capítulo tiene algún momento destacable. Sin ir más lejos el momento baile del tecer episodio ha sido divertidisimo, pero al fin y al cabo, que momento baile en una comedia no lo es!!!! (es recordar a Ross y a Mónica y partirme el pecho).

Pero lamentablemente esto no es suficiente, es un producto mediocre que no merece la temporada completa que le han otorgado (pensar que esto sigue en antena y Pushing Daisies cancelada me hierve la sangre!). No caigais en la trampa, no perder ni un solo minuto de vuestaras vidas junto a Kath y Kim, porque no lo mercen.

4 comentarios:

Ánade dijo...

La verdad es que es una serie bien mala. Vi el piloto por verlo, por saber un poco cómo iba a ser la serie, pero me llevé una gran decepción. Lo peor de todo es que tienen totalmente desaprovechadas a sus actrices protagonistas, que son geniales y aquí apenas brillan.

28 de noviembre de 2008, 20:28
adicto tv dijo...

joder pues el argumento esta muy bein una pena los guionistas que lo hayan desaprovechado, suele pasar mas aqui que alli pero no se salva nadie de amlos giionistas Saludos televisivos de:
Adicto-tv

29 de noviembre de 2008, 11:12
Eldemo dijo...

No la conocía, pero vamos, después de lo que cuentas, me parece que vamos a seguir siendo esos grandes desconocidos, jajaja!

1 de diciembre de 2008, 9:43
Moltisanti dijo...

Yo también soy fan de las sitcom e 20 minutos pero a veces de antemano sabe sque algo no vale la pena. Me paso con Do not disturb, sabía que algo olía mal en ella y lo sabía con esta, resultado no he perdido ni un segundo con ambas y tan contento!!! :)

Haber si terminas True Blood y te quitas el mal sabor de boca que te ha dejado esta ;)

1 de diciembre de 2008, 16:21