12 jun. 2008

Dexter: 2ª temporada

A decir verdad, antes de empezar a ver la segunda temporada de Dexter no las tenía todas conmigo, la primera temporada había sido brillante y, sinceramente, no pensaba que pudieran mantener el nivel. A día de hoy he de reconocer que me equivocaba, y tanto que me equivocaba!

En esta temporada la trama se centra en la búsqueda de El asesino de la bahía Harbor, que no es otro que Dexter, y en como éste se las arregla para no ser detenido.

Es por esto que todo da un giro de 180º en estos 12 capítulos: Dexter deja a Rita, entra en escena Lila, llegan numerosos agentes del FBI con Lundy al frente y Doakes acecha cada vez más a nuestro protagonista.

Sin duda uno de los grandes aciertos de la temporada ha sido la incorporación de Lila, un personaje muy carismático, capaz de conseguir todo lo que se propone. Desde el principio era una persona muy inquietante y misteriosa, que ha ido evolucionando hasta llegar a convertirse en uno de los motores de esta temporada. Eso si, he llegado a odiarla...
Por otro lado Doakes también ha cobrado mayor protagonismo, primero por su agobiante (y esta es una palabra que define bien lo que ha sido esta temporada) espionaje, y posteriormente por su creciente importancia en el caso. Me ha gustado mucho la manera con la que han llevado el tema, mientras Dexter intentaba inculparlo en las pruebas paralelamente Laguerta intentaba demostrar su inocencia. Por no hablar de las buenísimas conversaciones que han mantenido entre ambos en los episodios finales, demostrando que en el fondo Doakes también tiene su corazoncito.
Deb en su línea, genial como siempre, tanto en la relación con Lundy como con el chico del gimnasio, sigue con su especial relación con Dexter (cada diálogo entre ellos siempre tiene algo) y en esta temporada, su rivalidad con Lila ha provocado momentos memorables.

Finalmente todo ha vuelto a la normalidad, Dexter sigue libre, y más vivo que nunca: se deshizo de Lila, retomó su relación con Rita y las sospechas sobre él han quedado disipadas. ¿Qué nos depapará la tercera temporada? La respuesta dentro de 3 meses en Showtime.

8 comentarios:

Sunne dijo...

de esta temporada me encantó Lila (spin off, ya!!), pero a Dexter lo vi flojillo en general, espero que en la tercera retome el color rojo.

12 de junio de 2008, 20:39
Moltisanti dijo...

A mi me gusto aun mas esta que la primera, la vi mas emocionante, con mejores tramas para los secundarios y con un Dexter en plan estelar. Ademas las nuevas incoropraciones ha nsido formidables, Lundy ha sido un descubrimiento y Lila, es Lila. Yo estoy deseando ver por donde nos lleva la historia en la nueva temporada...

Cada vez tienes mas series en tu curriculum, eso es bueno amigo Telespectador, eso es muy bueno XD.

13 de junio de 2008, 0:51
Pocoyó dijo...

absolutísimamente de acuerdo en todo contigo :)

13 de junio de 2008, 0:57
fon_lost dijo...

grandisima segunda temporada, de grandisimo nivel. grandisima Lila, y grandisima su desaparicion. grandisimo dexter. grandisimias ganas de que empieze ya la nueva temporada.

13 de junio de 2008, 15:24
Ánade dijo...

Para mí Lila es uno de los personajes más profundos e interesantes desde hace muuucho tiempo. :)

La segunda temporada fue perfecta en todos los sentidos. Muy pocas series pueden contar con una temporada tan redonda.

14 de junio de 2008, 11:21
Xavi dijo...

Buenísima la 2ª temporada de Dexter. De hecho ahora estoy pensando y dándole vueltas a ver cómo nos sorprenderán los guionistas en la 3ª temporada, porque realmente no se me ocurre nada. Un saludo!!

15 de junio de 2008, 22:55
Eldemo dijo...

A mi la segunda temporada me ha gustado muchísimo más que la primera. Estoy deseando que empiece ya la tercera para saber por dónde van a tirar ahora. Eso sí, no sabes cómo he acabado odiando a Lila. Menos mal que al final la mató porque cuando veía que escapaba me puse malísimo!
Y Rita me ha gustado mucho más que antes, ya no es la mojigata de la primera temporada!

16 de junio de 2008, 17:07
Anónimo dijo...

A mi ya me gustaba Dexter en la primera temporada y me pasaba como a tí, que la segunda me daba miedo. Es decir, temía que no estuviera a la altura. Pero desde luego sí lo está. Me encanta el personaje de Lundy, mantiene todo el tiempo la tensión, pisándole los pies a Dexter sin saberlo. Eso da mucho morbo. Y hablando de morbo, que decir de la relación que tiene con Deb. Nunca me pareció muy buen actor Keith Carradine, pero en esta ocasión creo que se ha hecho suyo totalmente el personaje. POr supuesto la actriz que interpreta a Deb es muy buena, refleja esa fragilidad del personaje escondido entre las rejas de una chica que va de dura, malahablada..parece una mezcla de Harry el sucio y una muñequita.

25 de octubre de 2008, 12:23