21/11/2012

Mis series de la temporada (II): Dramas de network

 Continuando con el repaso a mis series de la presente temporada que ya comencé la semana pasada, hoy toca el turno de repasar los dramas que sigo de las networks americanas, que no son pocos, aunque eso si, mucho menos satisfactorios como los que ya he repasado del cable.

- Nashville: Uno de los mejores pilotos de esta temporada se ha ido diluyendo un poco con el paso de los capítulo, sobre todo por las tramas cansinas de la rubia, su novio y su presunto enamorado. Parece que su novio comienza a tener chicha, pero de no ser así que eliminen esas tramas, porque lastran el conjunto.

- Once Upon a Time: La segunda temporada de la serie de ABC no termina de convencerme, más que nada porque la veo como una forma de estirar la historia manteniendo separados a sus protagonistas. Que lo están llevando bien, si, pero a mi no termina de gustarme como lo están haciendo.

- Glee: Una de las que tenía claro que iba a abandonar el pasado año y con la que me encuentro disfrutando como en sus mejores tiempos. Los nuevos alumnos no llegan todavía a interesarme, pero al menos las tramas de los ya conocidos me atraen lo suficiente como para continuar. Y si encima me homenajean "Grease" qué más les puedo pedir.

- Revenge: Otra que su segunda temporada planteaba muchas dudas, y aunque "La Iniciativa" no termine de encajar del todo con la premisa de la serie (siempre en mi opinión, claro), siguen ofreciéndonos esas altas dosis de hijoputismo que tanto nos gustaron en su primer año.

- Nikita: Aqui viene uno de mis próximos abandonos, ya que a pesar de que siento mucho cariño hacia todos sus personajes no tienen nada más que ofrecernos en esta nueva etapa. La temida cancelación pesó sobre ellos el año pasado y ante ello decidieron acelerar tanto la trama que ahora ya no les queda hacia donde tirar. Una lástima.

- Fringe: No puedo decir que estemos ante una de las mejores temporadas de la serie, sobre todo porque está funcionando a modo de epílogo bastante desconectado con todo lo anterior, pero aun así siguen profundizando en los personajes como en sus tiempos más destacados, por lo que merece la pena seguir aquí semana tras semana, y más ahora con todo el asunto de Peter.

- Arrow: No tenía ni intenciones de darle una oportunidad pero las buenas críticas me animaron a ello y lo cierto es que da lo que se le pide: entretenimiento. El problema para mi es su carácter tan marcadamente procedimental, por lo que puede que le siga la pista de lejos más pronto que tarde, ya que la trama que más me intriga, la de la isla, parece que tardará lo suyo en avanzar.

- The Vampire Diaries: Siempre ha sido una de mis niñas mimadas de la parrilla, y con esta cuarta temprada están demostrando porqué: buenos hilos argumentales, nuevos temores a los que enfrentarse, conflictos internos en multitud de personajes y un ritmo que, aunque más pausado de lo normal, me tiene atrapado una vez más.

2 comentarios:

SerieAdikta dijo...

No se qué le veo a Nashville, pero no me llama, dudo si la empezaré a ver. Nikita hace tiempo que la abandoné, con Once Upon a Time me quedo dormida en cada capítulo de esta temporada y.. ¿qué de cir de Arrow? Sea por lo que sea, me tiene enganchadísima.

23 de noviembre de 2012, 10:50
Mariana dijo...

Tengo que confesra que miro Nashville por Connie Britton, me parece una actriz genial.

Con respecto a OUAT, no se, creo que dió giro esta temporada que le permite jugar más con la fantasía. Por ahora, me gusta. creo que ahcía falta algo así.

28 de noviembre de 2012, 5:18