24 mar. 2012

Los patéticos habitantes de Storybrooke

Muchas veces ocurre que tenemos una serie con un buen planteamiento, original e interesante, pero que falla a la hora de llevarlo a la práctica, ya no solo a causa de los guiones, sino en gran medida por la interpretación que los actores hacen de sus papeles.
A mi modo de ver, esto es lo que le está sucediendo a Once Upon a Time. La revisitación de los cuentos clásicos es un buen punto de partida, sobre todo al entremezclarse con la realidad paralela en la que el tiempo se encuentra parado por la maldición. Una buena idea sobre el papel, pero que poco a poco se ha ido desmoronando.
El problema viene cuando nada, o casi nada, de lo que sucede en Storybrooke se sostiene. Ese es el gran fallo de la serie, el dichoso pueblo que vuelve a la gente subnormal perdida, porque todo lo del mundo fantástico siempre hace ganar enteros a los episodios (aun cuando ahí podemos ponerle uno y mil peros también).

El primer problema que tiene Once Upon a Time es su protagonista, la sosa de Emma, que va de tia dura con esa chaqueta de cuero roja que me temo que ni se quita para ducharse. No hay por donde cogerla a la pobre muchacha, es sosa, sin carisma y encima cansina con el tema de su hijo biológico, pero bueno, en este último tema no quiero ni entrar, que me enciendo con la doble moral de la serie al respecto (vamos a obviarlo pero que conste que es uno de los grandes errores achacables a la serie).
El segundo problema es la trama de Mary Margaret y David Nolan. Nosotros sabemos que están enamorados, la mujer de él sabe que están enamorados, tanto la alcaldesa como Emma saben que están enamorados, el pueblo entero sabe que están enamorados...¡¿por qué cojones no están juntos?! Que si, que entiendo que es una serie y hay que ir poco a poco, pero no se puede llegar al punto de que David admita que sigue con su esposa porque "tiene el recuerdo de haberla querido". ¡¡¡WTF!!! Ahora menos mal que lo están encauzando y están metiendo obstáculos más reales entre ellos, porque lo que estaban haciendo ya no era normal...
Y el tercero y ya último problema a comentar hoy, y que dejó en evidencia el relato de "La Bella y la Bestia", es la falta de dramatización de los personajes de cuento, y del escaso aprovechamiento de esa dualidad de los dos universos.

¿Por qué sigo con la serie entonces? Pues siendo sincero, ahora mismo me lo estoy planteando. He llegado hasta aquí porque disfruto con la revisión que se está haciendo de los cuentos, viendo cómo se entrelazan las historias, y porque soy bastante fan de la relación entre Blancanieves y el Principe Charming. Obviamente porque la reina es muy grande, aunque no la estén explotando como deberían. Pero ahora ya la parte de Storybrooke comienza a pesarme demasiado, aburriéndome soberanamente. Y si encima no me lo compensan en el mundo de fantasía, con tostones como el de el hada y el enano mal vamos.

Por esto ahora me encuentro en dudas de qué hacer con la serie, porque ya en el último llegué incluso a quedarme dormido, así es que lo mejor será darle un par de episodios de margen, o como mucho hasta la season finale y ya después decidir qué hacer con ella. Eso si, es necesario una buena mano de brocha y pintura, porque lo que podría haber sido una serie genial se está quedando en regulera.

P.D: Al hilo de este tema decir que tiene bastante buena pinta la versión que se encuentra preparando Antena 3, con un cast cuanto menos llamativo. Pero es lo que comentaba al principio, lo que tiene buena pinta sobre el papel no necesariamente brilla en su ejecución.

4 comentarios:

satrian dijo...

Yo no me quejo de los personajes y sus actuaciones naif sigo pensando que son parte de un cuento y actuan más o menos como en los cuentos, aunque es cierto que algunas tramas les estan dando demasiadas vueltas, creo que ha perdido mucho gancho desde su estreno pero de momento no me aburre.

24 de marzo de 2012, 10:31
Manganxet dijo...

En fin... voy a ser esa persona asquerosa y repelente que sale con lo de "Os los dije desde el cuarto episodio" xD

24 de marzo de 2012, 12:39
LiPooh dijo...

Yo tampoco me quejo de los personajes. Los compré ya así así que acepto como son. Pero si encuentro que ha perdido gancho en cuanto a las tramas. No me gusta como las están desarrollando y como meten con calzador muchos cuentos. Ahí es donde les encuentro el gran pero.

Yo la sigo principalmente por Mary y David/ Blancanieves y el Principe Charming y por la alcaldesa, aunque ahora sea esporádicamente.

Saludicos.

PD. La verdad es que me pica la curiosidad por ver la de Antena 3...

26 de marzo de 2012, 10:42
fon_lost dijo...

Jajajaja "vuelve a la gente subnormal perdida". Pero que refan que soy! De momento no he llegadi a ese punto de odiar a sus personajes, pero es muy cierto que la historia entre María Margarita y David se está haciendo eterna (y mira que soy fan de la historia de sus yo en los cuentos). El capítulo de los enanos fue la muerte absoluta...pero los de Caperu y el Sombrerero Loco han sido muy grandes. Y a Regina hay que exprimirla al máximo, que queremos mucha más maldad (en cambio, a Mr. Gold, mejor tenerlo en dosis pequeñas, que le hacen más interesante).

28 de marzo de 2012, 22:08