13 abr. 2012

Bendita Star Wars


Una de las mayores señas de identidad de la comedia de los chicos del McLarens siempre ha sido la particular forma de contar sus historias, mediante elipsis, saltos en el tiempo tanto hacia delante como hacia atrás...en definitiva, juegos temporales. Lamentablemente, y coincidiendo con el bajón sufrido por la serie, esta característica tan distintiva se fue dejando un poco a un lado en favor de otras técnicas.
Nunca se llegó a perder completamente, pero episodios como el del pasado lunes "Trilogy Time" demuestran porque merece la pena seguir con How i met your mother tras 7 temporadas a sus espaldas, todo un regalo para los fans y un zas! en toda la boca a los que la acusan de falta de ideas.

El episodio nos muestra una de las tradiciones de Ted y Marshall, y más tarde también de Barney, que consiste en ver la trilogía de la Guerra de las Galaxias una vez cada tres años. A través de lso diferentes viajes en el tiempo vamos conociendo cómo se forjó la tradición en la universidad y como cada vez que se disponían a verla imaginaban cómo serían sus vidas pasados 3 años. Esta es la excusa para mostrarnos cómo han ido cambiando (o no) sus sueños y sus metas, y por tanto los personajes, pero también ha sido un homenaje a todos los seguidores haciéndonos recordar en esos saltos diferentes épocas de estos 7 años (los primeros momentos del romance Ted-Robin, la ruptura temporal de Marshall y Lily, el proyecto de rascacielos de Ted, Robin y Barney juntos ocultando su relación...).

Además de la gracia de llevar a cabo tantos saltos temporales (hacia atrás para situarnos en cada año que tocaba ver la película, pero también hacia delante en cada ensoñación sobre como sería su vida futura) no han perdido el humor en ningún momento, ofreciéndonos no solo un capítulo especial por su estructura, sino uno tremendamente divertido, devolviéndonos al tándem formado por Marshall y Ted más entrañable, que sinceramente ya se echaba de menos (y a un Barney hilarante muy bien dosificado).

Por si fuera poco encima han avanzado en las tramas generales de la temporada, con Barney dándose cuenta de que por fin está dispuesto a mantener una relación adulta y con Ted asumiendo que quizás no deba buscar de forma tan incansable el amor de su vida, porque las cosas no le están funcionanod como él cabría esperar. Aun con esto, vemos como dentro de 3 años ya acude a la próxima cita con Star Wars con su hija en brazos.

Como veis, toda una maravilla de episodio, entre los mejores de la serie, demostrando que todavía tiene mucho y bueno que mostrarnos a pesar de su largo recorrido, y lo que es más importante, que todavía alberga la capacidad de sorprendernos.