3 dic. 2013

The Walking Dead: Lo que no te mata te hace más fuerte


El final de la primera mitad de la 4ª temporada de "The Walking Dead" ha dinamitado la ficción por los cuatro costados. Tras dos temporadas luchando por convertir la presión en un hogar (con su granja, su huerto, su estructura organizacional...) hemos visto como todo volaba por los aires primero a causa de una enfermedad viral que puso en peligro a todos los protagonistas, y segundo con el regreso del temido Gobernador.
Los primeros episodios no situaron en ese casi idílico lugar en el que sus máximas preocupaciones eran asegurar la valla y enseñar a los niños a defenderse en secreto. Pero poco tardó en llegar la primera amenaza, en forma de virus, que debilitaba la estructura societaria que estaban creando. Fue ahí cuando Carol decidió dar un paso al frente, pensando en el grupo pero no por el grupo, ya que sus acciones siempre serían condenadas a ojos de cualquiera. Interesante dilema el que nos mostraron durante esos episodios, evidenciando la evolución del personaje y la madurez de la ficción. Luchar por mantener viva la esperanza o salvaguardar la supervivencia a toda costa.

Aun con la crítica situación que atravesaban Rick continuaba aprendiendo a delegar responsabilidades, a no echarse el grupo a la espalda, a consensuar la toma de decisiones. Hasta que regresó el Gobernador para echar por tierra todo el trabajo. Dos episodios bastaron para mostrarnos que no había cambiado, que seguía siendo ese hombre con ansias de poder capaz de cualquier cosa por conseguir lo que se propone. Lo vimos preocupándose de nuevo por alguien, algo que avivó todavía más el fuego de su interior para llevarlo a por todos y a por todas. De ese modo nos ofreció una mid-season finale de infarto en la que cualquier cosa podía pasar.
Rick y los suyos aguantaron sus investidas (tanque incluido) como pudieron y, aunque hubo bajas en la batalla, lograron salir casi todos ilesos. Ay, como duele ese casi todos, porque precisamente quien muere es quien menos lo merece (y por eso lo hacen, tocando las teclas adecuadas para emocionar al espectador).

Ahora, con la amenaza del Gobernador superada, veremos cómo se reagrupan los protagonistas y qué nuevo destino les espera. Han caminado ya un largo camino juntos y después de todo lo que han superado cada vez se van haciendo más fuertes, aunque las pérdidas se vuelvan también cada vez más dolorosas.

"The Walking Dead" ha metido la directa. Sabe lo que su público quiere y no duda en ofrecérselo, por lo que no extraña que sus audiencias continúen creciendo a estas alturas del show. Le queda mucha vida a la serie, y mientras mantenga el nivel bienvenida sea.