2 sept. 2008

Un pastel muy dulce

Supongo que no le voy a descubrir nada nuevo a nadie, pero acabo de terminar el dulce pastel que Ned nos ha preparado a lo largo de la primera temporada de Pushing Daisies, y lo cierto es que a pesar de ser un postre tan dulce no ha llegado a resularme empalagoso.

El género policiaco-detectivesco da una vuelca de tuerca con los poderes de Ned, un joven que revive a los muertos con solo tocarlos pero que si pasado un minuto no vuelve a tocarlos causará la muerte de la persona más próxima.
Este peculiar don le ha causado algun que otro problema, como la resurrección y posterior muerte de su madre, o la del padre de su amada Chuck (fruto de la resurrección anterior). Pero no solo le acarrea problemas, sino que aprovecha su poder para resolver los más inverosimiles crímenes de la mano de el detective privado Emerson Cod, un austero cazarecompensas.

Los casos a investigar siempre son de lo más curioso, con tramas como la del 1x03 con coches que funcionaban con Dientes de León o la del 1x07 con el tema de los olores, y siempre con soluciones muy bien llevadas.

Pero lo más interesante no son los casos policiacos, sino la preciosa historia de amor entre Ned y la resucitada Chuck, ya que ambos no podrán tocarse nunca ya que causaría la muerte para siempre de ella.
Su historia está muy bien hilada desde la niñez, ambos enamorados desde los 9 años (nosecuantos meses, nosecuantas semanas y nosecuantos minutos, como em recuerda en esto a Amelie con los gustos de los personajes, ademas de por la estética de cuento) y por fin juntos tras 20 años, pero con un gran obstáculo insalvable entre ellos.

En cuanto a los personajes secundarios destaca Olive Snook, camarera del Pie Hole y enamorada de Ned. Tiene una personalidad muy especial, y la forma de asumir el amor entre éste y Chuck me parece muy bonita, anteponiendo la felicidad de Ned a sus sentimientos.
Puntazo el momento Grease proclamando su amor a los 4 vientos.

Por otro lado, las tias con las que se crió Chuck, Vivian y Lily centran la trama secundaria, Chuck intenta mediante pasteles llevados por Olive que ambas sean felices y vuelvan otra vez a su gira como "las nenas sirenas". Ambas tienen personalidades muy peculiares regalándonos momentos muy divertidos como el transplante de ala loro-paloma o los diversos parches de tia Lily.

El personaje de Emerson aporta el toque de humor negro que contrasta con el ambiente dulce que respira la serie, siempre con un comentario irónico y mordaz acorde con cada situación. Pero tars esa fachada de duro, se esconde una personalidad muy tierna, como bien ha desmotrado en los dos capítulos finales con el reencuentro con Ned tras salir de la cárcel o con el tema de su hija.

Si tuviera que destacar algo de esta primera temporada serían los momentos románticos qeu los protagonistas nos han regalado, como el baile con los trajes de apicultores, el momentos guante en el cristal del coche o el beso de la fotografia.

Si bien es cierto que la serie puede llegar a cansar, tanto los histriónicos casos como la evolución de la historia de amor han logrado mantener el interés, con buenos cliffhangers en los capítulos finales hacen de ella una serie recomendable, sin duda una de las revelaciones de la pasada temporada.

7 comentarios:

Sunne dijo...

lo único que salvo son los momentos entre ned y chuck, el resto muuuuuuuuy empalagoso. no tengo en vista ver una segunda temporada

2 de septiembre de 2008, 19:36
Moltisanti dijo...

El piloto me encanto, luego la serie me canso muchisimo (era siempre lo mismo) y al final se puso un poquito interesante. Rresultado, estoy expectante porque puede que la segunda temporada me enganche o me haga dejarla en el olvido.

Siempre dire que esta serie tiene mas que sacar en provecho en forma de pelicula. 90 minutos de Pushing Daisies hubiera sido un pastel maestro pero en forma de serie corre el peligro de terminar dandote un empacho.

2 de septiembre de 2008, 20:46
Crítico en Serie dijo...

Los momentos Ned y Chuck son preciosos, pero justamente en ellos reside parte de la empalagosidad que se le recrimina a la serie. Pero yo estoy como tú, telespectador, creo que es una buena serie. Y precisamente no recuerdas el que para mí es el mejor episodio, el del pasado de Olive, a partir del cual fui cogiéndole un cariño a este personaje, que ahora ya no sé a qué fémina prefiero. :D

2 de septiembre de 2008, 20:48
Ánade dijo...

Es cierto que Ned y Chuck pecan de empalagosos, pero es que son taaan adorables. Aunque, por supuesto, mi favorita siempre será Olive, y coincido con Crítico en que el mejor episodio de la primera temporada es en el que descubrimos su pasado.

Tengo muchas ganas de ver la segunda temporada. ;)

2 de septiembre de 2008, 23:08
ALX dijo...

A mi me echó atrás que fuese una serie de capítulos autoconclusivos. Y eso que toda su ambientación me llamaba mucho la atención, pero muchos comentarios que leí la tildaron de aburrida, por lo que nunca me he llegado a poner con ella.

3 de septiembre de 2008, 0:14
AG dijo...

Aunque he oído bastante sobre ella, no tengo la intención de seguirla, me da una terrible pereza.

3 de septiembre de 2008, 11:10
Eldemo dijo...

Yo no pude pasar del primero, lo siento, demasiado empalagoso para mi gusto.

3 de septiembre de 2008, 13:58