2 abr. 2014

How i met your mother, coherente hasta el final

 No pocas son las críticas que "How i met yor mother" está recibiendo tras su final, el cual se tacha de sorprendente, decepcionante, indignante o acelerado, por poner solo cuatro ejemplos de lo que he podido leer en los diferentes medios. Y por más que leo no termino de entender la postura de esos fans que se sienten estafados por el cierre que se le ha dado a la historia, ya que para mi ha sido redondo, coherente con la historia y muy emotivo, de principio a fin.
Como voy a entrar a destriparlo, si no lo has visto todavía, mejor no continúes leyendo si no quieres enterarte de lo sucedido.
 
El primer gran pero que se le pone es el habernos encariñado con Tracy, que así se llama la madre del titulo, para después matarla. La identidad de la madre siempre ha sido el macguffin de la serie, y puedo entender que a la gente le moleste haber disfrutado tan poco de un personaje construido con tanto mimo, pero a lo largo de esta novena temporada los creadores han sabido ofrecernos lo mejor de ella hasta el punto de no necesitar explorar más esa relación. Hemos vivido la historia desde su perspectiva, reviviendo los puntos en común de sus historias, el primer encuentro, la primera cita, sus aniversarios, las pedidas de mano, el embarazo, lo bien que encajaba en el grupo...poco a poco se nos han ido mostrando los highlights de su relación, incluso avanzándonos el trágico desenlace, por lo que no entiendo que haya gente que se sienta traicionada con su muerte. Es un palo, no lo discuto, pero se ha tratado de una forma bonita y especial, permitiendo cederle la importancia final a la historia que verdaderamente lo merecía.
 
Porque el giro final, volviendo a Ted y Robin es lo más coherente con estos 9 años que podían haber hecho en la serie. Mucho nos hemos quejado con las idas y venidas de estos dos durante las últimas temporadas, cuando ya sabíamos a ciencia cierta que Robin no era la madre de los hijos de Ted. las señales estaban ahí, otra cosa es que no lo quisiéramos ver, pero que estaban destinados a acabar juntos es algo que ha estad siempre presente, incluso hasta en el penúltimo episodio con el tema del medallón, sin ir más lejos. Que pudo pillar a más de uno con la guarda baja tras toda la importancia de la boda de Robin con Barney, no lo discuto, pero que ha estado ahí siempre es una realidad. Como lo es que esa relación estaba condenada desde su inicio, ya que teníamos como antecedente su primera, y autodestructiva, relación. ¿Ya nadie se acuerda de lo mal que nos parecía que Robin y Barney volvieran a estar juntos tras lo que detestamos aquella primera relación?
 
Esto también puede aplicarse a la relación Ted-Robin, aunque ponerse a especular sobre cómo le habría ido en el futuro es asunto para la divagación y realmente tampoco interesa ahora, ya que lo que se valora es el final de la serie (no su posible futuro). Aunque si se me preguntase por ello tendría claro que ambos personajes han madurado y no están en la misma posición que en las primeras temporadas, por lo que tendrían una relación diferente (Ted ya no se apresura, entiendo cómo es el amor, y Robin ya no se asusta, ya ha pasado por una relación significativa).
 
Si tuviera que definir con una sola palabra este final, para mi sería coherente. Coherente con la historia y con los personajes, con su desarrollo y su evolución. Coherente consigo misma. Un final ejecutado con maestría, en una temporada hecha por y para los fans, plagada de guiños, de respuestas y de referencias. Un final que ha respirado veracidad (ese distanciamiento en su amistad ha sido tan real que ha dolido), haciendo que cada uno de los episodios que hemos acompañado a la pandilla del McLaren´s haya merecido la pena.
"Como conocí a vuestra madre" se ha despedido por la puerta grande, con sonrisa en la boca y lágrimas en los ojos. Pocas series pueden decir lo mismo.

2 comentarios:

varyamo dijo...

A mí lo único que no me gustó mucho es que se tiraran 3 temporadas evolucionando a Barney para luego en 5 minutos "resetearlo" :/

Por lo demás muy bien, y estoy empezando a pensar que solo nos ha gustado a los que todavía disfrutábamos con la serie :/

2 de abril de 2014, 18:07
Un telespectador más dijo...

Varyamo, yo lo veo de lo más normal. Por mucho que haya cambiado dentro de su relación con Robin, fuera de ella sigue siendo el mismo. Es más, quién no se da a la vida loca tras romper con la pareja? jajaj Sin embargo, el otro cambio, con su hija, ya es de no retorno.

Estoy contigo en eso, solo le ha gustado a los que seguíamos siendo fanas de la serie a estas alturas.

Saludos!

2 de abril de 2014, 21:08